Archivos de Arpaio

Arpaio es Bombardeado por Preguntas del Juez Durante Audiencias de Desacato a la Corte

surrender Arpaio
Foto: Frontera Fund
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Siempre que el juez federal G. Murray Snow hace preguntas al Sheriff Joe Arpaio durante el juicio el desacato continuo del Alguacil, todo tipo de músculos se contraen en la mesa de la defensa.

Y por una buena razón. El Juez Snow conoce el caso mejor que nadie. También recuerda en detalle lo que la gente dice en su corte, y él ciertamente recuerda lo que les ha ordenado hacer.

El jueves, con Arpaio en el estrado y con los abogados de los demandantes habiendo completado el cuestionamiento del Alguacil, el Juez Snow trajo a colación el testimonio del 23 de abril de Arpaio en su corte.

Fue entonces cuando el Juez Snow le preguntó acerca de la operación de Seattle por primera vez y Arpaio, de mala gana, como un niño travieso frente a un papa con un cinturón en mano, aceptó el hecho de la contratación de un informante confidencial llamado Dennis Montgomery para investigar una conspiración que supuestamente involucra el propio Juez .

Arpaio quiere hacernos creer que Montgomery, los dos detectives y un civil que él mandó a Seattle para cuidar al supuesto gurú de la informática, estaba investigando la recolección electrónica ilegal de registros bancarios de los ciudadanos estadounidenses por el gobierno de Estados Unidos, 150,000 en total, de los cuales Arpaio y Director Adjunto Jerry Sheridan afirman eran del condado de Maricopa.

La evidencia – que incluye un fax de Montgomery a Arpaio en noviembre del 2013, un memorándum escrito por Arpaio, el testimonio del ex abogado de Arpaio Tim Casey, y los testimonios y declaraciones de losdetectives MCSO – dice lo contrario.

Arpaio y sus abogados pueden pensar que esa historia de portada involucra a las 150,000 “víctimas” (uno de los cuales era el mismo Juez Snow) da a Arpaio un argumento plausible.

Pero cada vez más, el cuento está dando Arpaio y Sheridan una argumento no plausible.

De hecho, se espera que uno de los investigadores de Seattle, el sargento Travis Anglin, será juramentado para testificar. Anglin fue uno de los pocos agentes del MCSO con los cojones para desafiar a Arpaio directamente sobre la investigación de Seattle. Él se retiró de la investigación como resultado de esa discusión.

Presta atención al testimonio de Anglin el cual producirá un terremoto, si sube al estrado como está previsto.

Pero volvamos al Juez Snow, quien le recordó a Arpaio que alrededor del 23 de abril, cuando ordenó a Arpaio “dos o tres veces” reunir y conservar todos los registros y datos relativos a la investigación de Seattle para que fuera recogida por el monitor de la corte.

El Juez Snow le pregunto al Alguacil: “¿Qué hiciste para implementar mis órdenes?”

Los titubeos comenzaron y nunca dieron tregua.

“Yo no sé a quién se lo dimos,” replicó Arpaio.

El Alguacil dijo que “pudo haber” hablado con sus abogados al respecto, específicamente, Michele Iafrate, quien ha sido un refuerzo en este juicio en los últimos tiempos, cediendo el lugar de defensa al abogado John Masterson de Jones, Skelton, Hochuli.

¿Quién otro más que Iafrate?, se preguntó el Juez Snow

Um, um, um.

¿Hablo él con Sheridan?

“Pude haberlo hecho,” Arpaio titubeo. “Yo pensé que todos sabían de esa órden.”

Tú sabes, como por osmosis o telepatía.

¿Sabía Arpaio de que el MCSO tenía 50 discos duros de datos de Montgomery, los cuales Montgomery había adquirido durante su tiempo como subcontratista con la CIA?

Después de todo, el Alguacil sabía que sus investigadores habían llevado las unidades de disco duro a DC para mostrarlos a un ex juez de la corte de la Ley del Servicio de Inteligencia Foranea, y luego los llevó de regreso a Phoenix, ¿verdad?

“Probablemente sí,” dijo Arpaio con un susurro. “Yo no sé.”

Esos 50 discos duros habían estado asentados en las secciones de propiedad y evidencia en las instalaciones de MCSO, ocultos bajo un título de informe “propiedad encontrada”, presentado por el detective Brian Mackiewicz, uno de los investigadores de Seattle. El monitor de la corte se enteró de la existencia de los discos duros en julio, y el Juez Snow ordenó a los Marshals de los Estados Unidos a confiscarlos.

