Archivos de Arpaio

El Amigo de Arpaio, el Voluntario Mike Zullo, se Presenta en la Corte Mientras su Jefe Pide más Dinero al Público

sheriff-joe-arpaio-blankstare
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

El voluntario “posse” de Arpaio, quien lideraba la investigación sobre la validez del certificado de nacimiento del Presidente Obama, participó  en una audiencia telefónica ante el Juez Federal Judge G. Murray Snow el martes, llamando a una sala de la corte casi desierta para discutir los asuntos pendientes en el caso contínuo de desacato a la corte de Arpaio.

Zullo estuvo en la línea con 16 o más abogados de las varias partes en el caso. El Juez Snow le preguntó a Zullo si se estaba representando a sí mismo, y el indicó afirmativamente.

“No que realmente lo quiera hacer,” Zullo le dijo al juez. “Yo quiero asesoría de un abogado.”

De acuerdo con recientes mociones pro se (donde el demandado se está representando a sí mismo) el vountario posse de Casos Fríos de Arpaio quiere que el Condado de Maricopa pague por sus abogados, diciendo que los Abogados de Arpaio — John Masterson y Joe Popolizio de la firma de abogados Jones, Skelton, Hochuli — sólo recientemente le informaron que, a pesar de sus comentarios públicos, han decidido que no lo representan.

Pero no es solamente la firma Jones, Skelton que está abandonando a Zullo. El abogado del Condado de Maricopa durante las audiencias de desacato a la corte, Richard Walker, ha llenado una notificación con la corte declarando que el condado no pagará por el abogado de Zullo.

El abogado Walker estaba presente vía telefónica en la sala de la corte el martes y volvió a afirmar la posición del condado de no proveer a Zullo con consejo legal.

“Me siento como en limbo,” Zullo le dijo a la corte. “Yo básicamente he sido abandonado.”

El Juez Snow le dijo a Zullo que el “no veía el propósito” en declararse en favor de la petición de Zullo de programar su declaración a más tiempo, siendo que el condado no va a proveer consejo legal para él.

Además, Zullo no es nombrado como acusado en el caso, el Juez Snow comentó.

Actualmente, Zullo es el último testigo de los demandantes. Él no ha declarado fuera de la corte, porque él se presentó a su cita del 23 de octubre invocando a la Quinta Enmienda de la Constitución, que afirma el derecho a no auto-incriminarse, rehusándose entonces a ser cuestionado hasta que el haya obtenido un abogado.

Zullo dijo que Popolizio le dijo dos días antes de la deposición de que  Jones, Skelton no lo representa. Él dice que los abogados de Jones, Skelton lo engañaron, diciéndole que estaba siendo representado por la firma, cuando en realidad no lo estaba.

“Me siento como en limbo,” Zullo le dijo a la corte. “Yo básicamente he sido abandonado.”

Zullo continuó, declarando que es “intimidante” tener que presentarse telefónicamente con “abogados de este calibre.”

Masterson, quien estaba también en el teléfono, dijo que él no estaba de acuerdo con la descripción de las acciones tomadas por su firma. Aquí es donde el Juez Snow realizó una intervención.

“Me parece muy claro,” el juez le dijo a Zullo, “si vas a tener un abogado, lo vas a tener que pagar tú mismo.”

En relación a la moción de Zullo buscando una orden de protección sobre 87 documentos en posesión de Jones, Skelton, los cuales no han sido puestos a disposición de los demandantes, el Juez Snow le dijo al posse que los demandantes han respondido a la moción, y que estaba dando a Zullo hasta el viernes al medio día para responder.

El Juez Snow también programó los argumentos orales en la moción de  Zullo para el viernes, a las 3:30 p.m., después de la cual, él emitirá un juicio.

El resto de la teleconferencia se ocupó con programar el resto de los procedimientos de la corte. Snow sugirió el 9 de noviembre para la deposición de Zullo, y ambas partes –los demandantes y Zullo- parecen estar de acuerdo con eso. (Desde entonces, esa fecha ha sido finalizada, de acuerdo con el record de la corte.)

Snow también programó a la corte a reunirse el 10 de noviembre, mientras el 12 y 13 se han dejado abiertas en caso de que sean necesitadas. (El 11 de noviembre es una receso federal.)

La defensa intenta llamar al Capitan Russ Skinner de la division de normas y conformidad del MCSO, y volver a llamar al Jefe Adjunto Jerry Sheridan, quien sufre de problemas de la espalda.

Masterson habló en clave de la condición física de Sheridan.

Sin mencionar su nombre, Masterson dijo que “el testigo está teniendo un procedimiento medico ahora mismo,” y que estaba “bajo anestesia general.”

Aun así, el abogado dijo que el testigo estará listo al final de la semana que viene. De otra manera, un testigo de reemplazo será encontrado,

Se anticipa que Skinner y Sheridan, o cualquiera que reemplace al último, testificará lo duro que el MCSO ha trabajado para cumplir las órdenes del Juez Snow. No es broma.

Los argumentos orales finales de las audiencias se habían programado para el 10 de Noviembre, pero la situación de Zullo y Sheridan ha retrasado el trabajo.

Mientras tanto, los peleles de Joe como Zullo se preocupan en cómo pagar a un abogado y el Sargento de MCSO Joe Sousa es reducido a mendigar dinero para pagar su defensa criminal a través de una cuenta con el sitio web GoFundMe, Arpaio manda correos electrónicos casi diarios para pedir dinero para su fondo de defensa.

Y no, el Alguacil no está compartiendo.

Joe y su inmoral hombre de campañas Chad Willems saben que nace un tonto cada minuto. En el último correo electrónico Joe se queja que “él es sólo un Alguacil del Condado, no un súper rico abogado.”

“Yo simplemente no tengo la riqueza personal de pagar las cuotas de la defensa en contra de esas demandas”, dice el correo electrónico distribuido en masa.

La cosa es, Arpaio si tiene la riqueza personal para pagar su defensa criminal. Él y su esposa Ava son millonarios, poseedores de bienes raíces, con propiedades de gran valor en Scottsdale.

Además, el condado está pagando por la masiva cuenta de los abogados durante esta etapa civil del juicio, no Joe.

Por buenas razones, el condado no paga por defensa criminal. Así que Joe está solo en esa jornada, a pesar de que falla en explicar a sus amigos de su lista de distribución las razones.

La única razón por la que Arpaio necesita dinero para pagarle a sus abogados es porque se enfrenta al prospecto de ser acusado de crímenes federales- desde desacato criminal, perjurio, obstrucción de la justicia- hasta crímenes “no desarrollados” –inchoate crimes- como la compra de un material que se creía había sido robado.

Esta deber ser una lección para los que siguen a Joe: Cuando se trata de Arpaio, las reglas de la mafia aplican. Esto es, todo mundo es desechable, con excepción de Arpaio, quien tiene multitud de abogados a su disposición, no como sus subordinados, que deben pelear por tan sólo uno.

Publicado con permiso. Phoenix New Times.