El Centro Young

Cada año, miles de niños intentan escapar de violencia indescriptible, trabajo forzoso y pobreza desesperada haciendo un peligroso viaje a los Estados Unidos. Llegan a nuestras fronteras sin ser acompañados por un padre o guardián, típicamente traficados o contrabandeados por personas que los obligan a pagar una deuda significativa.

Una vez que estos niños son aprehendidos en los Estados Unidos, se enfrentan a un sistema legal contradictorio e incomprensible que los trata igual que a los adultos. Se espera que se representen a sí mismos en los tribunales y no reciben ninguna ayuda si no fuera por la ayuda de las organizaciones de defensa.

El Centro Young es una organización de derechos humanos que aboga por estos niños inmigrantes vulnerables. La misión de la organización es mejorar el sistema de inmigración para que niños en los procedimientos de deportación sean reconocidos como niños, con derechos exclusivos y necesidades de protección.

En 2016, el Centro Young abrió una oficina en Phoenix como parte de una expansión nacional. Arizona es el segundo punto más grande de entrada (después de Texas) para niños de inmigrantes no acompañados. Debido a que Arizona no tiene centros de detención familiar, los niños que llegan aquí tienen más probabilidades de estar separados de sus padres. Además, más del 70 por ciento de los niños que ingresan a Arizona son de Guatemala, lo que a menudo significa que hablan un idioma indígena y no tienen una comunidad en el estado para recibirlos.

Lacey & Larkin Frontera Fund se enorgullece de apoyar los esfuerzos del Centro Young en Phoenix para reclutar y capacitar voluntarios defensores de los menores no acompañados, fomentar las relaciones con las organizaciones de apoyo locales que proporcionan una variedad de servicios a estos niños y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Centro Young: theyoungcenter.org