Guías

Cuando Tus Tatuajes Pueden Descarrilar Tu Sueño Americano

gang-tattoos
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Los inmigrantes son juzgados de una manera más estricta en muchos aspectos de la vida. Este es otro ejemplo:  Los tatuajes pueden ser vistos por algunos como un derecho aceptable de expresión artística en los ciudadanos, pero para algunos inmigrantes, la tinta y los diseños en la piel podrían significar el fin de sus sueños americanos.

Los medios han reportado casos de personas a los que les son negados procesos de inmigración para siempre porque sus tatuajes fueron vistos como evidencia de posibles vínculos con pandillas (gangs)  y / o del crimen organizado. The Wall Street Journal describió el caso de Héctor Villalobos, que estaba esperando una visa como parte de su solicitud de residencia permanente y se encontró varado en México, su visa negada. ¿La razón? Los tatuajes de Héctor se clasifican como señal de lealtad a las pandillas criminales mexicanas.

Villalobos negó cualquier asociación con pandillas en ese momento o en su pasado y él simplemente consideraba sus tatuajes como un “chidos” y de moda.

Por lo general, las personas afectadas por esta política poco conocida no tienen antecedentes penales, sólo una preferencia por ciertos tipos de arte del tatuaje.

Muchos ignoran el hecho de que los tatuajes tienen significados en el mundo del crimen organizado. Las imágenes pueden indicar la pertenencia a pandillas o representar habilidades, especialidades, logros, historia de encarcelamiento y otros comportamientos.

Algunos tatuajes son evidentemente cuestionables, como swastikas, símbolos nazis o dagas. Sin embargo, muchas personas no saben que la imagen tatuada de una Virgen con el niño Jesús indica que una persona es “limpia frente a sus amigos” – y que nunca los traicionará denunciándolos a las autoridades.

Tu puedes leer acerca de algunos de los tatuajes relacionados con pandillas y sus significados aquí.

En los últimos años, ha habido un aumento en el número de personas a las que se les ha negado las visas y beneficios de inmigración debido a los posibles vínculos con pandillas, usando tatuajes como evidencia. En 2006, a dos personas tatuadas se les negó una visa, mientras que a 82 se les negó este proceso en 2010.

Las autoridades de inmigración aseguran a los solicitantes que la sola presencia de ciertos tatuajes no es una base para que las autoridades los consideren inadmisible. Otros factores, afirman, son considerados en el proceso, incluyendo las declaraciones del solicitante bajo juramento durante las entrevistas,  sus antecedentes personales, penales y de inmigración.