Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

El Efecto Trump: Menos Turistas y Estudiantes

statue-of-liberty

El número de personas que cruzaron ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México disminuyó en un 40 por ciento entre enero y febrero. Naturalmente, muchos partidarios de Trump se regocijan y  acreditan estas estadísticas a la postura dura del Presidente sobre la inmigración.

Los números son reales. De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en Ingles), 31,578 individuos que cruzaron la frontera fueron detenidos en enero, mientras que 18,762 personas fueron aprehendidas en febrero. Durante las últimas décadas, febrero ha visto típicamente un aumento en la inmigración.

Pero es demasiado pronto para decir si estas estadísticas representan una tendencia a largo plazo. La migración fluctúa con las estaciones, típicamente.  También fluctúa con mareas económicas tanto en los Estados Unidos como en los países al sur. Recientemente,  la inmigración se ha visto marcadamente afectada por los altos índices de delitos violentos en Centroamérica.  Los costos de inmigrar sin documentos han aumentado significativamente debido a las altas cuotas que los coyotes (contrabandistas humanos) cobran a los migrantes que ahora llegan a los miles de dólares ya que los carteles de la droga mexicanos han tomado las fronteras.

También es posible que la retórica de Trump haya disminuido la inmigración convirtiendo a los Estados Unidos de América como un país al cual menos gente quiere ir.

Otros números apoyan esa hipótesis. Casi el 40 por ciento de los colegios y universidades estadounidenses están reportando una disminución en el número de estudiantes internacionales que solicitan ingreso. La caída es particularmente notable en los estudiantes de Oriente Medio, India y China. (Sin embargo, algunas Universidades en estados llamados estados azules, los cuales están dominados por los demócratas y se perciben como más amigables a los inmigrantes, están viendo un aumento en el número de solicitudes de estudiantes internacionales).

Los estudiantes internacionales están citando varias preocupaciones, incluyendo la percepción de que los Estados Unidos es menos acogedor para los extranjeros, así como preocupaciones de que la prohibición de viajar podría expandirse a otros países y que las restricciones de visas podrían endurecerse. La violencia xenófoba, como el asesinato de un hombre indio en Kansas, también está infundiendo temor en los profesionales y estudiantes extranjeros.

Los estudiantes internacionales suelen pagar la matrícula completa y traer más de $ 32 mil millones de dólares al año a la economía del país. También fomentan el intercambio de ideas nuevas, la innovación y promueven una visión positiva de los Estados Unidos dondequiera que vayan. Los estudiantes estadounidenses que interactúan con estudiantes internacionales tienen más probabilidades de aprender un idioma extranjero, colocar los problemas contemporáneos en una perspectiva histórica, reexaminar el dogma político y religioso, cuestionar sus estereotipos acerca de otras razas y apreciar el arte y la literatura de otros grupos étnicos.

No son sólo los estudiantes de educación superior que están renuentes a venir al país. Las reservas de vuelos a los Estados Unidos han bajado un 6.5 por ciento en comparación con el año pasado. En sólo la primera semana después de la orden ejecutiva de Trump, que prohibía el ingreso a individuos de 7 países musulmanes, los Estados Unidos perdieron casi $ 200 millones en viajes de negocios. Nueva York, el destino más popular para los viajeros extranjeros, está proyectando una reducción de 300,000 turistas  internacionales para la Gran Manzana este año.

En la industria turística, incluso los porcentajes pequeños pueden hacer una gran diferencia en los ingresos. Una mera reducción del 1 por ciento en los viajes de negocios internacionales durante un año podría costar los 71,000 empleos y 3,000 millones de dólares en salarios.

Queda por ver cómo la retórica de inmigración de Trump y la orden ejecutiva del muro fronterizo impactarán al turismo del segundo mercado de turístico más grande de los Estados Unidos: el de México.

Algunos partidarios de Trump pueden celebrar la pared literal y figurativa impuesta a Los Estados Unidos de América. Pero deberían preguntarse: si la gente no viene a Estados Unidos porque lo ven como un lugar indeseable, poco acogedor y peligroso, ¿cómo es eso “Hacer a América Grande de Nuevo”? Si estamos perdiendo millones de dólares en turismo, impuestos y matrículas en universidades, ¿cómo es eso de ‘ganar’? Y si, para preservar al país, tienes que convertir a USA a en algo que no es, ¿cómo es eso preservar a los valores del país?