DACA/DREAM Noticias Frontera Fund

Ducey Tendrá que Dar Licencias a Víctimas de Violencia Doméstica con Acción Diferida

Fotosearch_k9595206
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La ex gobernadora de Arizona Jan Brewer, en su patente racismo y odio no sólo prohibió el acceso a los DREAMers a las licencias de conducir el mismo día que el Presidente Obama anunció la Acción Diferida para la Infancia (DACA) en junio de 2012, sino que un año después extendió la prohibición a otras categorías de acción diferida. Esta acción desconcertante, afectó a víctimas de violencia doméstica u otras víctimas inmigrantes con acción diferida que en años anteriores se les había concedido una licencia de conducir en Arizona.

Esta acción de Brewer fue tomada para “evitar” la apariencia de discriminación en contra de los DACA-DREAMers, a pesar de que a todos los beneficiarios de acción diferida se les había otorgado presencia legal en los Estados Unidos, un permiso de trabajo y una licencia de conducir.

En realidad, esta extensión de la prohibición fue basura legal.

Ayer, cinco años después de esta horrenda y prolongada prohibición, un juez federal negó que el abogado del gobernador Ducey siga negando licencias de conducir a otros beneficiarios de Acción Diferida.

Sí, Doug Ducey no quería ni pudo separarse de las odiosas políticas de inmigración de Jan Brewer.

Los DREAMers ya habían ganado la batalla legal contra los esfuerzos de Arizona para denegarles las licencias de conducir, como informamos en Lacey y Larkin Frontera Fund. Esa batalla se libró hasta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, que denegó una audiencia y, por lo tanto, la decisión del tribunal inferior se mantuvo. De todas maneras, los jóvenes inmigrantes bajo DACA habían disfrutado del uso de las licencias de conducir debido a una orden judicial, mientras el caso navegaba por los tribunales para ser ganado el 19 de Marzo del 2018.

Finalmente ayer, el juez Campbell dijo que la acción de negar licencias de conducir a estos otros destinatarios de la Acción Diferida es ilegal. “El gobierno federal no hace distinción”, dijo.

Esto es en referencia a que todas las categorías de Acción Diferida reciben un permiso de trabajo emitido a nivel federal para permitir a los beneficiarios una presencia digna en este país, con acceso a un permiso de trabajo.

Es importante destacar que el juez Campbell dijo en su fallo que los procedimientos legales del caso indicaban que el estado jugaba juegos con los litigios cuando cambiaban las políticas para enmascarar la discriminación descarada contra DACA-DREAMers.

Es vergonzoso que estas maniobras legales bajo la exgobernadora Jan Brewer fueron continuadas por el gobernador Doug Ducey. Este nunca se  comprometió a limpiar a profundidad el clima antiinmigrante creado por Brewer, que hizo titulares de todo el mundo.

Ahora el estado se verá obligado a emitir licencias de conducir a todos bajo el Programa de Acción Diferida.

Ojala que Doug Ducey deje este asunto así.

La lucha para sostener estas políticas antiinmigrantes equivocadas es una pérdida de dinero de los contribuyentes, que debería preocupar a los arizonenses, incluso si a estos no les importan los derechos de los inmigrantes.

Luchar en los tribunales en contra de  jóvenes inmigrantes y víctimas de violencia doméstica para que no obtengan licencias de conducir es costoso porque el estado contrató por años abogados en bufetes de abogados caros y elegantes. Lo sé bien porque yo participé en declaraciones juradas durante el caso legal The ADAC v. Jan Brewer junto con Dulce Matuz y otros que se realizó dentro de las oficinas en una firma de abogados exquisitamente decorada en un edificio alto en el centro de Phoenix.

Esta victoria para las comunidades inmigrantes fue posible gracias a los excelentes abogados de la organización National Immigration Law Center (NILC) que han litigado en ambos casos, el caso DACA-DREAMers y la extensión de la prohibición a las otras categorías de Acción Diferida.

Nicholas Espíritu, abogado de NILC, le dijo a Howard Fisher: “Estas personas podrán ingresar a los MVD (División de Motores y Vehículos en Arizona) en todo el estado y presentar los mismos documentos que todas las demás personas que son como ellos, que tienen un documento que prueba su identidad y autorización para estar en el país, y podrán obtener una licencia de conducir ‘.