Archivos de Arpaio

El Ex-Abogado de Arpaio Descubre sus Mentiras, Jefe Adjunto Casi Admite Perjurio

craycray11
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

El anterior portavoz del Alguacil Joe Arpaio, el abogado Tim Casey, cantó como tenor Irlandés en la Corte Federal el Martes, arrollando a su anterior cliente e implicándolo en desacato criminal de las órdenes de la corte.

Casey fue obligado a testificar por el Juez Federal Judge G. Murray Snow, a pesar de objeciones que buscaban proteger su compromiso ético como abogado en base a la relación confidencial entre abogado y su cliente.

Pero el Juez Snow ordenó que ciertos asuntos son importantes para las audiencias que no deben estar cubiertas por el sacrosanto manto de la confidencialidad entre el abogado y su cliente.

Y en esos asuntos, el testimonio de Casey pintó una imagen de un Alguacil testarudo, indiferente a los consejos legales de sus abogados y determinado de hacerlo a su manera.

Uno de esos asuntos concierne a la orden de bloqueo preliminar del Juez Snow, la cual estableció que MCSO no esforzaría la ley civil de inmigración.

Bajo esa orden,  MCSO no podría detener o entregar personas indocumentadas a las agencias federales, como USCIS, sólo por el hecho de ser indocumentadas.

Casey dijo que creó una frase corta para explicar la orden del Juez: “arresta o deja ir”, que quiere decir que MCSO podía sólo escoger entre arrestar a los indocumentados con cargos estatales o dejarlos ir.

MCSO no podía detener esos individuos o darlos a ICE sólo por el hecho de ser indocumentados.

Casey testificó que él cree que el habló primero con Arpaio el día que la orden de bloqueo fue lanzada.

El también alertó al Alguacil y a otros oficiales del MCSO del bloqueo en reuniones, llamadas, y correos electrónicos.

El abogado dijo que especialmente quería asegurarse de que la famosa Unidad de Tráfico Humano (HSU por sus siglas en inglés) fuera informada inmediatamente del bloqueo, debido a que HSU era la punta de la flecha cuando se relaciona a casos de inmigración.

Con este fin, Casey dijo que el había enviado un correo electrónico al entonces executivo del MCSO Brian Sands, el Director Adjunto Jerry Sheridan, al Jefe Jack MacIntyre, y al comandante de la Unidad de Tráfico Humano, Joe Sousa, informándoles de la orden.

Los cuatro hombres, junto con Arpaio, son acusados de desacato civil.

Ambos Arpaio y Sheridan han admitido cometer desacato civil, mientras que los otros han mantenido su inocencia.

Sólo  Arpaio y Sheridan posiblemente enfrentan cargos de desacato criminal, los cuales involucran deliberada desobediencia a las cortes

Casey dijo él discutió con Arpaio sus opciones de apelar la orden. El MCSO subsecuentemente lo hizo pero perdió en el Noveno Circuito de Apelaciones.

El abogado dijo que él creía que Sands y otros estaban tomando medidas para asegurarse que los miembros de HSU y los patrulleros recibieran las noticias.

También pensó que  Arpaio entendió el concepto de “arrestar o soltar” aún cuando no le gustaba perder.

“Mi impresión fue que el Alguacil  Arpaio sabía lo que pasaba en la HSU todo el tiempo,” declaró Casey durante la sesión de preguntas por la abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) Cecillia Wang.

Sin embargo, en el juicio del 2012 en Melendres v. Arpaio ese verano, Casey y su colega abogado, el Fiscal Adjunto del Condado Tom Liddy, pensó que había una violación del bloqueo preliminar basado en el testimonio.

Ellos discutieron el asunto con Sands para asegurarse de que “eso no pasara otra vez.”

En Septiembre de 2012, el Noveno Circuito sostuvo la decisión del Juez Snow.

Entonces en Octubre 2012, los abogados de los demandantes en Melendres enviaron a Casey una carta quejándose de posibles violaciones a las órdenes de la corte.

La correspondencia del abogado del ACLU André Segura incluyó un comunicado de prensa reciente, el cual anunciaba que el MCSO había tomado custodia de unos indocumentados, a pesar de que no se les habían impuesto cargos criminales

De acuerdo a las políticas de priorizar a los indocumentados criminales para su deportación , ICE no había recibido a los detenidos del MCSO.

Arpaio fue citado de decir que “consistentemente con la política del MCSO de los pasados seis años,” el  MCSO siguió con un  plan alternativo de tomar a esos ilegales a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.”

El Alguacil ya había mencionado a los medios de que tenía un plan secreto para liderar con la negativa de ICE de tomar a los indocumentados de sus manos.

