Noticias Frontera Fund

Eliminando la Cultura: Los Programas MAS de Tucson Vuelven a la Corte

mexican-american
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Cuando los maestros y estudiantes de Tucson hicieron de los estudios mexicano-americanos (MAS) una parte importante de la educación, los políticos del Capitolio del Estado de Arizona tomaron nota y decapitaron la iniciativa. La educación, en su opinión, necesitaba desinfectarse de los contenidos étnicos y culturales que conectaban a los estudiantes con sus raíces y los hacían pensar.

En 2010, los legisladores crearon SB 2281, conocida también como la prohibición de estudios étnicos, una ley que prohíbe dar fondos estatal a escuelas o distritos escolares que ofrecen clases que: “(1) promueven el derrocamiento del gobierno de los Estados Unidos; (2) promueven resentimiento hacia una raza o clase de personas; (3) se diseñan principalmente para los alumnos de un grupo étnico particular o (4) abogan por la solidaridad étnica en lugar de tratar a los alumnos como individuos”.

Los superintendentes de instrucción pública de Arizona Tom Horne, John Huppenthal declararon que el programa MAS en Tucson violaba la ley HB 2281. Obligaron al Distrito Escolar Unificado de Tucson a poner fin al programa en medio de intensas protestas de estudiantes y maestros. No importa para ellos el hecho de que los estudiantes que participaron en MAS obtuvieron calificaciones más altas en las pruebas estandarizadas y se graduaron a tasas más altas que los estudiantes no participantes, según una investigación independiente.

Ahora, más de cinco años después de que el programa fue desmantelado, el Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD) está recibiendo su tiempo en la corte federal. Tanto los detractores como los simpatizantes llenaron la sala para escuchar a  los abogados argumentar que la eliminación del programa del MAS era racista y discriminatorio.

En una abierta afrenta a la libertad de expresión, el TUSD se vio obligado por la nueva ley a confiscar libros que formaban parte del programa MAS para evitar la pérdida de millones de dólares en fondos.

Entre la larga lista de libros prohibidos se encuentran The Fire Next Time de James Baldwin, Drown de Junot Diaz, The Tempest de William Shakespeare, The Devil’s Highway de Luis Urrea, The Lone Ranger y Tonto Fist Fight in Heaven de Sherman Alexie, Stand de Jimmy Santiago Baca, y La Casa en Mango Street de Sandra Cisneros.

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito encontró que la eliminación de libros de las aulas violaba los derechos de los estudiantes a la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Aunque los maestros pueden ahora solicitar que los libros previamente prohibidos sean permitidos en sus clases, los cursos de MAS se han ido de las high schools de Tucson – a menos que el juez decida esta vez que el programa puede ser restablecido. Por el lado positivo, el programa de Tucson provocó la creación de numerosos programas similares en todo el país.

Lacey y Larkin Frontera Fund te mantendrá informado sobre este tema.