DACA/DREAM Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Congresistas Tratan de Encontrar una Solución Permanente para los DACA a Través de Maniobra Legislativa

capitol-diagram
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Hay una batalla en el Congreso de los Estados Unidos, una vez más, para luchar por la aprobación de una legislación tipo DREAM Act que proporcionaría un camino a la legalización para los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

A través de artículos de opinión y visitas directas en las oficinas de Capitol Hill, los partidarios de los jóvenes inmigrantes están alzando su voz fuera y dentro del Congreso para forzar un voto a favor de los que han recibido DACA.

En Arizona, David Adame, Presidente y CEO de Chicanos por la Causa, y Glenn Hamer, Presidente y CEO de la Cámara de Comercio e Industria de Arizona, escribieron un artículo de opinión conjunto destacando la necesidad de que los DACA-DREAMers se incorporen legalmente a nuestro país, señalando sus contribuciones colectivas a la economía del país y al estado.

Nota: Actualmente soy Presidenta de la Junta Directiva de Chicanos por la Causa.

El gobernador de Ohio John Kasich, quien también fue miembro de la Cámara con el partido Republicano desde 1983 hasta 2001, es el último líder en expresar su apoyo a DACA-DREAMers a través de un artículo publicado por USA Today, hoy.

Muchos legisladores en el Congreso están impulsando una maniobra legislativa llamada “discharge petition” que se traduciría como petición de descarga. Este es el acto de retirar un proyecto de ley del comité y someterlo a la consideración de la cámara sin un informe del comité al “despedir” al comité de mayor consideración.

Con este movimiento, los miembros del Congreso que apoyan a los DREAMers pueden eludir al presidente de la Cámara Paul Ryan u otros líderes que se niegan a someter el proyecto de ley a votación.

Pero para hacer este movimiento, se debe contar con una masa crítica.

Los representantes Will Hurd de Texas, Jeff Denham de California y Carlos Curbelo de Florida encabezan los esfuerzos para lograr que la mayoría de los miembros de la Cámara acepten una solicitud de “discharge petition”. Los congresistas quieren presentar cuatro propuestas de inmigración diferentes en la Cámara de Representantes el 25 de junio, entre ellas una legislación tipo DREAM-Act.

Los partidarios de los jóvenes DACA-DREAMer visitan las oficinas del Congreso una a una, y agregan a los miembros del Congreso a una lista de partidarios de la solicitud.

Hace cinco días, este fue el recuento de los legisladores que han firmado la solicitud de “discharge petition”.

Este tipo de maniobras legislativas suelen desafiar la obstrucción legislativa de un líder. En este caso, ese líder es el presidente de la Cámara Paul Ryan, quien ha estado bloqueando una solución permanente para DREAMers. Ryan ahora está teniendo un momento difícil. Ha estado siguiendo el ejemplo del presidente Trump, quien ha estado confundiendo al país con declaraciones contradictorias sobre DACA mientras sabotea posibles acuerdos.

Ryan expresó su desacuerdo con el esfuerzo de los miembros del Congreso para implementar una “discharge petition”, describiéndolo como “un gran error”.

Mientras tanto, los partidarios están tratando de reunir 218 votos favorables para que se lleve a cabo.

Entre las cuatro propuestas que se considerarían, si se logra esta petición, se encuentran los proyectos de ley que autorizan la construcción del muro fronterizo y permiten a los beneficiarios de DACA obtener un estatus de no inmigrante renovable por tres años. Otros dos proyectos de ley darían a DACA-DREAMers la oportunidad de acceder a un camino hacia la legalización. Uno de estos dos incluye más dinero para mayor seguridad fronteriza.

Aun así, alcanzar el umbral de 218 votos necesarios no garantiza que los legisladores voten por alguna de estas propuestas. El camino hacia una legislación tipo DREAM Act está lleno de peligros.

Sin embargo, como dice el dicho mexicano: “No hay peor lucha que la que no hace”. DACA-DREAMers y sus defensores deben luchar una y otra vez, en cada oportunidad, hasta el día en que nuestro país haga justicia a los jóvenes inmigrantes y sus familias.