Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Borrador de Orden Executiva Caracteriza a los Inmigrantes como Cargas Públicas

Fotosearch_k7782599
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

El Presidente Trump miente.

Justo después de las elecciones de noviembre de 2016 dijo que los inmigrantes indocumentados votaron en millones. Recientemente, afirmó que el presidente Obama ordenó espionaje en el edificio Trump Tower antes de las elecciones. Sin ninguna vergüenza. Ambas afirmaciones han sido declaradas falsas, y algunos periodistas están siendo más directos en la manera en como describen las falsedades de Trump.

Sus mentiras y exageraciones favoritas son en contra de los inmigrantes, ya que estas acusaciones energizan su base política y el odio de sus fans hacia estas personas trabajadoras.

El reciente borrador preliminar de la Orden Ejecutiva (EO por sus siglas en inglés) sobre inmigración, que fue dada a conocer por los medios de comunicación, refleja la falsa noción de que los inmigrantes abusan de la asistencia pública.

La narrativa de la EO se centra sólo en el costo y se niega a cuantificar los beneficios.

No sólo los inmigrantes indocumentados deben preocuparse por esta caracterización, sino que también los residentes legales permanentes (llamados LPR) están siendo atacados, según los analistas.

El borrador de esta Orden Executiva establece que los inmigrantes son una carga para los contribuyentes estadounidenses. La EO propone restringir el otorgamiento de tarjetas verdes (las llamadas green cards)  para los inmigrantes de que no tengan profesiones y de bajos ingresos, además de ampliar la definición de “carga pública”, aumentando la gama de programas federales no disponibles para los LPR. La EO hace que los LPR sean vulnerables a la deportación si usan beneficios públicos federales, y tiene la intención de activar disposiciones ya existentes que requieren que los patrocinadores de los inmigrantes paguen por los beneficios que recibieron.

Mira este video.

La premisa subyacente de esta EO es una mentira. Un estudio realizado por la Academia Nacional de Ciencias encontró que “los inmigrantes de todas las edades, excepto los ancianos, usan menos beneficios públicos que los estadounidenses”.

Además, la inmigración es muy compleja. Muchas familias viven en hogares de status mixto, haciendo que los derechos y beneficios sean difíciles de clasificar o cuantificar. El código de inmigración ya permite la deportación de los titulares de tarjetas verdes que dentro de un periodo de cinco años de su llegada se convierten en “cargas públicas”. Históricamente, muy pocas personas han sido deportadas por esos motivos.

Para complicar más las cosas, algunos estados – como California y Nueva York – ofrecen beneficios públicos a los residentes permanentes en un esfuerzo por ayudar a las familias a integrarse en sus estados. Esto crea gran confusión en los derechohabientes.

Esta propuesta ya puede estar teniendo un efecto perjudicial en los inmigrantes legales y sus hijos e hijas ciudadanos, ya que estos tienen miedo de acceder a iniciativas de salud pública, aunque el decreto no se ha promulgado y sólo existe como borrador. Sólo el miedo causado por esta EO puede impedir que las madres utilicen importantes programas de salud pública, como vacunas y ayuda nutricional para mujeres embarazadas y recién nacidos.

La narrativa de la EO se centra sólo en el costo y se niega a cuantificar los beneficios.

La organización de apoyo National Immigration Law Center (NILC) está recolectando historias de residentes legales que temen usar cualquier tipo de beneficios públicos para ellos mismos o para sus hijos ciudadanos, para educar a la Casa Blanca entender el impacto de esta Orden Ejecutiva potencial. Envía tu historia a publicharge@nilc.org.