Guías Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Deportación Acelerada. Qué Es y Cómo Evitarla

Fotosearch_k25359295
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Trump siempre ha sido una mala noticia para los inmigrantes. Desde su época de constructor y empresario, cuando contrató a un grupo de trabajadores inmigrantes polacos llamado “La Brigada Polaca” y los privó de parte de su sueldo después de someterlos a malas condiciones de trabajo y salarios deficientes, su desprecio por las contribuciones de los inmigrantes ha sido evidente.

Después de ascender al poder a través de una oscura campaña en contra los inmigrantes, las primeras órdenes ejecutivas de Trump han sido criminalizar a todos los inmigrantes indocumentados, eliminando cualquier enfoque racional como las prioridades de deportación.

Uno de los elementos más notorios de los memorandos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en Inglés) de la administración Trump sobre inmigración es que expande la “deportación acelerada” de los inmigrantes indocumentados que no han estado en el país más de dos años.

Este proceso no-proceso permite la remoción del país de un inmigrante sin audiencia o sin aparecer frente a un juez. Da poder a los oficiales de inmigración de bajo nivel para investigar, identificar, detener, realizar búsquedas y actuar como juez.  Es probable que los agentes no den al inmigrante ninguna oportunidad de contactar a un abogado o de reunir pruebas que puedan impedir su deportación.

El gobierno de Trump ve estas órdenes como una forma de “quitarle las ataduras” a los agentes de inmigración, dijo el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, en una conferencia de prensa después del anuncio de la orden del DHS.

El temor de la comunidad inmigrante es que la remoción o deportación acelerada puede ser fácilmente ser abusada ya que no hay límites para las acciones del agente de inmigración.

“La remoción acelerada aumenta las posibilidades de que una persona que no está sujeta a la deportación -como un ciudadano estadounidense, un residente permanente legal (llamados LPR) o un solicitante de asilo- sea potencialmente deportable”, escribe Walter Ewing en el blog Immigration Impact.

Esta “deportación acelerada” puede poner en peligro a todos los inmigrantes indocumentados junto con personas que tienen presencia legal en el país, tales como los jóvenes que han recibido la acción diferida conocida como DACA, los refugiados, residentes legales permanentes e incluso ciudadanos.

¿Qué hacer? Los activistas recomiendan que los inmigrantes lleven en todo momento prueba de que han vivido en los Estados Unidos, tales como contratos de alquiler, facturas, tarjetas de membresía de negocios y documentos bancarios con fechas más allá del umbral de los dos años.

En estos tiempos de preocupación, los inmigrantes deben tomar medidas proactivas para asegurar su permanencia en sus comunidades.