Archivos de Arpaio Noticias Frontera Fund

Arpaio Pudo Haber Gastado Un Millón de Dólares En Su Intento de Descalificar al Juez Snow

lemons_news_mc_inmates_1_
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Publicado con permisos del Phoenix New Times.

¿Qué tan lejos está dispuesto a ir el Alguacil Joe Arpaio para ensuciar, con una falsa teoría conspiratoria que tenía la intención de descalificar al Juez G. Murray Snow del gran caso de derechos civiles Melendres v. Arpaio?

Tan lejos al oeste como Seattle y tan lejos hacia el este como Washington, D.C.

Voy a llegar a la parte DC en un rato.

En Seattle, como sabemos, se alegó que el gurú de la informática Dennis Montgomery, a quien  MCSO (la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa, por sus siglas en Inglés) compró equipo de cómputo, realizó pagos en exceso de $ 120.000, y envió a dos agentes del alguacil y al voluntario de “casos fríos”, el mandamás Mike Zullo, con la esperanza de que Montgomery podía construir una conspiración que involucra al Juez Snow, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el ex Fiscal General Holder Eric, y muchos otros.

¿El costo total de esta investigación de más de un año? Mis fuentes estiman que es de cerca de 1 millón de dólares. Muchos de estos costos provenientes de fondos RICO.

En mayo de 2013, el Juez Snow encontró a Arpaio y MCSO culpable de discriminación racial en el caso Melendres. El Juez Snow finalmente ordenó una letanía de reformas para corregir la situación, y que se nombrara a un monitor de corte para asegurarse de que se lograran los cambios.

En septiembre de ese mismo año, Arpaio comenzó una investigación secreta sobre el Juez Snow, con Montgomery como un informante confidencial.

Fue una “investigación”  primero expuesta en junio de 2014. En enero de 2015, revelé que MCSO estuvo involucrado en una investigación por separado, igualmente falsa, sobre la esposa del Juez Snow donde el propósito de ambas investigaciones era buscar la recusación del Juez Snow.

Después de que Arpaio y su Jefe Adjunto Jerry Sheridan admitieron durante los procedimientos de desacato en abril de la existencia de estas investigaciones, insistieron que en realidad no fueron investigaciones de la esposa del Juez Snow o de la corte. Sin embargo, el abogado criminal de Arpaio, Mel McDonald, peticionó descalificar al Juez Snow.

McDonald hizo eso en Mayo, a pesar de que le dijo a la prensa de que no había razones para buscar el retiro de Juez Snow del caso,

McDonald, un ex fiscal federal, negó que la moción de recusación fuera una táctica dilatoria, la intención de eliminar otra ronda embarazosa de audiencias de desacato ya programadas para junio.

Sin embargo, eso es exactamente lo que McDonald ha logrado – un retraso.

El 10 de julio, como se había anticipado, el Juez Snow negó la moción de la defensa para la recusación, levantó un alto que había puesto en el descubrimiento de más información sobre los acusados, y permitió al monitor Robert Warshaw reanudar su supervisión de MCSO.

En su orden de 40 páginas, el Juez Snow utiliza las palabras y acciones de los acusados en su contra. Se refirió a las declaraciones hechas bajo juramento por Sheridan y Arpaio confirmando que lo que Montgomery les había dado a ellos era “basura” nada confiable.

Por otra parte, si Arpaio y Sheridan creyeron realmente lo que habían testificado, fue la lógica del Juez, ¿cómo podían ahora utilizar ese mismo material para descalificar el jurista?

En cuanto a la investigación sobre la esposa del Juez Snow, el entonces abogado de Arpaio Tim Casey finalmente llegó a la conclusión de que las reclamaciones relativas a las declaraciones supuestamente hechas por la esposa del Juez Snow – en el sentido de que el Juez despreciaba Arpaio y lo quería fuera de la oficina – eran “fundamentalmente defectuosas”.

Si Sheridan y Arpaio pensaban que el Juez Snow fue parcial basado en “rumores de terceros”, entonces ellos tienen la obligación de ponerlo en conocimiento del tribunal en un tiempo oportuno.

En cambio, el par se quedó con la investigación que Casey subcontrató a un detective privado a expensas del contribuyente.

El Juez concluye ahora, correctamente, que mantener la investigación 19 meses después de los hechos fue un intento de “manipular el proceso de recusación.”

En cuanto a la investigación de Seattle, Snow dice Arpaio y Sheridan “instigaron el ‘asunto Montgomery’” y contrataron a Montgomery como un informante confidencial “, al menos en parte, en un intento de desacreditar a este tribunal, vinculándolo a una conspiración especulativa”.

La moción de retiro del Juez era parte de una “manipulación estratégica” de la defensa, escribe el Juez, que ha logrado con éxito “estancar el descubrimiento adicional en los materiales que la investigación de Montgomery produzca.”

Ahora el proceso se reanudará, y una conferencia sobre el estado del caso está prevista para el 20 de julio.

(Nota: Cuando esta columna entró a la prensa, los abogados de Arpaio pidieron al Juez Snow detener las audiencias para que pudieran solicitar la intervención de la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones.)

Recuerde, Arpaio y Sheridan ya han admitido desacato civil de las órdenes de la corte. Todo lo que queda es para determinar si Arpaio y Sheridan actuaron “voluntariamente” y, por lo tanto, criminalmente.

