Archivos de Arpaio

El Verdadero Arpaio se Deja Ver en La Corte

phx-news-1008-arpaio-protestorpainting
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Está el Arpaio que él quiere el mundo vea, y está el Arpaio que realmente es.

Así que muchos de los fan de Arpaio — la gente que vota por él y casi lo adora, no les interesa la realidad debajo de la imagen pública del macho que se pavonea con una capa de barniz de venerable abuelo.

Pero bajo los cuestionamientos del abogado de los demandantes, Stanley Young, durante las audiencias de desacato a la corte enfrente del Juez del Distrito de los Estados Unidos G. Murray Snow, la mezquindad del juez, su sed de venganza y la criminalidad fue desenmascarada.

Toma por ejemplo la evidencia presentada por el lado demandante, un documento impreso por ambos lados obtenido durante el proceso de descubrimiento de evidencia.

De un lado está la línea de tiempo con la falsa conspiración que Arpaio desesperadamente quería fabricar para involucrar al Juez Snow y manchar su credibilidad, la del anterior Fiscal General Eric Holder y la enorme firma de abogados internacional Covington and Burling, de la cual, algunos de sus abogados han participado junto con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en el caso de derechos civiles Melendres v. Arpaio.

La línea de tiempo fue faxeada directamente a Arpaio en noviembre del 2013 por su informante confidencial en la llamada investigación de Seattle, Dennis  Montgomery, un consultor de computadoras quien alguna vez trabajó como subcontratista de la  Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de otras agencias federales.

La Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa-MCSO, ultimadamente pagó a  Montgomery más de $120,000 por información la cual Arpaio y su Jefe Adjunto Jerry Sheridan después concedieron que era “basura.”

Durante los primeros dos días de la segunda ronda de audiencias en el juicio, Sheridan testificó que la operación de Seattle costó $250,000 y que usaron dinero del fondo general del MCSO, la cuenta llamada RICO, y fondos del programa federal llamado High Intensity Drug Trafficking Area para pagar a dos detectives y un civil para trabajar en Seattle con Montgomery por más de un año.

Hasta la fecha, no existe auditoria de la operación de Seattle, y el MCSO no ha presentado los records de recibos relacionados con la investigación. El MCSO pudo haber gastado tanto como $1 millón de dólares al sumar todo, de acuerdo con mis fuentes.

La línea de tiempo fue proporcionada por Montgomery al MCSO para ilustrar la conspiración que Arpaio tanto deseaba, para manchar la integridad de la corte del Juez Snow.

También, Montgomery daría al MCSO más de 50 discos duros de información que supuestamente el había obtenido y mantenido durante el tiempo que trabajó para el gobierno.

Esta línea de tiempo inicial citó los teléfonos celulares de ambos Arpaio y Sheridan y, junto a ellos, supuestos números intervenidos.

“El Departamento de Justicia- DOJ me estaba investigando y a mi oficina criminalmente”, Arpaio testificó eran sus pensamientos en ese tiempo. “Y yo sólo estaba preocupado si esto tenía que ver con una investigación criminal”.

Arpaio dijo que nunca había solicitado el fax de Montgomery, pero Montgomery estaba en el radar de Arpaio como parte de la operación de Seattle, que Arpaio ordenó al final de Octubre del 2013 después de que se reunió con el detective Brian Mackiewicz, el voluntario “posse” de “casos fríos” Mike Zullo, y el entonces billonario  Tim Blixseth, un socio de negocios de Montgomery.

Arpaio dice que fue en esta reunión que el oyó del nombre de Montgomery por primera vez y se le dijo que Montgomery tenía acceso a datos cosechados por la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Entre las víctimas de la supuesta cosecha, se le dijo a Arpaio, estaban 150,000 residentes del condado de Maricopa cuyos nombres y cuentas de banco fueron accesados.

Arpaio era una de las víctimas, el alguacil dijo, al igual que su esposa, Ava. Lo mismo varios jueces, supuestamente. Pero el Juez Snow es el único juez local  que Arpaio pudo recordar en las declaraciones fuera de la corte, y en el banquillo de los testigos.

Anteriormente ese mismo mes de Octubre, el Juez Snow había ordenado numerosas reformas al MCSO, incluyendo el nombramiento de un monitor que Arpaio definitivamente no quería.

Lo que nos lleva a la otra parte del documento, en el cual Arpaio había escrito un memorándum a si mismo sobre “ligas,” como él se refiere bajo juramento, entre el Juez Snow, Covington and Burling, y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

En el memo, Arpaio escribe de un fotógrafo de San Diego llamado “JC,” a quien llama de sus teléfonos que estaban siendo intervenido por el DOJ.

