Archivos de Arpaio

Declaraciones Señalan Posible Perjurio del Alguacil Arpaio

sheriff1200
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Declaraciones fuera de la corte, cuyo contenido fue dado a conocer recientemente del ex abogado del Alguacil Joe Arpaio. Tim Casey  y de otros en el continuo caso de desacato a la corte, señalan de posible perjurio cometido por Arpaio y su Jefe Adjunto Jerry Sheridan, durante el testimonio en abril en la corte Federal.  .

Los segmentos de las declaraciones, hechas públicas como parte de los records de la corte, confirman también que Arpaio creía y estaba a cargo de la llamada investigación de Seattle, un esfuerzo de más de un año realizado por la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) de probar la existencia de una conspiración anti-Arpaio que involucraba al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el anterior Fiscal General de los Estados Unidos, Eric Holder, y el Juez Federal presidiendo las audiencias de desacato de la corte, G. Murray Snow.

En las declaraciones fuera de la corte de septiembre 16 realizadas por Casey, el anterior abogado de Arpaio en el caso Melendres v. Arpaio, describe la extraña reunión en las oficinas del Alguacil que ocurrió a finales de 2013 o principios de 2014 que involucró a Arpaio, a varios abogados, incluyendo al abogado del Condado Tom Liddy y los abogados de Arpaio en una demanda paralela interpuesta por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, John Masterson y Joe Popolizio.

Casey dijo que el propósito de la reunión era evaluar que tan creíble (Dennis Montgomery) era”.

Montgomery es el consultor de computadoras basado en Seattle quien trabajó como informante confidencial para el MCSO y al cual se le pagaron alrededor de $120,000 dólares en fondos RICO (los cuales se obtienen de confiscaciones del crimen organizado) durante el transcurso de la supuesta investigación la cual me dicen mis fuentes, pudo haber costado hasta 1 millón de dólares.

En la bocina del teléfono durante la conferencia, Casey dijo, habían dos empleados del MCSO llamando desde Seattle, a pesar de que él no recuerda los nombres.

Esos empleados describen la información sobre la supuesta conspiración resultado de ” un tipo de agrupamiento de datos de la Agencia Nacional de Seguridad y la Agencia Central de Inteligencia -NSA/CIA”, el cual Montgomery, quien fue un contratista para la CIA, tuvo acceso.

Casey dijo que él y otros abogados en el cuarto pensaron que la información de Montgomery era basura.

“Yo recuerdo que los abogados estaban hablando”, él dijo. “Y me acuerdo que estaban hablando con mi co-abogado [Liddy]. Y era como un asunto muerto para mí. No tenia valor. Buscaba la venganza. Y no debíamos ser parte de eso.”

Cuando se le preguntó si había alguien en el cuarto ese día que encontró la información de Montgomery creíble, Casey dijo que sí.

“Mi cliente,” él dijo. “Joe Arpaio.”

Debe ser notado que a Casey le fue ordenado por el Juez Snow de responder a esas preguntas sobre su anterior cliente a pesar de las objeciones de su propio abogado.

Similarmente, en las declaraciones fuera de la corte del día 9 de septiembre el Sargento de MCSO Travis Anglin, quien había sido asignado a la investigación de Seattle junto con el detective Brian Mackiewicz y el voluntario de “casos fríos”  Comandante Mike Zullo, ofrecieron una valoración reprensible del involucramiento de Arpaio en la cabriola de la conspiración de Seattle.

Anglin describió una reunión del 2 de enero de 2014 en el cuartel general del MCSO que lo involucraba a él, a Arpaio, al Jefe del Buro de Estándares Profesionales, el Capitán Steve Bailey, Zullo, Casey, Masterson, y Popolizio.

Montgomery, dijo Anglin, se unió a la reunión a través del teléfono.

El sargento trajo con él una gráfica de flujo (la cual era llamada “la matriz”) que Montgomery había creado para describir la supuesta conspiración en contra de Arpaio.

