Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Detenciones de Inmigración: Problemáticas y Podrían estar en Contra de la Constitución

Después de haber sido liberada por participar en esta protesta, Jacinta González Goodman -quien es ciudadana estadounidense- fue puesta en detención de inmigración. Foto: Lucy Sandoval Canela, Puente Human Rights Movement.
Después de haber sido liberada por participar en esta protesta, Jacinta González Goodman -quien es ciudadana estadounidense- fue puesta en detención de inmigración. Foto: Lucy Sandoval Canela, Puente Human Rights Movement.
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Por todo el país existe presión para obligar a las agencias del orden, como cuerpos policiacos estatales, de condado y de ciudades, para detener y  entregar a personas a los agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) y asegurar procedimientos de deportación, aunque estos no hayan cometido algún crimen.

Estas detenciones de inmigración –llamadas ICE holds- podrían ser inconstitucionales y resultar en la detención ilegal de individuos. La administración del presidente Trump está forzando a su manera para aumentar el número de personas detenidas sin cargos criminales para ser deportadas.

Las recientes órdenes ejecutivas del Presidente Donald Trump obligan a las diferentes jurisdicciones a cooperar con las agencias de control de inmigración. También buscan castigar a las llamadas “ciudades santuario”, que se niegan a seguir esta directiva de detención de ICE, eliminando subvenciones federales e imponiendo otras sanciones.

Además, algunos estados –entre ellos Tennessee, Florida, Carolina del Norte, Iowa, Idaho, Pensilvania y Arizona- han presentado proyectos de ley en sus respectivas legislaturas que requerirían que las agencias policiales mantengan a alguien detenido hasta que ICE pueda determinar si deberían ser deportados o potencialmente perder fondos estatales .

Conscientes del potencial que estas acciones tienen de crear demandas, las ciudades y pueblos de Arizona se oponen a la ley, HB2121, que forzaría detenciones de inmigración en las cárceles locales.

Las detenciones de inmigración (ICE holds)  son una de las herramientas que el sistema de inmigración utiliza para deportar a individuos, aunque no hayan cometido ningún crimen. Se usan para detener a cualquier inmigrante indocumentado que entra en contacto (de cualquier forma) con las agencias policiales estatales o locales. Las cárceles o agencias locales detienen a un individuo por 48 horas adicionales (excluyendo fines de semana y días feriados) después de su fecha de liberación para proporcionar tiempo adicional a ICE (Immigration and Customs Enforcement)  para llevar a la persona a custodia federal para deportación.

Estas detenciones de ICE son problemáticas ya que, en la mayoría de los casos, las personas son encarceladas sin cargos pendientes o incluso sin causa probable de haber cometido algún crimen, violando así la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y exponiendo a jurisdicciones a demandas por violación de derechos.

El Foro Nacional de Inmigración enumera nueve razones por las cuales estas detenciones (ICE holds) son problemáticas:

1.-Los individuos son detenidos ilegalmente en la cárcel más allá del tiempo autorizado por la ley estatal.

2.- ICE permite regularmente detenciones contra de personas que pueden haber sido arrestadas ilegalmente por una agencia policial.

3.- A pesar de que el ICE, en teoría, se enfoca en “extranjeros criminales”, las detenciones (ICE holds) se pueden realizar en cualquier sospechoso inmigrante bajo custodia, hayan sido o no condenado y si esa persona es o no legalmente deportable. Parece que no existe un estándar probatorio para realizar la detención de inmigración.  Algunos ciudadanos de los Estados Unidos han sido detenidos ilegalmente en estas detenciones de inmigración (ICE holds).

4.-Los detenidos experimentan prolongación de encarcelamiento debido a que las detenciones son a menudo usadas para negar la libertad bajo fianza, para impedir el acceso a los servicios de tratamiento médico o programas de desvío de la cárcel o para limitar el acceso a abogados.

5.-Las personas en este tipo de detención de inmigración están en desventaja en el sistema de justicia penal y se declaran culpables a tasas más altas.

6.-Las comunidades soportan los costos sustanciales de la encarcelación adicional como resultado de las detenciones de inmigración. Debido a que el ICE aún no ha asumido la custodia de los individuos detenidos, permanecen técnicamente bajo la custodia de la agencia estatal o local de aplicación de la ley.

7.-Con frecuencia, a los detenidos no se les notifica por qué están retenidos, y no hay un proceso claro para levantar una detención de inmigración una vez que se ha presentado.

8.-El aumento de la presencia del personal encargado de hacer cumplir la ley de inmigración y la pronta disponibilidad de los detenidos ha dado como resultado un aumento de las paradas de tráfico y arrestos de bajo nivel hacia latinos.

Los tribunales estadounidenses han estado hablando firmemente en contra y juzgando esta práctica como legalmente problemática. En noviembre de 2014, el Secretario de Seguridad Nacional de la Administración Obama,  Jeh Johnson,  reconoció “el creciente número de decisiones judiciales federales que sostienen que la detención basada en inmigración por parte de las agencias estatales y locales viola la Cuarta Enmienda”.

Hay una lista creciente de demandas resueltas y pendientes con respecto a las detenciones de inmigración. En Arizona, la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa se enfrenta actualmente a una demanda relacionada a una detención de inmigración contra una ciudadana estadounidense.

Sigue esta liga para leer una lista parcial de casos compilados por el Foro Nacional de Inmigración.