Archivos de Arpaio

Arpaio Testifica en las Audiencias de Desacato y Se Hace el Viejito

20150924_171254 (2)
Foto: Frontera Fund
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Yo he visto esta rutina tantas veces, que puedo predecir lo que el  Alguacil Joe Arpaio va a dejar salir de sus delgados labios.

Por la tarde del miércoles, Arpaio se sentó en el banquillo en las audiencias de desacato de la corte precedidas por el Juez G. Murray Snow. Y el confió en uno de sus trucos favoritos, que le he visto usar una y otra vez en las declaraciones de la corte.

Está el resfriado inevitable. Parece que siempre está enfermo cuando testifica. Y, seguro, después de que fue jurado a las 4:30 pm el día de su juicio él parecía acatarrado, su voz más grave de lo normal.

Su interrogador, el abogado de los demandantes Stanley Young, preguntó que cómo estaba.

“Estoy aquí”,  Arpaio replicó. “Eso es todo lo que importa.”

Lo mejor que puedo figurarme, es que es una táctica para ganar simpatía. Quizá el piensa que los interrogadores serán suaves con él, dado que el está (supuestamente) enfermo.

Entonces está la pantomima de viejito, donde él de pronto usa todos sus 83 años de vida en esta tierra, y otros más.

Arpaio le salió con esto al abogado Young, actuando como si no escuchara bien, o como si estuviera audicionando por la versión geriátrica de la película Dumb and Dumber.

El abogado Young estaba mostrando los video en la corte del archivo de relaciones públicas que el alguacil mantiene en su oficina. Esta videoteca de la vanidad concentra el asunto favorito de Joe, o sea, Joe mismo.

“A veces yo digo cosas que no quiero decir cuando estoy lidiando con la prensa”, Arpaio testificó.

Los videos son del 2012, posteriores a la orden judicial del Juez Snow de diciembre de 2011 en el gran caso de derechos civiles de ACLU Melendres v. Arpaio.

En la orden — que después fue reiterada por el Noveno Circuito de Apelaciones de los Estados Unidos y hecha permanente en el 2013 cuando el Juez Snow declaró que MCSO era culpable de ejercer perfil racial, Snow prohibió al MCSO de poner en práctica las leyes federales, civiles de inmigración.

Lo que quiere decir, que los agentes de Arpaio no podrían arrestar, detener o transferir a alguien sospechoso de estar en el país ilegalmente a menos que el individuo hubiera cometido un crimen de estado.

El anterior abogado de Arpaio, Tim Casey, redujo la orden del juez a la frase “arresta o dejar ir” para sus clientes.

Pero en el 2012, el alguacil dio numerosas declaraciones a la prensa de como él iba a hacer cualquier cosa que él quisiera, a pesar de las ordenes de la corte  y a pesar que la administración del Presidente Obama hubiera eliminado la partida federal 287(g)  y la autoridad de inmigración al MCSO.

“Yo no me voy a dar por vencido,” dijo Arpaio durante uno de los entrevistas a  Fox News. “Yo voy a continuar  enforzando las leyes federales y las leyes estatales.”

Arpaio actuó confundido después de que el video-clip fue reproducido en la corte, así que el abogado Young se vio forzado a pasarlo de nuevo.

El abogado Young peguntó que quiso Arpaio decir con su promesa de enforzar la ley federal de inmigración.

“A veces digo cosas que no quiero decir”, Arpaio replicó, “cuando estoy lidiando con la prensa”.

Arpaio dijo que en sus comentarios televisados, él se estaba refiriendo a la ley de Arizona en contra del tráfico humano y la ley de sanciones al empleador.

La ley federal aplica a esas leyes estatales, a través de una torcida lógica que sólo hace sentido a Joe.

“Si no arrestamos a personas bajo leyes del estado, y si han venido de otro país, ellos probablemente han violado la ley federal de cruzar la frontera”, Arpaio explicó.

Después de que la corte se retiró. Yo le pregunté a Young sobre esta teoría legal tan única.

