Archivos de Arpaio

En Audiencias de Desacato a la Corte, Los Testimonios Incriminan a Arpaio

IMG_0848

Personas afuera de la corte protestan mientras las audiencias se llevan a cabo.

Enfrentando posibles cargos criminales de desacato a la corte, Joe Arpaio y la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa se hunden más en el hoyo.

Durante el juicio Melendres v. Arpaio se había revelado que la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa era como una torre hecha de cartas de baraja, y durante los días 21 al 24 de Abril de 2015, el Juez Murray Snow jugó la carta que amenaza con derrumbarla.

Esos días, el Alguacil Joe Arpaio, viéndose como un globo gris desinflado, enfrentó las preguntas del mismo Juez Federal.

El Juez Snow ya no estaba investigando si la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO por sus siglas en inglés) había ejercido perfil racial en contra de conductores latinos durante paradas de tráfico. Él ya lo había confirmado en 2013. Tampoco estaba determinando si los oficiales de MCSO, bajo dirección de Arpaio y su lugarteniente Jerry Sheridan, desobedecían las órdenes de la corte de parar las detenciones de inmigración. Arpaio y Sheridan ya habían admitido eso días anteriores.

Snow estaba considerando si el Alguacil y MCSO habían sido meramente incompetentes y negligentes por 18 meses o si habían desafiado las órdenes de la corte a propósito.

“Yo tengo un profundo respeto por las cortes, las cortes federales y los jueces federales”, dijo Arpaio en el banquillo de los testigos.

“¿Tienes conocimiento de que he sido investigado por alguien?”, el juez Snow preguntó.

Arpaio entonces admitió que su anterior abogado, Tim Casey, había contratado un investigador privado para investigar sobre comentarios que la esposa del Juez Snow presuntamente había hecho sobre Arpaio.

De acuerdo con el testimonio del sub-jefe de la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa, Jerry Sheridan, que siguió a las declaraciones de Arpaio, declaró que la esposa de Snow había hecho unos comentarios con una antigua compañera de clase, Karen Grissom, en un restaurant. La señora le dijo que a Snow “…odiaba a Arpaio y le gustaría ver a Arpaio fuera de oficina.”

Grissom envió un mensaje a Arpaio en Facebook con esa alegación. Arpaio discutió el asunto con Casey, quien envió a un investigador privado a entrevistar a Grissom, su esposo y su hijo para determinar la veracidad del comentario.

Contratar a un investigador privado para investigar a un familiar de un  juez federal en tu caso de desacato a la corte es una extraña definición de “respeto profundo” a las cortes y a los jueces.

IMG_0850

De hecho, a través de las audiencias, MCSO ha tratado confundir las definiciones de las órdenes previas de la corte.

Cuando el Juez  Snow le preguntó de la negativa de Casey de que habrían iniciado una investigación en contra de la esposa del juez, el sub-jefe Sheridan dijo “eso depende de como definas ‘investigamos a tu esposa’”.

Anteriormente, Cecilia Wang, la abogada la Unión de libertades Civiles (ACLU), organización que representa a los  demandantes, preguntó a Sheridan si el esfuerzo de MCSO de colectar todos los videos de las paradas de tráfico había sido exitoso, y él comentó: “Todos’ es una palabra muy difícil de definir,”  replicó Sheridan.

Todas estas tergiversaciones de significados ponen en duda la veracidad de las declaraciones de MCSO y sus representantes.

Especialmente desde que Sheridan admitió en corte que él mismo llamó al amparo del juez Snow “ridículo” y “mierda” durante un entrenamiento con agentes de MCSO.

Especialmente desde  que el reporte del equipo de monitores de la corte de MCSO  declararon: “Nunca hemos visto unas entrevistas más deficientes y sin propósito”.

Especialmente cuando minutos después de que el juez Snow ordenara al MCSO de trabajar con el monitor de la corte para colectar todos los videos de paradas de tráfico, Sheridan inició un plan para colectar los videos sin la aprobación del monitor. El mismo día, él “se olvidó” de decirle al monitor que había hecho eso. Cuando el monitor dijo que los videos debieron haberse colectado a través de una citación judicial para prevenir oficiales de esconder evidencia, Sheridan trató de retractar su orden. Entonces dijo al monitor que él no estaba seguro quien había la orden sólo unas horas antes, citando lagunas de memoria debido al estrés.

Y especialmente, ya que el Sargento Brett Palmer testificó que Arpaio le ordenó detener a un grupo de personas de quienes se sospechaba eran indocumentadas, en directa oposición a la orden del juez. ¿Por qué? Porque el Alguacil Arpaio quería organizar una conferencia de prensa.

¿Profundo respeto? Eso le toca al juez definir. Las audiencias continuarán en Junio.

La próxima semana, profundizaremos en la confiscación de propiedad por parte de MCSO y la patrulla fronteriza.