Archivos de Arpaio

El Juez en el Caso de Arpaio Advierte que Otros Pueden Ser Acusados Criminalmente

arpaiowed1200
Arpaio. Fotografia: Stephen Lemons/New Times
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Mientras que las audiencias de desacato a la corte terminaron el viernes en la corte federal, el Juez G. Murray Snow ofreció una advertencia amenazadora a aquellos no nombrados como acusados en el caso civil.

Arpaio, su jefe Adjunto, Jerry Sheridan, y otros tres actuales y anteriores comandantes del MCSO enfrentan alegaciones de desacato criminal a las órdenes de la corte del Juez Snow. De hecho, Arpaio y Sheridan ya han admitido a desacato civil a las órdenes del Juez, que se originaron del caso subyacente de derechos civiles, Melendres v. Arpaio.

Hipotéticamente, todos los cinco hombres pueden enfrentar que su situación se refiera por el Juez Snow a ser acusados de desacato criminal, si el Juez cree que ellos deliberadamente violaron sus órdenes.

El Juez Snow marcó la fecha del 20 de Noviembre para las declaraciones finales de las partes y para posibles sanciones que se impondrán.

En cierto momento, los abogados criminales de los defensores serán permitidos de aproximarse al juez en la situación de referir a los defendidos a cargos de desacato criminal aunque no hay fecha para esto.

Pero el Juez Snow hizo del conocimiento de los participantes de que hay “individuos adicionales que pueden ser llamados para ser referidos a desacato criminal.”

Quienes son esos individuos, no se dijo en esta ocasión.

Las reglas federales de procedimiento criminal  dice que la corte debe dar al acusado notificación en una corte abierta, en una orden para mostrar un caso, o en una orden de arresto y que,

“El tribunal debe solicitar que el desacato sea procesado por un abogado del gobierno, a menos que el interés de la justicia requiere el nombramiento de otro abogado. Si el gobierno se niega a la solicitud, el tribunal debe nombrar a otro abogado para procesar al desacato.”

Nota el uso de la palabra “debe” en vez de la menos comprometida “podría”.

Ha habido mucha discusión en si el Fiscal de los Estados Unidos en Arizona John Leonardo perseguiría cargos a Arpaio y los demás, si se hiciera una referencia del caso a la oficina del Leonardo.

Leonardo no es conocido como fan de Arpaio; Sin embargo, la oficina del Fiscal de los Estados Unidos se le ha visto “evadiendo riesgos”, cuando se trata de hacer que Arpaio responda a sus faltas, y se le recuerda tristemente por declinar la hacer cargos en contra de Arpaio y sus secuaces en el abuso de poder del 2012.

Con Arpaio perfilándose para buscar la re-elección el próximo año, la oficina del Fiscal de los Estados Unidos puede temer verse prejuiciado. También está operando bajo un presidente en los últimos meses de su término. Añade a esto el rumor de que Leonardo esta esencialmente calentando la banca como parte de su retiro y que carece la voluntad de hacer cargos a Arpaio en el ámbito criminal.

Pero la regla 42, citada más arriba, establece que “si el gobierno declina” la petición de la corte, entonces la corte debe designar otro abogado  para seguir las alegaciones de desacato, lo que significa que debe designar un tipo de Fiscal Especial.

Esto le debe dar esperanza a aquellos que buscan justicia de los atropellos de Arpaio dado que la ley contiene la palabra “debe”.

Y debe dar a Arpaio, Sheridan, y cualquiera que con gusto ha hecho fechorías en su nombre en desafío de las ordenes de la corte, una pausa para considerar las consecuencias.

Lo que nos lleva al voluntario “Posse de Casos Frios de Arapio, el Comandante” Mike Zullo, quien continuó cantando en el limitado tiempo que el permaneció en el estrado el viernes.

Siguiendo la actuación llena de brío de Zullo del jueves, con su extraño giro de tomar la quinta y despues soltar todo, el viernes trajo el desenlace.