“No es correcta, para nada” dijo Young. “Tú tienes las leyes estatales, tú tienes las leyes federales. Sólo porque con las leyes estatales tú tienes la habilidad de enforzar, no significa que tú puedes enforzar la ley federal. Eso es lo que se le ha prohibido hacer.”

En una entrevista en el 2012 con John Hook de Fox, Arpaio hizo una incluso más amplia declaración, refiriéndose a la conferencia de prensa que recientemente había dado el Departamento de Justicia (DOJ)  de los EU concerniente a los abusos de los derechos civiles por el MCSO.

“Ellos no saben,” Arpaio dijo de los federales, “[que] yo continuaré enforzando todas las leyes de inmigración.”

El Departamento de Justicia demandó a Arpaio en mayo del 2012 sobre el mismo patrullaje lleno de perjuicios que la demanda Melendres cubría. La demanda del  DOJ fue recientemente negociada por el Condado de Maricopa.

En un clip de video de CBS News, Arpaio se quejaba de que los federales “la traían en contra del alguacil,” declarando que los jefes del DOJ “no les gusta que yo me meta en las leyes de inmigración.”

En otro segmento, el asume que los federales lo están señalando a él, porque “es un año de elecciones”.

Arpaio estaba corriendo para re-elegirse en el 2012. Él eventualmente ganó un sexto término en la contienda de 3 candidatos, donde èl gasto $8 millones, y pudo obtener una leve mayoría de 50.6 porciento.

Pero Arpaio le dijo a Young de que no había nada político sobre sus acciones de inmigración.  Era todo sobre la ley, no la política.

“Yo no creo que ellos [el DOJ] estaban tratando de influenciar el resultado de la elección”, Arpaio declaró. “Eso no estaba en mi mente.”

Sin embargo, el ex-abogado de Arpaio mantiene que la política estaba en la mente de Arpaio en el 2012.

Casey testificó sobre los inmigrantes indocumentados que se entregaron a la Patrulla Fronteriza en el otoño del 2012, después de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas se negó a tomarlos.

En un comunicado de prensa de ese tiempo, Arpaio llamó a su truco con la Patrulla Fronteriza “su plan alternativo,” declarando que era consistente con las políticas de la agencia.

Casey dijo que el ex-Ejecutivo Brian Sands le dijo que el incidente de la Patrulla Fronteriza fue orquestado por “razones políticas”.

Adicionalmente, Casey testificó que cuando informó a  Arpaio a través de correspondencia sobre la queja del ACLU, la cual argumentaba que MCSO estaba en violación de la orden de la corte preliminar, y él mencionó del posible impacto político.

Él lo hizo sabiendo que “tendría la atención [a Arpaio].”

Casey dijo que durante el juicio del 2012 en Melendres, declaraciones de Arpaio y sus agentes le dieron la idea de que violaciones a la orden judicial preliminar se estaban llevando a cabo. Parece que Arpaio y aquellos en la Unidad de Tráfico Humano- Human Smuggling Unit, HSU -se rehusaron a entender el principio básico: la sospecha de que alguien se encuentre en el país ilegalmente no es suficiente para detener a esa persona.

Casey dijo que le explicó esto a Arpaio una y otra vez.

Pero su cliente era testarudo y le gustaba “enfocarse en las excepciones, en vez de la regla general” para alcanzar el resultado deseado.

Los dos hombres argumentaron sobre el plan alternativo de Arpaio en octubre del 2013. Arpaio al principio se mostró desafiante, pero ultimadamente dijo que no pasaría otra vez.

Inicialmente, Casey testificó que, hasta donde él sabe, nunca paso otra vez. Pero él se tuvo que comer esas palabras cuando fue cuestionado por la abogada del ACLU, Cecillia Wang.

Wang le recordó de los videos de paradas de tráfico del MCSO revelados por la investigación en el arresto y eventual suicidio del ex-agente Ramón “Charley” Armendáriz en mayo del 2014.

Ella mencionó que una parada video grabada de Armendariz a la que llamo “la parada Koreana ,” y Casey concedió que él sabía de esas violaciones de la orden de la corte del 2011 después de su pleito con Arpaio.