Parece obvio para mí, pero el Juez Snow es particularmente deliberado. Si se llega a la conclusión de que no había “desafío intencional y la subversión de los esfuerzos de la corte para administrar justicia” el Juez Snow probablemente remitirá el asunto a la Fiscalía de Estados Unidos y a otro juez para la persecución penal.

En caso de ser declarados culpables, Arpaio y Sheridan podían pasar seis meses de la cárcel.

La gran ironía de la moción de recusación hecha por McDonald es que, como resultado de ello, el Juez Snow reveló varios correos electrónicos extraídos del descubrimiento a petición de la Union de Libertades Civiles -ACLU que indican lo desesperado que estaba MCSO en inventar una conspiración que involucra la corte del Juez Snow.

De hecho, los mensajes de correo electrónico, junto con las fechas, horarios y diagramas de flujo extraños, etiquetados “Sumario para Arpaio” muestran que, en contra de las declaraciones de ambos, Arpaio y Sheridan, MCSO estaba usando Montgomery para investigar al Juez Snow y al Departamento de Justicia, que tiene su propia demanda de abuso de poder perfil racial contra Arpaio programada para comenzar 10 de agosto en la sala del Juez Federal Roslyn O. Silver.

“El señor Montgomery necesita validación como un hombre que se ahoga necesita oxígeno,” Zullo dejó entrever en un correo electrónico, para luego añadir que, “a partir de esta fecha, nuestra experiencia en el trato con el señor Montgomery refleja lo que se ha escrito sobre él.”

En un quejumbroso e-mail de Montgomery fechado 29 de junio de 2014, el “genio de las computadoras de renombre” se queja de “demasiadas señales mixtas”, de MCSO, con el sargento Travis Anglin supuestamente pidiéndole “no producir información sobre el Juez Snow”, al tiempo que era “atacado por no producir información sobre el Juez Snow.”

Montgomery afirma que le dijeron, “Sheridan no quería ir delante del Juez Snow y ser acusado de tomar represalias contra el Juez.”

En noviembre de 2014, Brian Mackiewicz, el detective principal en la aventura de Seattle, llegó a la conclusión de que en los de 50 a 60 unidades de disco duro de datos que Montgomery había entregado a MCSO “no hay evidencia para apoyar las afirmaciones de Dennis Montgomery.”

Aun así, Mackiewicz y Zullo continuaron bombardeando a Montgomery y a su abogado, Larry Klayman, para sacarles información sobre el Juez Snow, aun hasta la víspera de la primera ronda de audiencias por desacato de corte en abril.

Esto, a pesar de las declaraciones de Maćkiewicz en un e-mail donde dice que ha cachado a Montgomery en “mentiras” y Zullo, en otro, afirma que Montgomery “necesita la validación como un ahogamiento hombre necesita oxígeno.”

Él no es el único.

El Juez Snow señala que el testimonio de Sheridan y de Arpaio sobre la investigacion de Seattle “puede haber sido al menos parcialmente inexacta.”

El par “continua contendiendo bajo pena de perjurio, que la investigación Montgomery nunca” había involucrado una investigación de la corte. ‘”

Y, sin embargo, los correos electrónicos y los diagramas de flujo con el nombre del Juez Snow cuentan una historia diferente, una que apunta a un posible falso testimonio por parte de Arpaio y Sheridan.

Para cubrirse, Montgomery fue llevado por el MCSO a la Oficina del Procurador General de Arizona para una tener “conversación libre”, cuando Procurador General del estado, Tom Horne, todavía estaba en el poder.

La oficina del Procurador General bajo Mark Brnovich lo ha confirmado, como ya he informado anteriormente. También, Sheridan reveló en su testimonio de abril que MCSO tenía “un juez de Washington… Un miembro de la corte [miembro del Acta de Vigilancia de Inteligencia Extranjera] en Washington, DC” revisando el material de Montgomery.

En el stand de los acusados Sheridan dijo que no podía recordar el nombre del juez.

Mackiewicz también afirma en uno de los correos electrónicos recientemente dados a conocer que MCSO puso a Montgomery frente a un juez federal en Washington DC.

Klayman se atribuye el mérito de obtener audiencia con el Juez en Washington, D.C. en un correo electrónico a Mackiewicz, afirmando que “no habría juez si no fuera por mí”, aconsejándole, “no meterse con Lamberth.”

¿Será este el alto juez federal Royce Lamberth C., quien una vez presidió sobre el tribunal de FISA (Foreign Intelligence Surveillance Act) y quien ha tenido a Klayman delante de él en los tribunales previamente?

Un miembro del personal del juez me dijo que Lamberth no tenía comentarios cuando llamé para preguntar acerca de posibles contactos del jurista con Montgomery.

Que un juez federal en Washington DC ayudara a un alguacil del condado con una investigación de otro juez federal,  el cual estaba supervisando el caso en el que el alguacil es el acusado, parece muy inusual, por decir lo menos.

El detective Mackiewicz fue más directo que el Juez Lamberth cuando lo llamé y me pregunté si Lamberth fue el juez en cuestión que se reunió con Montgomery.

Casi, casi…

“Vamos, Steve”, dijo. “Cuando camina como un pato, grazna como un pato, a veces es un pato”.