Clínica de Salud PACH

Como la mayoría de los inmigrantes indocumentados, Jesús Vera no tiene seguro médico. Como muchos de los trabajadores de bajos ingresos, él sufre de diabetes. Y como demasiada de las personas que no tienen cobertura médica, él ha tenido que pagar 100 dólares en efectivo cada vez que ha visitado una clínica, regresando en múltiples ocasiones para análisis y perdiendo un día de trabajo cada vez. Eso era insostenible.

Entonces Jesús encontró PACH.

PACH (Phoenix Allies for Community Health-Alliados en Phoenix por la Salud Comunitaria) es una organización voluntaria sin fines de lucro que provee servicios de salud gratuitos para los que no tienen seguro médico: inmigrantes indocumentados, refugiados y los trabajadores pobres. La clínica al oeste de Phoenix atiende alrededor de 30 a 40 pacientes al día. Además enfermeras, enfermeros, asistentes de medicina voluntarios bilingües también realizan visitas a los hogares.

“[PACH] me ha ayudado mucho,” Jesús dijo a través de un traductor. “porque yo no sabía que era diabético y ahora estoy tomando medicinas para eso. Y es muy caro….Aquí no estoy pagando nada. Entonces, si tengo dinero, les doy una donación.”

Aunque tienen un presupuesto pequeño, el nivel de cuidado de PACH excede el cuidado de las clínicas promedio- y aun las más caras oficinas médicas privadas.

“la idea de que nada más les aventamos píldoras y que los haremos sanos es absurda”.

El personal de PACH frecuentemente le dedica una hora a estar con el paciente, para considerar todas las necesidades emocionales y físicas.   “Existen capas y capas de retos que nuestros vecinos indocumentados enfrentan,” dice el co-fundador y enfermero registrado Jason Odhner. “Si alguien tiene una audiencia de deportación o ha sido explotado por un empleador sin escrúpulos que nunca le pagó a esta persona por 3 semanas de trabajo, o están sometidos a acoso sexual en el trabajo y tienen miedo de hablar…. la idea de que nada más les aventamos píldoras y que los haremos sanos es absurda.  Ellos necesitan y se merecen un nivel elevado y comprensivo de cuidado.”

Así que PACH enfatiza el cuidado holístico, incluyendo cuidado naturopático y acupuntura. Ellos tienen un entrenador de vida/ hipno-terapista/reiki y una mujer que conduce sesiones de relajamiento con sonido que se centra en tradiciones nativo-americanas. “A los pacientes les encanta,” Odhner dice. “Ellos hablan en Español como su lengua nativa, por lo que son mucho más sensibles y culturalmente competentes en esos asuntos que lo que serían otras personas.”

Adicionalmente, PACH educa a los pacientes y la comunidad en asuntos de salud como diabetes. La clínica también ofrece pruebas como EKG y análisis de sangre, ahorrando a los pacientes como Jesús de tomar tiempo fuera de su trabajo para ir a instalaciones separadas.

PACH entiende las necesidades de la comunidad inmigrante  porque creció del movimiento de derechos de los inmigrantes. Los fundadores fueron originalmente enfermeros proveyendo  apoyo médico a las personas que marcharon durante las protestas en contra de las leyes anti-inmigrantes como la SB1070.

“A través de esa labor, nos dimos cuenta de que había una necesidad crítica de ayudar a esa población”, dijo  Odhner.

Personas sin cobertura de seguro médico y personas indocumentadas, explica, frecuentemente no ven a los doctores porque no tienen dinero, tienen miedo de la deportación, y sienten la barrera del lenguaje. Los que significa que la condición médica de muchas personas sin seguro con diabetes, alta presión arterial y/o colesterol alto se empeora hasta que se ven forzados a usar los servicios médicos de emergencia, víctimas de una ataque cardiaco, una embolia u otra condición potencialmente mortal.

PACH ofrece a las personas sin seguro a ser tratadas antes de que sucedan eventos médicos catastróficos a bajo costo, ayudando a prevenir problemas severos en el futuro.  Eso grandemente beneficia a los pacientes y a sus familias, y ayuda a los hospitales a ahorrar millones de dólares en costos.

Pero para los voluntarios de PACH, el bienestar de sus pacientes es su propósito principal. “La cosa más importante para nosotros es proveer  estándares excepcionalmente altos de cuidado aun a pacientes que enfrentan muchas barreras,” dice Odhner. “Tenemos el deber moral como sociedad de proveer cuidado de buena calidad a nuestros vecinos.”

Para solicitar ayuda médica, para ofrecer tus servicios como voluntario o hacer donaciones a PACH, por favor visita su sitio web.