Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Envía Evidencia sobre el Uso Excesivo de Fuerza de la Policía de Phoenix en contra de los Manifestantes Anti-Trump

21078756_1527159140673532_8789137707628896468_n

Miles de ciudadanos que se reunieron pacíficamente en el calor extremo para protestar contra Trump en Phoenix el 22 de agosto fueron sometidos a fuerza excesiva e indiscriminada por parte de la policía de la ciudad. Los oficiales que llevaban máscaras antigases y que empuñaban escudos y batones lanzaban luces de bengala (diseñadas para imitar una traumatizante zona de guerra), dispararon balas de goma, gasearon a la gente y los rociaron con gas pimienta que obligó a muchos a recibir tratamiento médico.

El Sargento Jonathan Howard de la Policía de Phoenix dijo que los oficiales activaron las armas químicas después de que una sola persona de entre 5,000 a 10,000 manifestantes pacíficos arrojara piedras y botellas de agua a la policía. Sin embargo, hay un debate sobre lo que sucedió exactamente.

El Colectivo de Salud Urbana de Phoenix, que proporcionó a médicos en la protesta, emitió una declaración afirmando que “NO se dio aviso ni orden de dispersar antes de activar armas químicas y granadas de goma en contra de los manifestantes.” También dijeron que cientos de personas inocentes, personas mayores, menores de edad, personas con discapacidad y las personas con enfermedades cardiopulmonares preexistentes … fueron sometidos a armas químicas sin causa ni advertencia “.

La policía está “investigando la situación”, pero por supuesto el departamento de policía no puede realmente someterse a una auto-evaluación seria que sea imparcial, bajo estas circunstancias.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Arizona (ACLU) está pidiendo una investigación independiente y pidiendo a la gente que presente testimonios verbales, videos o pruebas fotográficas de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía. ACLU utilizará esta evidencia para abogar por políticas claras y apropiadas sobre el uso de armas de control de multitudes.

“La policía no protegió los derechos de libre expresión de los ciudadanos”, declaró Alessandra Soler, directora ejecutiva de la ACLU de Arizona. “Poco después de que Donald Trump terminara de atacar verbalmente los derechos de las personas dentro del Centro de Convenciones de Phoenix, la Policía de Phoenix comenzó a atacar los derechos de la Primera Enmienda de los manifestantes afuera … La decisión de la policía de poner fin rápido y brutalmente a las horas de protesta civil ataca profundamente las libertades de reunión y expresión en Phoenix por muchos años… ¿Quién en el futuro desearía tomar el riesgo de protestar en Phoenix cuando está claro que el departamento de la policía de la ciudad tomará acción física contra ellos sin causa o sin aviso?

Sandra Castro Solís, organizadora comunitaria de la ACLU de Arizona, agregó: “La organización comunitaria planeada durante días para asegurar que la protesta fuera no violenta, incluyendo múltiples entrenamientos, preparando observadores legales y asegurando que el agua y la atención médica estén disponibles, fue deshecha cuando la policía abruptamente decidió que el tiempo para la protesta pacífica había terminado “.

Si asistió a la protesta y le gustaría presentar pruebas a ACLU sobre la mala conducta policial, envíe quejas por escrito a este sitio web. Puede enviar pruebas de video y fotos a través de Dropbox: http://bit.ly/2v6RtDV.

También puede comunicarse con el Departamento de Policía de Phoenix (602-262-6151) y  con el alcalde de Phoenix Greg Stanton (602-262-7111) para presentar una queja sobre la excesiva fuerza utilizada para dispersar a la multitud pacífica.

Además, la organización comunitaria Puente está invitando a cualquiera que quiera que la policía de Phoenix responda a su responsabilidad, a asistir a la reunión del Consejo de Phoenix el miércoles, 30 de agosto a las 2:30 p.m. en la Cámara del Ayuntamiento de Phoenix, localizada en 200 W. Jefferson St., Phoenix.