Arpaio insistió “quería que la orden  [de Snow] se llevara a cabo,” pero el aceptó que él  “no escribió ningún memorándum ” o ninguna comunicación oficial.

¿Así que el solo “asumió” que otros actuarían?  Preguntó Snow

“Yo creo que todos sabían,” Arpaio otra vez dijo de sus lacayos.

El Juez Snow entonces se dirigió sobre la línea de tiempo de la investigación Seattle, estableciendo que la mayoría de los documentos incriminatorios, como la gráfica de flujo de la falsa conspiración, eran bien conocidos por Arpaio, tan recientemente como noviembre 2013 y durante el 2014.

El diagrama de flujo representa graficamente una conspiración paranoica contra Arpaio, con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y el ex titular estadounidense de Justicia, Eric Holder en el centro – literalmente, en rojo – con flechas múltiples, algunas implicando a la firma de abogados Covington and Burling,  la cual se asoció con la Unión Americana de Libertades Civiles – ACLU- en el caso subyacente de derechos civiles, Melendres v. Arpaio.

El diagrama de flujo también afirma que el servidor de los sistemas de la firma Jones Skelton  había sido violado por el Departamento de Justicia.

El sheriff dijo que creía que en la época que vio la gráfica de flujo fue cuando Sheridan les ordenó a los detectives en Seattle que no investigaran al Juez Snow.

Sin embargo, dijo el Juez Snow, “Sabías que Montgomery me había estado investigando” en abril de 2015, cuando Arpaio testificó acerca de la investigación de Seattle.

Arpaio negó la acusación del Juez.

“Yo no creo que le estábamos investigando,” el Alguacil le dijo al Juez Snow. “Usted apareció en un diagrama de flujo. Yo no llamo a eso una investigación.”

El siguiente en testificar fue el teniente del MCSO Joe Sousa, ex jefe de la tristemente célebre Unidad de Contrabando Humano.

Sousa pasó esencialmente la culpa arriba de la cadena alimentaria, señalando a sus superiores por incumplimiento a la orden judicial preliminar de Snow, la cual ordenaba al MCSO no hacer cumplir las leyes federales de inmigración civil.

El teniente dijo que había sido objeto de una investigación interna sobre el fracaso del MCSO de seguir con la orden del Juez Snow del 2011. Inicialmente, se enfrentó a 40 horas de suspensión, lo cual se considera “importante castigo.”

Pero Sousa después apeló al subjefe supervisor sobre la decisión, Mike Olson, señalando que eran sus jefes en el MCSO los responsables de lo que él decia era dejar caer la pelota.

Olson estuvo de acuerdo con Sousa, contestándole al teniente: “Tus jefes te han fallado.”

Olson también era el oficial designado por Arpaio para analizar acciones disciplinarias en contra de su superior, el Jefe Adjunto Sheridan. A pesar de su declaración ante Sousa, Olson dejó a Sheridan libre de culpa y Sheridan esquivó acciones disciplinarias

De hecho, nadie fue hecho responsable por la falla de implementar la orden judicial del Juez Snow.

En cuanto al testimonio de Casey la semana pasada en el juicio el desacato, y la declaración del abogado que había desarrollado una frase corta para explicar el mandato del Juez a los agentes del MCSO, llamada “detención o liberación”, Sousa dijo que Casey nunca le habló de AOR.

La primera vez que oyó hablar de ella fue en la corte del Juez Snow, cuando Casey testificó, Sousa declaró, indignadamente.

Previamente el jueves, Arpaio también jugó el juego de culpar al abogado, cuando dijo que “pude haberle dicho” a Casey acerca de su “plan alternativo” de entregar los inmigrantes indocumentados a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, si la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas se negaban a tomarlos.

¿Qué le dijo el abogado Casey sobre el plan “B” de Arpaio? preguntó el abogado de los demandantes Stanley Young

“No obtuve un sí o un no,” dijo Arpaio.

Fuera de la corte, le pregunté si la firma de abogados Masterson Jones, Skelton representaba al “comandante” voluntario de “casos fríos” Mike Zullo, ya que la defensa argumentó recientemente que la citación “de los demandantes en contra Zullo había sido demasiado amplia.

Masterson indicó que, sí, Jones, Skelton representaba a Zullo – pero sólo en el sentido de que Zullo, como miembro voluntario, estaba siguiendo la dirección de Arpaio, y por lo tanto, bajo la autoridad del Alguacil.

Para las últimas noticias sobre las audiencias de desacato a la corte por Arpaio y MCSO sigue los  Tweets  @StephenLemons @fronterafund  y #ArpaioContempt

Publicado con permiso del Phoenix New Times