Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

El Alto Costo de la Separación de Familias y de Dónde Sale el Dinero

Fotosearch_k20450782
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Desafortunadamente, los partidarios de Trump no se preocupan por la impresionante violación de los derechos humanos causada por su presidente cuando, tomando malos consejos de Stephen Miller, decidió separar a las familias en la frontera.

En las redes sociales, muchos aplaudieron esta decisión, y otros compararon las horrendas condiciones del almacenamiento de niños migrantes con alegres campamentos de verano.

Nada está más lejos de la verdad.

No les importa que solicitar asilo sea un derecho reconocido por la ley en los Estados Unidos y que muchas familias estén siguiendo el proceso.

Los corazones de los seguidores de Trump no se conmueven con las historias de horror y violencia que cientos de personas están experimentando en Centroamérica que los obligan a huir en busca de oportunidades en los Estados Unidos.

Seamos francos: la política sin precedentes de separar a los niños de sus padres, algunos de apenas 3 meses de edad, se basa en el odio más que en soluciones racionales, y ha resultado en una condena mundial y en una cascada de costos escandalosos.

Sí, las políticas de inmigración equivocadas cuestan mucha plata.

La política de separación familiar se implementó sin un plan concreto para cubrir los costos o cumplir con las leyes de bienestar infantil y sin considerar un proceso de reunificación, ahora ordenado por los tribunales.

Ahora hablemos de los costos.

Según informes de los medios, cuesta $ 775 DOLARES DIARIAMENTE cuidar de cada niño en instalaciones inadecuadas. A este ritmo, sería más barato alojar a estos niños en hoteles de lujo o llevarlos a Disneylandia.

Estimaciones recientes han puesto el costo de mantener a los niños separados en $ 1.5 millones de dólares por día.

Contratistas de defensa como General Dynamics (un conglomerado empresarial masivo que construye aviones, tanques, submarinos, etc.) o MVM están a cargo de manejar la burocracia o el cuidado de niños migrantes y están cobrando millones de dólares por su vergonzoso servicio. General Dynamics está anunciando y procesando el reclutamiento de trabajadores para cuidar a los niños, mientras que MVM fue descubierto almacenando menores en instalaciones inadecuadas, como descubrimos aquí en Phoenix, gracias a los audaces informes de la reportera de Reveal Aura Bogado.

Además, la administración de Trump ha pagado más de $ 450 millones a Southwest Key Programs, una organización sin fines de lucro, para cuidar a los menores migrantes. Como todas las formas I-90 de las organizaciones sin fines de lucro son parte de registros públicos, no fue difícil para los reporteros descubrir que el CEO de Southwest Key, Juan Sánchez, recibe un salario de $ 1.5 millones anuales por tomar estos contratos con el gobierno.

Pero, ¿de dónde viene el dinero?

De la toma de fondos de otros programas gubernamentales que benefician a los ciudadanos de los Estados Unidos, o sea de programas que benefician al contribuyente.

Para cubrir el costo de esta horrible crisis artificialmente creada, la administración Trump está saqueando los fondos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés), específicamente programas de investigación médica, programas de salud rurales y programas de emergencia médicas.

Según el blog Immigration Impact, el presidente Trump “succionó $ 40 millones en fondos del HHS en los últimos dos meses”. Algunos de estos fondos provienen del programa Ryan White HIV / AIDS, que cubre los costos para las personas que viven con el VIH.

Según los informes, funcionarios de gobierno se preparan para transferir más de $ 200 millones en fondos adicionales fuera de la agencia de salud, ya que anticipan complicaciones con la política de separación familiar y mayores costos logísticos durante el proceso de reunificación.

Las implicaciones de este saqueo de fondos son aterradoras. Los defensores de la salud advierten que el HHS estará menos preparado para enfrentar una crisis de emergencia de salud pública, como un brote de ébola, Zika, SIDA, etc., si los fondos no están allí. Emily Holubowich, directora ejecutiva de la organización  Coalition for Health Funding, dijo: “No deberíamos retirar fondos discrecionales de los programas que lo necesitan”.

No quiero ser alarmista, pero si viste la película Contagion, sabe que preservar los fondos en los programas de HHS debería ser importante.