El abogado de los demandantes, Stanley Young, le preguntó de la cadena de correos electrónicos de Febrero del 2015 donde el informante confidencial del MCSO,  Dennis Montgomery, le preguntó a Zullo sobre las tribulaciones de Arpaio con el Juez Snow.

“Quizá él nunca necesitó seguir procesando datos”, el informante confidencial de Seattle se preguntó, ya que parecía como que Arpaio estaba intentando de reconciliarse con el Juez.

“Me parece que esto enojaría al Juez aún más,” escribió Montgomery.

“No, Dennis, yo no creo que esto resuelva ni mierda”, Zullo le escribió. “Yo pienso que está buscando darle la vuelta a este estúpido cargo de desacato”.

Zullo añadió, “Este tipo [Snow] nunca va a dejar de molestar [Arpaio].”

“Primero Montgomery debe trabajar en el “BC (certificado de nacimiento del Presidente Barack Obama), entonces Zullo puede traerlo de regreso a bordo.”

Zullo le dice a Montgomery que “él compartirá el plan  “una vez que traigamos a [Arpaio] de regreso al juego.”

El “posse” dijo que esto era una manera de tratar de motivar a Montgomery, de “matarlo de hambre” y hacerlo que produjera información.

“Yo estaba continuando la presión [ a Montgomery] para que nos diera algo a nosotros,” Zullo dijo.

Claro, los investigadores del MCSO habían intentado obtener información bancaria y privada del Juez Snow, pero él dijo que esto era porque vieron al Juez Snow como víctima de robo de identidad”.

Zullo trató de explicar la búsqueda de información en las bases de datos de Montgomery, la cual supuestamente él había tomado de la CIA, de los nombres de los enemigos de Arpaio, actuales y pasados como la anterior Supervisora del Condado de Maricopa, Mary Rose Wilcox y Snow.

Era sobre buscar víctimas de robo de identidad. El equipo de Seattle nunca encontró el nombre de Mary Rose, pero si encontró el nombre de su esposo, Earl, y de su restaurant.

Los Wilcox ya  han visto esta película antes.

Afuera de la corte, ellos dijeron que los demandantes hicieron su argumento acerca de Zullo y lo que él y Montgomery habían estado haciendo para Joe.

“Si Montgomery, quien fue contratado por el MCSO, estaba eligiendo como blanco a los enemigos de Arpaio, eso prueba en caso,” dijo Mary Rose, con Earl a su lado, añadiendo, “Están los enemigos Arpaio, y el Alguacil hará lo que sea para deshacerse de ellos”.

Cuando se le pregunto si ella pensó de que habría referencia a cargos de desacato criminal, Wilcox dijo que le sorprendería grandemente si el Juez no “se va a lo criminal”.

Los reporteros preguntaron a Young si lo que hicieron los acusados se elevaba al nivel de desacato criminal. El Abogado Young dijo que los demandantes no están tomando posición en eso.

Sin embargo él estuvo de acuerdo de que algunas acciones de desacato fueron intencionales.

“Yo pienso que hubo algunos actos intencionales aquí”, declaró el abogado Young. “Yo pienso que la violación de la orden preliminar de [la corte del 2011] fue intencional. Yo pienso que la reacción del Alguacil de ser ordenado a obedecer la ley y tener un monitor impuesto en su agencia- lo cual era el testimonio de Zullo — muestra que hay necesidad de monitoreo a la oficina del Alguacil, y esperamos que obtengamos esto”.

En otras palabras, los demandantes dicen que lo que Zullo y otros funcionarios que estuvieron envueltos durante la operación de Seattle fue parte de la reacción de Arpaio a la orden del Juez Snow del 2013 en la que el MCSO fue encontrado culpable de ejercer perfil racial y que necesitaba un monitor para asegurarse de que la agencia seguía las ordenes que el jurista le había prescrito como reformas.

Sólo si Arpaio y sus comandantes prueban el sabor de la justicia esta vez, se asegurará la corte de que este descarado desacato no es repetido.

Posted with permission. Phoenix New Times.

Traducción, Carmen Cornejo