A ese tiempo, Arpaio estaba corriendo para re-elección en contra del Demócrata Paul Penzone, una pelea dura que Arpaio ganó con mínimo margen de victoria.

Casey le dijo a la corte que supo que Arpaio había lanzado el comunicado de prensa “solamente con intenciones electorales,” y para obtener publicidad.

El abogado testificó que entró en una “discusión acalorada”, sobre este plan secreto durante una reunión con Arpaio.

Antes de la reunión, Casey le dijo a Sands que si todo salía bien, él iba a renunciar.

Sands prometió hacer lo mismo, si fuera necesario.

A Arpaio no le gustó el consejo de Casey, diciéndole que “él era el Alguacil y que él tomaba las decisiones.”

Pero Arpaio finalmente dio a su brazo a torcer, prometiendo de que no pasaría de nuevo.

En Mauo 2013, el Juez Snow decidió en contra de MCSO en  Melendres, encontrando que la agencia había ejercido perfil racial y haciendo el bloqueo preliminar del 2011 permanente.

Pero hasta Marzo del 2014, Casey se dio cuenta que algunos de los jefes del MCSO no sabían del bloqueo preliminar.

Como resultado, MCSO había continuado violando la orden del juez, a pesar de lo que Casey describe como sus mejores esfuerzos por comunicarla.

El testificó que le dijo a Arpaio en tres ocasiones separadas que MCSO no podía detener a los ilegales sin cargos estatales.

Por esto y porque Sheridan y el entonces Jefe Adjunto David Trombi públicamente mal representaron la orden, él recomendó que todos con rango de sargento para arriba leyeran la órdenes de Snow del 2011 y 2013 en Melendres.

Él también aconsejo a Arpaio a leer las órdenes del Juez Snow en Melendres para mitigar la culpa de Arpaio, en caso de que se le acusara de desacato.

Casey dijo que su decisión de retirarse como abogado al final del  2014 fue “muy directamente por la resistencia de Arpaio.

“¿Resistencia a qué?” Wang le preguntó a Casey.

“Que se le dijera que debía hacer,” replicó Casey.

Sobre el asunto de la investigación de Seattle, el testimonio de Casey fue condenatorio.

Como el discutió en su deposición reciente, Casey recordó una reunión en la oficina del Alguacil al final del  2013/principios del  2014 con Arpaio, Masterson, y el colega abogado de Masterson Joe Popolizio, Liddy, y otros, donde dos de los empleados del  MCSO llamaron de Seattle, describieron la información del informante confidencial del MCSO Dennis Montgomery ofrecia al MCSO.

¿Ellos describieron una conspiración?, se le preguntó a Casey.

“Eso es lo que se ha reportado,” Casey respondió. “Que había colusión de la corte (con el Departamento de Justicia-DOJ) de que tenía algún efecto adverso sobre el Alguacil.”

La falsa conspiración supuestamente involucraba a el Juez Snow, el Departamento de Justicia, el anterior Fiscal General de los Estados Unidos Eric Holder, el Fiscal Adjunto de los Estados Unidos Lanny Breuer, y el anterior Fiscal de Arizona Dennis Burke, “todos en una supuesta conspiración.”

Casey dijo que el recordaba haber visto los documentos ilustrando la conspiración, una línea de tiempo y una gráfica de flujo.

Esta última estaba en la reunión descrita, y tenía el nombre de Snow en ella.

Arpaio estaba “entusiasmado ” sobre la conversación de la conspiración, dijo Casey, y le dijo a todos los presentes que la conspiración necesitaba analizarse.”

Los empleados del MCSO llamando Seattle describieron como Montgomery estaba sacando material que supuestamente había obtenido de la Agencia Central de Inteligencia, o de la Agencia de Seguridad Nacional (CIA-NSA)

Casey le dijo que otros abogados presentes pensaron que esto podía ser ilegal.

Si no era ilegal, de todas maneras era basura en opinión de Casey. Y que Montgomery era alguien “que debían evitar.”

Pero Arpaio lo encontró cedible y añadió un poco a la conversación.

Arpaio observó que el anterior Senador de los Estados Unidos por Arizona Jon Kyl estaba actualmente empleado por la firma Covington and Burling, cuyos abogados estaban colaborando con el  ACLU como abogados de los demandantes en Melendres.

“Y Kyl le dio a este Juez su trabajo,” dijo Arpaio.

Queriendo decir que Kyl ayudó al Juez Snow en 2008 mientras que Kyl era senador y Snow fue nominado para ocupar la silla por el Presidente George W. Bush.

