Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

California Lanza Propuesta para Bloquear las Redadas en Sitios de Trabajo

Fotosearch_k18042072
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Cuando el debate sobre la inmigración se sale de control, como cuando los “restriccionistas” de la inmigración están en el poder en Washington, incluso los empresarios estadounidenses pueden ver violados sus espacios de trabajo.

Aquellos de nosotros que vivimos en el condado de Maricopa, Arizona, experimentamos esa afrenta. El Alguacil Joe Arpaio llevó a cabo redadas en lugares de trabajo como una herramienta de propaganda para acumular poder y ser temido, no sólo por los trabajadores indocumentados, sino también por los dueños de negocios.

Personalmente fui testigo de una de esas incursiones. Arpaio fue a una empresa, bloqueando las calles adyacentes, asegurando todas las entradas de los edificios con agentes y caminando con los detenidos esposados –todas personas de tez morena- como si fuera una operación SWAT para combatir criminales peligrosos. Por supuesto, el narcisismo de Arpaio fue alimentado por la exhibición excesiva de la fuerza,  programada para ser transmitidas en las noticias de la tarde.

Algunos miembros de la comunidad empresarial de Arizona intentaron valientemente defenderse, educando a la población contra la retórica anti-inmigrante y fundando Arizona Employers for Immigration Reform-Empleadores de Arizona por la  Reforma de Inmigración. Pero seamos honestos, Arizona en ese momento estaba “borracho” de ideas en contra de los inmigrantes indocumentados.

No se encontró ayuda real, y pocos funcionarios electos se opusieron a esta invasión de espacios privados. La cuestión fue llevada a los tribunales durante años, y hasta ahora sigue siendo un punto de disputa.

California es una entidad muy diferente.

Hace apenas unos días, la asamblea de California pasó AB 450 – la Ley de Protección de Trabajadores Inmigrantes. Su objetivo es permitir que los empleadores de California prohíban a los agentes de inmigración entrar en un lugar de trabajo o ver los archivos de sus empleados sin una citación o una orden judicial.

Es una variación del concepto de “no warrant, no hold” “sin orden judicial- no detención”, que algunas jurisdicciones están proponiendo como una manera de evitar entregar a individuos sin delitos graves a ICE o BP sólo para ser deportados.

AB 450 se dirige ahora al Senado del Estado.

Esta propuesta también tiene como objetivo evitar que los empleadores tomen represalias contra los empleados que reportan condiciones laborales injustas o participan en la organización de actividades protegidas por la ley de California, sin importar su estatus migratorio.

De acuerdo con esta propuesta, los empleadores deberán notificar a la Comisión de Trabajo y un representante de los empleados de cualquier incursión en el sitio de trabajo o una auditoría de ICE.

“A pesar de lo que dice el Presidente Trump, los inmigrantes – autorizados y no autorizados – energizan y sostienen la economía de California con su trabajo. Son el músculo que impulsa algunas de nuestras industrias más importantes. Son parte integral de nuestra prosperidad. La protección de la economía de California de la ‘fuerza de deportación’ de Trump es una razón clave por la cual los legisladores de California deben adoptar SB 54 y AB 450 “, escribió David García, presidente de Service Employees International Union y veterano del Ejército de Estados Unidos en un editorial publicado por San Diego Union -Tribune.

AB 450 es una propuesta modelo que puede limitar las actividades de ICE en la propiedad privada, frenar la criminalización de los trabajadores inmigrantes y actuar como un escudo contra la máquina de deportación de Trump.