DACA/DREAM Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Conservadores Tratan de Eliminar DACA Usando las Técnicas que Eliminaron DAPA

USEE – nov
Miembros de USEE trabajan para avanzar los intereses de los DACA. Foto cortesia de USEE
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Después de que los esfuerzos por aprobar un paquete de reforma migratoria fueron desechados en el Congreso, el presidente Obama buscó en 2014 replicar el modelo de protección de deportación que utilizó para los jóvenes inmigrantes indocumentados en otro segmento de la población inmigrante: padres de ciudadanos y residentes legales.

Así se creó DAPA.

Pero los opositores a la inmigración rechazaron vehementemente la creación del proceso llamado Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres (DAPA), que buscaba proteger a los padres de residentes legales y ciudadanos de la misma manera que estaba protegiendo a unos 800,000 beneficiarios de DACA.

El Instituto de Política de Migración calculó que 3.7 millones de padres de residentes legales y ciudadanos habrían sido cubiertos por la implementación de DAPA, más una extensión de DACA, si DAPA-DACA+ hubiese sido implementada.

Los estados conservadores dirigidos por el Fiscal General de Texas Ken Paxton presentaron una demanda contra la administración de Obama en aquel entonces. En febrero de 2015 recibieron una orden judicial de bloqueo temporal, mientras que los tribunales decidieron el destino del programa. Paxton y los estados conservadores pudieron acelerar la consideración del caso hasta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

Escribimos sobre esto en nuestro blog con Lacey and Larkin Frontera Fund.

La demanda está presionando para traer nuevas voces de oposición a DACA siguiendo los pasos de la Corte Suprema.

La Corte Suprema votó una decisión dividida de 4 a 4, que revertió automáticamente el caso a la decisión del tribunal inferior. Dado que el tribunal inferior también estaba en un circuito conservador y había votado en contra, el proceso de DAPA fue asesinado en junio de 2016.

Ahora, los participantes en la terminación del programa DAPA están replicando la fórmula para tratar de matar al programa de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), que protege a los jóvenes inmigrantes de la deportación y les da la oportunidad de trabajar en los Estados Unidos.

Usted leyó esto aquí antes. Paxton nuevamente reunió a los mismos siete estados conservadores e irónicamente presentó una demanda contra la administración Trump por mantener vivo el programa DACA (la administración de Trump ha hecho todo lo que está en sus manos para eliminar a DACA, pero varios tribunales la han obligado a reiniciar el programa).

Puedes leer la demanda aquí.

La comunidad está lista para estas maniobras legales. La organización MALDEF (Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicano-Estadounidense) respondió presentando una moción para oponerse a la demanda. Introdujo las historias y el testimonio de 22 beneficiarios de DACA que comparten sus logros y afirman los efectos positivos y transformadores de DACA.

DACA resulta en buena política pública que fomenta una fuerza laboral talentosa en los EE. UU. en todos los niveles, desde médicos, educadores e ingenieros hasta técnicos y trabajadores manuales. Todos necesitamos a todos estos jóvenes.

Los abogados de MALDEF han llamado a la demanda una “demanda colusoria”.

Tres cortes federales ya han bloqueado los esfuerzos del presidente Trump para destruir DACA, y los jueces se han puesto del lado de los jóvenes inmigrantes. El Tribunal Supremo se ha negado a escuchar el primer caso, dejando la decisión del tribunal inferior en su lugar. La demanda anti-DACA está presionando a los tribunales a traer nuevas voces de oposición a DACA a las puertas de la Corte Suprema de la nación.

Algunos analistas están especulando que esta nueva demanda anti-DACA por parte de los estados conservadores podría dividir a los Estados Unidos, cerrando el proceso en algunos estados y mantener a DACA con vida en otros.

Paxton sabe lo que está haciendo. Él ha entablado la demanda en tribunales muy conservadores con jueces muy conservadores que probablemente crearán diversas órdenes y mandatos contrarios a las órdenes de otras cortes, a expensas de los beneficiarios de DACA.

Thomas Saenz, presidente y consejero general de MALDEF, afirmó que el caso de Texas no debe permitido de tener más importancia que las decisiones de otros jueces de California, Nueva York y el Distrito de Columbia. “En cierto sentido, es una carrera hacia las cortes”, dijo Saenz. “El primer caso presentado es donde debe resolverse el problema”.

Estas maniobras legales sólo aumentan las posibilidades de que el caso vaya más rápido al Tribunal Supremo.

Los observadores legales señalan que la Corte Suprema debe considerar los daños que la terminación del programa causará no sólo a los inmigrantes indocumentados, sino también a sus hijos, hijas, cónyuges, etc. ciudadanos de los Estados Unidos de América.

Han pasado seis años desde que se aprobaron las primeras solicitudes de DACA, y los beneficiarios han estado invirtiendo en los EE. UU. a través de casas, negocios, automóviles, etc. y fortaleciendo sus raíces en el país. Eso se podrá demonstrar fácilmente en las cortes.