Aparentemente, esto era parte de una falsa conspiración  anti-Arpaio, la cual el Alguacil estaba  montando para usarla en contra del Juez Snow y el departamento de Justicia.  .

Aquellos que no son nuevos en el Condado recordarán que durante la Guerra entre el MCSO y el Consejo de Supervisores del Condado (2008-2010), Arpaio y el entonces Fiscal del Condado – Andrew Thomas cocinaron una deficiente teoría conspiratoria en contra de la construcción de la torre de la Corte Superior.

Thomas y Arpaio usaron esa no existente conspiración para intimidar, poner en conflicto y algunas veces, hacer cargos criminales en contra de sus enemigos.

Esa conspiración se convirtió en la base para la falsa investigación sobre fondos RICO de Arpaio yThomas, dirigida a un montón de jueces, políticos y oficiales del condado que se oponían a los designios del Alguacil de una manera u otra.

Las seudo-conspiraciones han sido útiles para Arpaio.

Por ejemplo, la muy ridiculizada investigación del Alguacil del certificado de nacimiento del Presidente Obama le consiguió contribuciones a su campaña por todo el país.

Arpaio incluso presumió sobre la habilidad de las investigaciones sobre el certificado de nacimiento de traerle donativos en un revelador momento durante el documental El Show de Joe. The Joe Show.

La conspiración de Seattle nació de su investigación del certificado de nacimiento del Presidente Obama. Involucra a los mismos individuos como el comandante de casos fríos Mike Zullo y el Detective Brian Mackiewicz.

Antes de que Casey tomara el banquillo de los testigos por la tarde, Sheridan fue cuestionado por el Juez, quien preguntó de varios asuntos, como la investigación de Seattle y el proceso de Investigaciones Internas en el MCSO.

Relacionado con Montgomery, Sheridan dijo que creía que el informante confidencial era un genio de las computadoras como también “un muy buen estafador”.

También, Sheridan admitió que el MCSO pagó por Zullo y Mackiewicz para llevar a  Montgomery a D.C.  y encontrarse con Royce Lamberth con relación a las afirmaciones de Montgomery.

Él no pudo recordar quien organizó la reunión con Lamberth.

Cuando el juez Snow preguntó si había sido el abogado Larry Klayman, Sheridan concedió que esto era posible.

(Nota: En los correos electrónicos, Klayman le recuerda a Mackiewicz quien es el contacto del  MCSO con Lamberth.)

Sheridan continuó para sostener que el asunto de la investigación de Seattle eran las 150,000 cuentas de banco de residentes del condado que Montgomery produjo, supuestamente cosechadas por la CIA.

En cuyo caso, el objetivo de la investigación del  MCSO debió haber sido el gobierno federal.

Sheridan concedió que dos ex empleados del NSA contratados por el MCSO para analizar los datos que Montgomery’s entregó, etiquetaron la información como fraudulenta.

Y ellos hicieron una penosa admisión: El no había sido honesto con las cortes en su aparición en Abril delante del juez.

En ese momento, bajo cuestionamiento por el Juez Snow, él testificó que no había visto la evidencia que apoyaba la supuesta colusión entre Snow y otros individuos en la supuesta conspiración.

Pero el mismo día, durante el receso de medio dia, Sheridan regresó al cuartel general de MCSO donde fue contactado por el Jefe Adjunto Bill Knight.

Knight estaba, por órdenes del Juez Snow, reuniendo documentos relacionados con la investigación de Seattle.

Knight le enseño la gráfica de flujo de la conspiración, creada por Montgomery.

Al principio, Sheridan dijo que nunca la había visto.

Después, el recordó haber visto una diferente versión previamente.

Después del almuerzo ese día, bajo cuestionamiento del Juez Snow, Sheridan no dijo nada de lo que había visto.

En la audiencia del martes, Snow le recordó: “Tu  dijiste que no habías visto nada que me involucraba en una conspiración  anti-Arpaio..

Suavemente, su cara se enrojeció, Sheridan estuvo de acuerdo que no lo había hecho.

Lo que lleva a los observadores a creer que Sheridan es un estúpido o un mentiroso.

Casey estaba en el banquillo de los testigos al final del martes y regresó esta mañana.

Después de Casey, el Jefe Adjunto Jack MacIntyre y el anterior Jefe Adjunto Brian Sands se supone que serán llamados a testificar.

Arpaio está programado en continuar después de eso.

Pero dado el tiempo que han tomado los testimonios, es poco probable que Arpaio testificará hasta el jueves.

Publicado con permiso Phoenix New Times.

Traducción: Carmen Cornejo