Anglin dijo que él le pregunto a  Montgomery como había obtenido la información de este documento y otros, como una línea de tiempo de la conspiración que Montgomery había producido.

La “respuesta general” fue que vino de información “cosechada por la CIA”. “Esa fue la única  [explicación] que tuvimos sobre eso,” testifico Anglin.

Arpaio tenía la gráfica de flujo a la mano durante la reunión, pero, Anglin dijo, ninguno en esta reunión, a parte de él cuestiono de donde venía la información.

El Alguacil tenía solo una pregunta para Montgomery, dijo Anglin.

“Yo específicamente recuerdo que el Alguacil preguntó a Montgomery….si esta información era verdadera, y si él había de hecho tomado elementos de la CIA que probaban que la CIA había cosechado la información ilegalmente del público de los Estados Unidos, entonces preguntando porqué Montgomery no había sido asesinado”, recordó  Anglin.

Anglin dijo que él tuvo una reunión subsecuente con el Director Adjunto Sheridan en el cual el proveía artículos críticos del trabajo de Montgomery, las historias eran de Playboy y del New York Times y también incluían menciones de Montgomery en Wikipedia.

El sargento dijo que el específicamente preguntó a Sheridan: “¿Me estas pidiendo que investigue a un Juez Federal?

Sheridan le dijo en “no términos inciertos” de que él no estaba investigando a un Juez Federal o cualquier cosa que tuviera que ver con el certificado de nacimiento de Presidente Obama.

En vez de eso, él tenía que investigar las “alegaciones de cosecha ilegal de información.”

Anglin testificó que el extensivo viaje a Seattle y de regreso hecho por él, Mackiewicz, y Zullo fue “ordenado por el Alguacil Arpaio.”

Los abogados de los demandantes citaron dos comunicaciones relevantes a la investigación de Seattle, la cual Anglin recordó haber visto.

La primera fue el correo electrónico de un alias de Montgomery a Zullo.

Decía: “Parece . . . las únicas personas que no están hablando al Juez G. Murray Snow eran el Alguacil Arpaio y sus abogados.”

El otro era un mensaje de texto de Zullo estableciendo: Diablos, yo voy a usar un vestido y zapatillas de color rubí todo el año si podemos probar eso (haciendo alusión a Dorothy el personaje del Mago de Oz).”

Anglin testificó que en mayo de 2014, él se reunió con Arpaio y le aconsejó a distanciarse de Mike Zullo y Dennis  Montgomery.”

Subsecuentemente, Anglin fue sacado del caso.

En una declaración fuera de la corte del 8 de septiembre, el comandante PSB Bailey testificó que él expresó su preocupación a Sheridan sobre Montgomery, diciendo que él pensaba que Montgomery era no confiable y que no podía aprobar más los pagos de MCSO a Montgomery.

Pero, Bailey dijo, los pagos a  Montgomery continuaron, a pesar de que él declaró que no sabía quien los había aprobado después de que él los detuvo.

En la reciente declaración de la corte, el Director Adjunto Sheridan dijo que él no sabía de la reunión descrita por Casey.

Pero el admitió que el sabía que Zullo estaba presionando a Montgomery a “producir trabajo” justo antes del inicio del primer round de las audiencias de desacato a la corte, como fue demostrado por un correo electrónico de Zullo a Montgomery para ese propósito, fechado en abril 20, 2015.

“Yo sé que nosotros pagamos a Dennis Montgomery una gran cantidad de dinero”, Sheridan testificó. “ Y él no tenía nada que mostrar por eso y que en esa ocasión  [Zullo] lo contactaría (sobre eso). Yo estaba al tanto.”

Durante las audiencias en abril, ambos Arpaio y Sheridan estuvieron de acuerdo con el Juez Snow de que lo que obtuvieron de Montgomery era “basura.”

Y ambos negaron haber estado investigando al Juez Snow como parte de esa conspiración anti-Arpaio.

El Juez Snow le preguntó a Arpaio sobre el articulo fechado en junio de 2014 sobre la investigación de Seattle.

