DACA/DREAM Noticias Frontera Fund

Estados Conservadores Atacan DACA Demandando al Gobierno en Cortes Conservadoras

defend daca
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Los Procuradores Generales están siguiendo una estrategia ya probada.

De la misma manera que algunos estados atacaron y finalmente destruyeron DAPA (Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres) a través de litigios en cortes y estados conservadores, el Fiscal General de Texas Ken Paxton está cumpliendo su promesa de atacar a los jóvenes inmigrantes beneficiarios de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) siguiendo la misma estrategia.

El Procurador General de Texas Ken Paxton presentó una demanda para forzar la terminación del programa de la era de Obama con el objetivo de eliminar las protecciones de deportación y permisos de trabajo para todos los 800,000 beneficiarios de DACA en todo el país, incluyendo más de 100,000 en su estado.

Los Procuradores Generales de Texas, Alabama, Arkansas, Luisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental son parte de la demanda en contra de los representantes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) por mantener activo el programa DACA.

Tribunales de otros estados, como California y Nueva York, ordenaron la continuación del programa y, en la última decisión, un juez puede ordenar que se restablezca el programa en su forma original con nuevas solicitudes aceptadas y la concesión del programa llamado Advance Parole, que les permite a los jóvenes inmigrantes salir del país bajo condiciones especiales.

Paxton está cumpliendo una promesa. Meses atrás, amenazó con demandar a la administración de Trump si el DHS no había terminado el programa para septiembre de 2017.

Paxton declaró su posición sobre el programa DACA de esta manera: “Nuestra demanda es para mantener el estado de derecho, no la sabiduría de ninguna política de inmigración en particular. Texas ha argumentado durante años que la rama ejecutiva federal no tiene el poder de otorgar unilateralmente la presencia legal y la autorización de trabajo a extranjeros ilegales.”

La demanda no está pidiendo técnicamente la deportación de los jóvenes inmigrantes, sino que se opone a que DHS y la agencia de USCIS emita nuevos permisos o los renueve, lo que coloca los jóvenes inmigrantes en una situación precaria.

“El poder presidencial para establecer un programa como DACA establece un precedente peligroso que podría permitir a la rama ejecutiva del gobierno ‘ignorar la voluntad de la gente’ y establecer sus propias políticas en una larga lista de puntos de política”, dijo el Fiscal Paxton en un comunicado de prensa.

Escribimos sobre la cancelación de DAPA en nuestro blog con Lacey y Larkin Frontera Fund en 2016. Siga este enlace para leer más.