Noticias Frontera Fund

Corte Suprema Pide Información Adicional en el Caso The Arizona DREAM Act Coalition, et al v. Brewer

6033-001
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha decidido hoy, el lunes 6 de Junio de 2017, solicitar al Procurador General de los Estados Unidos información adicional sobre el caso The Arizona Dream Act Coalition y otros contra Brewer, una demamanda que tiene orígenes el día que se anunció la Acción Diferida para los Llegados en la Niñez (DACA), cuando la Governadora de Arizona Jan Brewer negó a los jóvenes inmigrantes protegidos por DACA el acceso a las licencias de conducir. Desafortunadamente, la demanda continúa bajo la administración del Gobernador Ducey.

El 15 de junio de 2012, el Presidente Obama firmó una orden ejecutiva ofreciendo la acción diferida para los jóvenes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos como niños. El programa, conocido como DACA, permite a los inmigrantes jóvenes, que cumplen con un conjunto específico de criterios y pagan las cuotas de la solicitud, obtener permisos de trabajo, Números de Seguro Social y permitirles permanecer en el país sin la amenaza de la deportación por un período renovable de dos años. El mismo día que DACA fue anunciado, la Gobernadora de Arizona en ese entonces, Jan Brewer, bloqueó el acceso a los Soñadores o DREAMers con la Acción Diferida a las licencias de conducir.

Desde entonces, se estima que 28.000 jóvenes inmigrantes han sido beneficiarios del programa DACA en Arizona.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), el Fondo México-Americano para la Defensa Legal y Educativa (MALDEF) y el Centro Nacional de Ley de Inmigración (NILC) presentaron en noviembre de 2012 una demanda colectiva en contra de la orden ejecutiva inconstitucional de Jan Brewer, que negaba las licencias de conducir a una clase específica de jóvenes inmigrantes a pesar de estar autorizados para vivir y trabajar en los Estados Unidos.

La demanda dice que la política de Arizona viola la Cláusula de Igual Protección de la Decimocuarta Enmienda al discriminar a ciertos no-ciudadanos y también viola la Cláusula de Supremacía de la Constitución de los Estados Unidos al interferir con la ley federal de inmigración.

En un esfuerzo desesperado por evitar enfrentar los problemas planteados por el ataques a los jóvenes inmigrantes bajo la demanda, en septiembre de 2013, la gobernadora Brewer amplió la prohibición de otorgar licencias de conducir para incluir a todas las personas a las que se concedió la acción diferida, a pesar de que es un beneficio conferido a todos los beneficiarios a través del país. En julio de 2014, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Noveno Circuito dictaminó que la política de Arizona de negar licencias a beneficiarios de DACA era ilegal y bloqueó la orden de Brewer. Los esfuerzos de la Gobernadora y del estado de Arizona para revertir el bloqueo y mantener la prohibición en su lugar fueron rechazados por la Corte Suprema y en enero de 2015 un tribunal federal bloqueó permanentemente la negativa de Arizona de otorga las licencias a los DREAMers.

Además, el 5 de abril de 2016, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito confirmó la decisión de un tribunal inferior que bloquea permanentemente a Arizona de denegar licencias de conducir a inmigrantes a quienes se les ha concedido DACA.

Solicitar al Procurador General más información y  por sus opiniones sobre una política federal es una práctica común. De hecho, al gobierno federal ya se le pidió que opinara sobre este caso – y salió a favor de los DREAMers.

El Presidente Trump ha dicho repetidamente que los Soñadores con DACA no serán bloqueados en su administración y que los jóvenes inmigrantes en todo el país “deben descansar tranquilos”. Su administración debe cumplir con esas promesas y defenderse contra el ataque de Arizona a la ley federal de inmigración.

Karina Ruiz, de  la organización The Arizona Dream Act Coalition, afirma: ” Las historias de éxito de los DREAMers inspiran a nuestra comunidad a continuar la lucha junto con nuestros partidarios de las organizaciones de derechos civiles que han litigado por nuestra causa con conocimiento y pasión durante casi cinco años”.

“Ojalá, pronto veremos que Arizona será un estado que aprovecha la energía, la juventud y los éxitos de los DREAMers en lugar de litigar a los jóvenes que sólo quieren una oportunidad justa de vivir pacíficamente en el lugar que llamamos hogar. Queremos ser tratados como todo el mundo, mediante la obtención de una licencia de conducir para ir a la escuela y el trabajo. Permitir a los soñadores conducir ha sido una buena política”, señaló.

En este momento, nada ha cambiado en el caso. El programa DACA sigue vigente, y el Estado de Arizona debe continuar emitiendo licencias de conducir a los beneficiarios de DACA.

Sigue al pendiente de las últimas noticias en Lacey y Larkin Frontera Fund.