La CIA es mencionada en código, así como la amiga reportera de JC ,”Kimberly,” quien tiene “documentos sensitivos” pero tiene miedo de cruza las líneas estatales con ellos, por temor a un arresto.

Arpaio dijo despachó Zullo a San Diego a investigar la pista, pero nada se produjo de ésta.

En el último parágrafo del memo, las especulaciones de Arpaio se concentran en el anterior Senador Republicano  Jon Kyl, quien apoyó la nominación del Juez Snow a la banca de jueces por el Presidente George W. Bush.

En el 2013, Kyl se unió a la firma Covington and Burling. La oficina de Washington  D.C. de la firma tiene 500 abogados, uno de los cuales es el cuñado del Juez Snow, un detalle que salió a relucir en el 2012, pero fue considerado en ese tiempo por Arpaio y sus abogados como irrelevante.

Arpaio no puede explicar los hechos detrás del memorándum. Por ejemplo, él escribe que la “esposa del Juez Snow trabaja [para Covington],” lo que no es verdad.

Garabateado en la parte de arriba del memorándum, con la letra de Arpaio hay una referencia a la cuñada del Juez Snow trabajando para la firma, lo cual, igualmente, no es verdad.

También incluía información biográfica sobre el Juez Snow, su lugar de nacimiento, su fecha de nacimiento, donde fue a la escuela y su historia de empleo

Arpaio le dijo a la corte que él pensó que todas esas piezas cabían en algún lugar. En años anteriores, Kyl; había animado al MCSO de convertirse en parte del programa federal  287(g), dijo Arpaio permitiendo que sus agentes enforzaran la ley federal de inmigración.

Los federales sacudieron esa autoridad de Arpaio en 2009, pero el  MCSO continuó enforzando la ley, aun después de que el Juez Snow bloqueó con una orden judicial a la agencia de hacer eso en diciembre del 2011.

Esta necedad de parte de Arpaio es una de las razones él y los cuatro actuales y anteriores subordinados están en el gancho por desacato civil y posible desacato criminal en las cortes.

En cierto momento, Young, el abogado de los demandantes preguntó a Arpaio si había escrito este memo en la noche, sugiriendo que el alguacil estaba soñando o alucinando.

Arpaio dijo que el sólo estaba comentando en la ironía de la situación y que “ en mi mente” la gente del memorándum conectaba.”

El Algucial se volvió defensivo.

“Sólo estaba tomando notas,” el gruñó, añadiendo, “yo tengo el derecho de hacer notas.”

De hecho el memorándum no es la única evidencia de que Arpaio estaba investigando al Juez semanas después que el lanzó una decisión adversa a su oficina.

También ofrece un auto-retrato de cómo es verdaderamente Arpaio: un Viejo autoritario y paranoide que escribe memos alucinatorios a él mismo, creando conspiraciones con las cuales pueda castigar a sus enemigos.

Otros muestran el Arpaio real ofrecido a través de los testimonies de otros incluso el comentario al decirle al capitán “que consiguiera el maldito dinero”, cuando el capitán expreso preocupación de que la investigación de Seattle estaba gastando los fondos de la cuenta RICO.

O cuando Arpaio fue retado por un sargento escéptico de la investigación de Seattle y preguntó al subordinado “ ¿Quién te crees que eres?”

Este es el mismo Arpaio quien antes con risas admitió a la cámara de que había visto como se torturaban prisioneros mientras trabajaba para la DEA (La Agencia Anti- Drogas) en Latinoamérica durante los años 70s.

Y es el mismo Arpaio cuya indiferencia a las muertes en las cárceles es legendaria, quien parece que nunca permite pasar la oportunidad de venganza.

Para este fin, Arpaio incluso menciona a la anterior Supervisora del Condado Mary Rose Wilcox, al escribir arriba de un memorándum, donde él dice que una de las víctimas identificadas entre los 1,500 nombres es el de su esposo Earl.

Después de todo, Arpaio ha hecho lo imposible para arruinar a los Wilcox cocinando cargos criminales falsos que han tenido que ser retirados.  Arpaio aun fantasea en hacerlos victimas al final del 2013.

Ambos Mary Rose y Earl Wilcox estuvieron en la corte cuando el memorándum de  Arpaio fue proyectado en la pantalla durante el testimonio del Alguacil.

“Mi corazón dió un brinco cuando oí el nombre de Earl,” Mary Rose me dijo cuando la corte terminó su trabajo, el cual continua hasta el 8 de octubre, cuando el alguacil está programado a testificar otra vez.

“[Arpaio] no ha cambiado”, dijo ella con un suspiro. “Él es un hombre muy vengativo.”

Publicado con permiso. Phoenix New Times.

Traducción, Carmen Cornejo