Noticias Frontera Fund

Corte de Apelaciones Levanta Bloqueo a Redadas en Sitios de Trabajo

Fotosearch_k17339449
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Una prohibición a las redadas en los sitios de trabajo, que meses atrás aterrorizaban a la comunidad inmigrante y fueron la marca del Alguacil del Condado de Maricopa Joe Arpaio, fue retirada.

Las redadas habían sido declaradas “muy probablemente inconstitucionales” por una corte menor pero después de una apelación realizada por el Alguacil Joe Arpaio y el Procurador del Condado de Maricopa Bill Montgomery, la prohibición de las redadas en los sitios de trabajo fue desbloqueado por la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones hoy lunes.

Por años grupos de los derechos de los inmigrantes y de libertades civiles han retado dos leyes estatales que hacen delito mayor que los indocumentados presenten identificaciones falsas para obtener empleo.

Cerca de 700 inmigrantes indocumentados han sido acusados de robo de identidad por usar números de identidad robados, inventados o prestados con el propósito de obtener empleo desde el 2009. La legislación que dio a la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa la autoridad de realizar redadas en los lugares de trabajo es conocida como  el Acta de los Trabajadores Legales de Arizona, también llamada como “La Ley de las Sanciones al Empleador”, la cual fue puesta en efecto en el 2008.

La ley Federal requiere que los trabajadores muestren prueba de que están autorizados para trabajar en los estados Unidos a través de documentos que prueban su ciudadanía, o al mostrar la tarjeta de permiso de trabajo (Employment Authorization Document –EAD)  para todos aquellos con presencia legal en los Estados Unidos.

La corte de apelaciones encontró que a pesar de que algunas partes de la ley están en conflicto con la jurisdicción del gobierno federal, no es asunto importante que sean usados en contra de residentes legales o ciudadanos norteamericanos.

Esta nueva situación en la larga disputa viene después de que la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa ha sido ordenado de desbandar la unidad que se encargaba de esas redadas.

Los que abogan por los derechos de los inmigrantes se sienten confiados de que las redadas no reiniciarán inmediatamente y que tendrán tiempo para presentar una apelación como defensa.