Noticias Frontera Fund

¿Estarán Escuchando a los Veteranos Deportados?

deported veterans
Photo-collage
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Héctor Barajas sirvió seis años en el ejército de los Estados Unidos, incluso en algún momento, como paracaidista. Pero el país al cual sirvió en sus fuerzas armadas lo deportó a un lugar que apenas conocía.

El 7 de julio, nueve veteranos de guerra, incluyendo Barajas, se reunieron en la frontera México-Estados Unidos para solicitar una visa humanitaria y poder entrar en el país. Al mismo tiempo, el congresista de Arizona Rubén Gallego está proponiendo una legislación para abordar la situación de los veteranos deportados.

Algunas personas pueden sorprenderse al saber de la existencia de un grupo de veteranos de guerra estadounidenses que han sido deportados, luchando para volver al país que defieron con sus vidas.

No sólo son de origen mexicano pero de todas partes del mundo y no eran ciudadanos cuando lucharon por el país o después de que se retiraron del servicio miliar. El Departamento de Seguridad Nacional  de los Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés) no tiene un estimado de cuántos veteranos deportados tienen prohibido el entrar a los Estados Unidos, pero el número puede estar en los varios miles de ex-soldados.

Como algunos veteranos ciudadanos estadounidenses, algunos  han sido condenados por delitos resultado del trastorno de estrés postraumático y fueron acusados ​​de “delitos graves”, que es un término muy amplio que no necesariamente incluye crímenes violentos. Debido a haber sido declarados culpables, fueron capturados en el sistema de inmigración disfuncional, que penaliza sin piedad este tipo de delitos. Veteranos de guerra inmigrantes condenados han sido deportados como inmigrantes sin papeles regulares sin consideración especial por su servicio.

La organización Unión Americana de Libertades Civiles del Sur de California, publicó recientemente un estudio llamado “Dados de Alta y Descartados, Cómo a Veteranos de los Estados Unidos Les es Prohibido Entrar al País que Juraron Protejer. Lee el informe aquí.

Hasta este momento,  los veteranos en esta situación reciben un castigo de por vida y se les niega el acceso a los servicios de Veternanos, conocido como Administracion de Veteranos o VA por sus siglas en inglés. ACLU y otros de los defensores están reclamando al Gobierno Federal la falta de acción en este tema y actualmente están emitiendo algunas recomendaciones tales como otorgar discreción a los jueces para considerar el servicio militar como mitigante en los casos de deportación, dictar una moratoria en los casos de deportación de los veteranos con baja honorable, la re -apertura procesos de naturalización de personas que no pudieron seguir su proceso debido a su servicio militar y proveer representación legal a todos los miembros del servicio militar no ciudadanos de los estados Unidos y a los veteranos en proceso de expulsión.

Héctor Barajas es uno de los representantes más conocidos del movimiento de veteranos. Él dirige La Casa de Apoyo de los Veteranos Deportados, también llamado El Bunker. Esta pequeña oficina de Tijuana proporciona refugio y ayuda a los veteranos deportados que han sido literalmente tirados en la frontera de los Estados Unidos y México.

Barajas se unió al ejército de Estados Unidos siendo residente legal. Volviendo de su servicio militar fue detenido por disparar un arma desde su vehículo. Aunque nadie resultó herido, se le declaró culpable de descarga ilegal de un arma de fuego y sirvió dos años en la cárcel. Después de eso, fue deportado.

Héctor Barajas espera con ansiedad el día en que el Departamento de Seguridad Nacional le de a él ya sus hermanos de armas deportados la oportunidad de regresar a los Estados Unidos.

“Todavía estamos esperando. Esperamos que están al menos están revisando nuestras casos y nos darán una oportunidad, [por lo que] podremos acceder a servicios de salud para los veteranos. Ningún veterano debe morir en este lado de la frontera debido a la falta de atención de la salud “.

¿Cuáles son los planes de Héctor para el día en que cruce de nuevo a los Estados Unidos? “Ver a mi hija e ir a los servicios médicos para los veteranos. Tengo un montón de problemas de salud “.