Guías

Cuando Facebook se Convierte en tu Peor Enemigo

fotosearch_k8635753-1
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Los medios sociales son tan populares entre las comunidades inmigrantes como con cualquier otro grupo. Facebook, por ejemplo, es uno de los pocos medios que muchas personas tienen que conectarse con su país de origen y comunicarse con la familia que no pueden visitar debido a su estatus migratorio.

Sin embargo, los inmigrantes tienen que usar los medios sociales con responsabilidad y evitar contenido negativo o dar información que puede ser utilizada en su contra. La razón: Los funcionarios de inmigración pueden estar buscando en sus mensajes para decidir si se conceden o se niegan beneficios de inmigración.

En 2010, las organizaciones Electronic Frontier Foundation y la Clinica Samuelson de Tecnología y Política Pública de la Universidad de Berkeley, presentaron una solicitud de libertad de Información (FOIA) con la oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) para determinar el grado en el cual los investigadores barren los medios de comunicación social para encontrar posible fraude en casos de inmigración.

Las dos organizaciones, que abogan por privacidad en la red, recibieron una nota emitida por el USCIS donde encontraron que el gobierno utiliza publicaciones de medios sociales como evidencia, incluso cuando no existen parámetros de comportamiento que indican el nivel de sospecha para justificar una investigación.

No está claro qué tan profundas estas investigaciones de medios sociales son. Eso da la impresión de que los funcionarios pueden indagar en las redes sociales de forma indiscriminada.

Por lo tanto, los abogados de inmigración asesoran a sus clientes de tener cuidado en el uso de las redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, blogs, Instagram e incluso sitios web de citas románticas. Además de estos sitios, la nota del gobierno enumera varios otros que examina incluyendo Badoo (popular en Europa), MiGente (para los latinos), y Muxlim (para los musulmanes).

Usuarios de medios sociales responsables deben evitar publicar sobre desnudez, el consumo de drogas, amenazas de violencia, abuso de alcohol, malas palabras, cualquier cosa sexualmente sugestiva, ataques verbales, actividades ilegales, o incluso la sugerencia de esos. Más aún, si se es inmigrante.