Noticias Frontera Fund

Es Tiempo de Hablar Otra Vez. La Suprema Corte Amplía las Facultades de la Policía

Fotosearch_k26750208
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Nosotros, las madres jóvenes minorías como latinos, afroamericanos, del medio oriente, etc. tenemos conversaciones difíciles con nuestros hijos e hijas adolescentes relacionados con encuentros con la policía. No somos estúpidas y sabemos que nuestros hijos son escrutinizados por la policía con mayor frecuencia.

La Juez de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos,  Sonia Sotomayor, nos recordó que tenemos que tener “la conversación” de nuevo cuando escribió en contra de una decisión del Tribunal Supremo del lunes 20 de Junio, que decidió que la policía puede utilizar la evidencia en corte encontrada durante una parada ilegal, si los agentes llevan a cabo un registro de evidencia después de descubrir que el inspeccionado tiene una orden de detención pendiente, aunque sea sin relación a los hechos.

La decisión 5-3 encontró que las búsquedas de evidencia no violan la Cuarta Enmienda de la Constitución cuando se llevan a cabo en virtud de una orden existente.

El caso que se discutió se conoce como Utah v. Strieff.

La Juez Sotomayor expresó su desacuerdo, por temor a las consecuencias que esta decisión puede tener para las comunidades minoritarias:

“No es ningún secreto que las personas de color son desproporcionadamente víctimas de este tipo de escrutinio”, escribió. “Durante generaciones, los padres de hijos morenos y negros han dado a sus hijos ‘la plática’ – enseñándoles de nunca correr por la calle; mantener las manos donde puedan ser vistas por la policía; ni siquiera pensar responder con rudeza a un oficial – todo por temor a cómo un oficial con un arma de fuego va a reaccionar en contra de ellos”.

Sotomayor dijo que la decisión en el caso de Utah da a la policía demasiado poder.

Por otra parte, afirmó: “Este caso permite a la policía que te detenga en la calle,  demande de tu identificación y revise si hay órdenes de arresto pendientes – incluso si usted no está haciendo nada malo.”

“Al legitimar la conducta que produce esta doble conciencia, este caso le dice a todos, blancos y de tez morena, culpables e inocentes, que un oficial puede verificar su estado legal en cualquier momento”, añadió. “su cuerpo está sujeto a la invasión mientras que los tribunales excusan la violación de sus derechos. Esto implica que usted no es un ciudadano de una democracia, sino el sujeto de un estado carcelario, en espera de ser catalogado”.

Como en el caso de la ciudad de Ferguson Missouri reveló, las fuerzas del orden emitían un número masivo de órdenes de aprensión pendientes a personas por simples multas de tráfico sin pagar y otros delitos que normalmente no llevaría a ningún tiempo en la cárcel, lo que penalizaba a una buena parte de la población. Un estudio del 2015 reveló que la policía había emitido 16,000 órdenes de arresto contra los ciudadanos en Ferguson, que tiene una población de 21.000.

Esto es especialmente mala noticia para las comunidades de inmigrantes ya los agentes de policía pueden embarcarse en “expediciones de pesca” para buscar irregularidades

Siga Lacey and Larkin Frontera Fund para leer las últimas noticias sobre las decisiones del Tribunal Supremo @fronterafund.