“¿Tú ves que el artículo dice que lo que Montgomery estaba haciendo de hecho era investigarme a mí? preguntó el JuezSnow a Arpaio en el banquillo de la corte. “¿Ves que es lo que el artículo dice?”

“No es verdad,” Arpaio respondió.

El Alguacil también negó que había estado llevando a cabo la investigación.

Sheridan respaldó el testimonio de  Arpaio, describiendo la operación de Seattle como una que involucraba “crímines de alteración de computadoras ” y del supuesto hackeo de la CIA de información personal de cuentas bancarias incluyendo de 50,000 residentes del Condado de Maricopa.

Sin embargo, dado que Casey y otros habían dicho bajo juramento en declaraciones fuera de la corte recientes, al menos en las secciones que se han hecho parte del record de la corte, que la explicación de “los crímenes de alteraciones a las computadoras” se lee como una historia para encubrir la realidad.

De hecho, la investigación de Seattle aparece ser en parte un esfuerzo más extenso para socavar la corte del Juez Snow, la cual también incluye investigaciones separadas de casuales comentarios hechos por la esposa del Juez Snow en el 2012 a una conocida en un restaurant de Tempe.

Ambas investigaciones fueron usadas por los abogados de Arpaio en mociones a la corte para descalificar al Juez Snow del caso.

En julio, el Juez Snow rechazó la moción de retiro, una decisión que ha sido sostenida por el Noveno Circuito de Apelaciones.

Los audiencias de desacato de la corte están programadas para continuar el jueves, y las sesiones de descubrimiento y las declaraciones fuera de la corte continuarán hasta el comienzo de las nuevas audiencias.

Arpaio y Sheridan ya han admitido a desacato civil de las órdenes del Juez Snow bajo el caso Melendres.

Tres actuales y anteriores oficiales del MCSO están en la parrilla por desacato civil.

Arpaio y Sheridan enfrentan que sus casos posiblemente sean referidos a acción judicial por desacato criminal.

Otros asuntos en el juicio de desacato involucran el ocultamiento de evidencia y la desobediencia de las órdenes del Juez Snow.

El Juez Snow recientemente ordenó que los testigos y los acusados que testificaran sobre si la abogada del Alguacil Arpaio Michele Iafrate, les aconsejó a ellos no revelar al monitor de la corte sobre la existencia de 1,500 identificaciones aun después de que el juez ordenó que esa evidencia se entregara a la corte.

Pero el testimonio de Casey y otros relacionado con la investigación de Seattle sugiere de la posibilidad de otros crimines más allá del desacato criminal.

Durante las declaraciones del abogado Casey fuera de la corte, en la cual el Juez Snow estuvo presente, el juez comentó de la posibilidad de que Arpaio y Sheridan puedan haber cometido perjurio, al no haberse apegado a la verdad, bajo juramento.

“Yo recuerdo testimonio previo relacionado a los aspectos de que si esta corte alguna vez había sido sujeta a la investigación por el MCSO o si  MCSO alguna vez supo de alguna investigación en la cual esta corte había sido el asunto”, dijo el Juez Snow, de acuerdo con la transcripción de la deposición.

“Y yo recibí las respuestas, pienso yo, del Alguacil  Arpaio, del Jefe Adjunto Sheridan,” continuó.  “Y entonces había una declaración hecha bajo penalidad de perjurio del Alguacil Arpaio.”

De acuerdo, los casos de perjurio son notoriamente difíciles de demonstrar y por ello son raros.

Aún así, el Juez Snow puede usar la alegación, al mismo tiempo que muchas otras, como parte de la remisión del caso a desacato criminal realizada por Arpaio y Sheridan a la oficina local del Fiscal de los Estados Unidos.

Nota: Reconocimiento a la abogada Teresa Rollins por su investigación en todos los asuntos relacionados con Montgomery.

Publicado con permiso. Phoenix New Times

Traducido por Carmen Cornejo