A pesar de que el testimonio de Casey aplastó a su ex-jefe, fue útil para Sands, uno de los 5 actuales y anteriores  jefesasos del MCSO en la borda por posibles violaciones civiles a la orden judicial del 2011.

Casey describió con detalle que tan pro-activo fue Sands en su intento por diseminar la información de la orden judicial del 2011.

Correos electrónicos del MCSO y otros documentos discutidos en corte apoyaron la descripción de Casey sobre la participación de Sands.

Pero en el banquillo el miércoles, Sands, citando su retiro en el 2013 y un  ataque de enfermedad coronaria, dijo que no recuerda mucho de lo que Casey ha testificado con respecto a él. De hecho, el no disputa que así paso.

El recordó el pleito de Casey con Arpaio. El también dijo de que se había retirado cuando en el 2011 la orden judicial fue emitida, y que no había estado de acuerdo con las patrullas de saturación.

Cuando se le preguntó de la investigación del certificado de nacimiento del Presidente Obama, el habló de aquellos que la siguieron — El “comandante” voluntario de “casos fríos”  Mike Zullo y el detective del MCSO Brian Mackiewicz — reportaron a Arpaio directamente, en vez de hacerlo a través de la cadena de mando.

Sands dijo que Arpaio hizo un comentario revelatorio después de que el Alguacil inició la investigación del certificado de nacimiento.

“Ahora déjelos ir detrás de mí,” Arpaio le dijo

¿Qué es lo que quiere decir, preguntó Young?

“El entendimiento, para mí,” Sands dijo, “era [que el alguacil] sentía que el DOJ no  continuaría con ninguna investigación hacia él porque él estaba investigando al presidente.”

En otras palabras la investigación del certificado de nacimiento era la clásica jugada de Arpaio” investigar a la entidad o persona que te está investigando para crearles conflicto ético y sacarlos del caso.

Arpaio lo ha hecho a través de los años por lo cual no me sorprende ni un poco si todavía se está practicando esa actividad, mientras se sienta en la corte, bajo la amenaza de una muy probable referencia de cargos criminales a un fiscal especial o el fiscal de los Estados Unidos.

El alguacil y su Jefe Adjunto, Jerry Sheridan, han admitido desacato civil de las órdenes de la corte. De los 5 hombres acusados, el par tienen una verdadera razón para temer cargos posteriores.

Como lo mencioné en mi columna de esta semana, sería un error del Juez Snow de referir el caso criminal de Arpaio y Sheridan’s a la oficina del Fiscal de los Estados Unidos, yo creo, dada la aversión histórica de USAO de hacer responsable a Arpaio

Mejor para el Juez, dar el caso criminal a un fiscal especial, ya que la ley federal se lo permite. Otro juez sería nombrado en el caso. Pero un juez especial se aseguraría de que la justicia se lleve a cabo.

Alguien como el anterior Fiscal  Paul Charlton se nos viene a la mente.

El jefe del MCSO Jack MacIntyre testificó también quien es tambien un acusado en el caso.

Su tiempo en el banquillo fue tan tedioso, que el Juez  Snow casi se quedó dormido. MacIntyre es un pelele antiguo de Arpaio,, quien a través de los años ha usado su título de abogado para racionalizar todo lo que el alguacil hace

Pero aunque tiene responsabilidad, él no era directamente responsable de implementar las órdenes del Juez

El jueves, los demandantes planean interrumpir el testimonio de Arpaio para traer a la lugarteniente Kim Seagraves, una anterior investigadora del Buro de Estándares Profesionales del  MCSO.

Aparentemente ella tiene un compromiso que le previene a testificar en las próximas semanas.

Si Seagraves declara, la interrogación de Arpaio’s continuará hasta que ella termine.  De cualquier manera, las audiencias continuaron hoy a las 9 de la mañana.

Sigue los Tweets  durante los recesos de la corte siguiendo a @StephenLemons o busca  #ArpaioContempt en Twitter.

Publicado con permiso: Phoenix New Times.

Traduccion: Carmen Cornejo