Archivos de Arpaio

Ex-Agente de MCSO Prometió Exponer a Arpaio Antes de su Suicidio

armendariz
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Casi 48 horas antes de que su cuerpo sin vida fuera encontrado colgando del cuello con una cuerda azul atada a su mesa de billar en su propio hogar, el ex-agente de la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) Ramón “Charley”  Armendáriz dijo a un grupo de vecinos que él “expondría a la oficina del Alguacil”, de algunas maldades no especificadas.

De acuerdo a un reporte recientemente dado a conocer sobre la muerte de Armendáriz, por la oficina del Alguacil, Armendáriz hizo el anuncio durante una reunión el 6 de Mayo del año pasado en la casa de un vecino, donde el públicamente se disculpó por el arresto que ocurrió días atrás por posesión de drogas.

Él dijo a los congregados que se iba a internar en un centro de re-habilitación por un periodo de 60 días después de la conferencia de prensa.

Pero inmediatamente siguiendo a esta “mea culpa”, 3 de los amigos de Armendáriz le dijeron a los investigadores que ellos fueron al hogar de Armendáriz, donde Armendáriz les dio unos brazaletes para que lo recordaran.

También, Armendáriz video-grabó una nota de suicidio, donde se dirigió a su ex-pareja Walter Canales, quien recientemente lo había dejado.

MCSO no ha hecho público la video-grabación, pero el reporte incluye la supuesta transcripción del contenido.

En ella, Armendáriz agradece a Canales por cuidarlo, pide ser cremado y que Canales conserve las cenizas.

“Desafortunadamente, Yo estoy en un punto donde no puedo salvarme a mí mismo, y lo siento, “Armendáriz, que tenía 40 años, dice a la cámara usando una camiseta negra de los Goonies con la que se le descubriría un par de días después.

Al final, no habría conferencia de prensa. En vez de eso, Armendáriz faltó en reportarse al departamento de probatorias para obtener el monitor de tobillo que tendrían que usar mientras esperaba un juicio, y una orden de aprehensión fue emitida para su arresto.

Cuando el MCSO fue a recoger a Armendáriz a la casa que rentaba cerca de la Avenida 31 y  Thunderbird Road, el ex agente no abrió la puerta.  MCSO envío un robot, el cual localizó su cuerpo al lado de la mesa de billar cerca de las puertas del patio del hogar.

El examinador médico declaró: Suicidio por colgamiento.

El arresto de Armendáriz y su muerte el año pasado inadvertidamente reveló un mundo de corrupción en MCSO, uno donde era lugar común confiscar las identificaciones de las personas, las carteras y monederos y otras propiedades de los Latinos detenidos, y donde, sin el conocimiento de los demandantes y del juez federal en el caso de derechos civiles  Melendres v. Arpaio, agentes del MCSO habían grabado las paradas de tráfico, en videos que debieron haberse presentado antes del juicio.

El descubrimiento de cientos de licencias y placas automovilísticas confiscadas, tarjetas de crédito, y de débito en el hogar de Armendáriz, así como cientos de horas de video grabaciones de paradas de tráfico fue inicialmente descrito por el MCSO como el trabajo de un agente deshonesto.

Pero MCSO ultimadamente tuvo que admitir al Juez G. Murray Snow que la práctica de video grabar las paradas de tráfico era extendida en el departamento, así como la confiscación inapropiada de las identificaciones y otras propiedades.

Esos asuntos se convirtieron en parte de los procedimientos de desacato a la corte en contra del Alguacil Arpaio y cuatro de sus anteriores o actuales asistentes.

Ha habido mucha especulación acerca de la muerte de Armendáriz, debido a que él implicó a otros agentes del MCSO en prácticas ilegales después de que fue arrestado por posesión de drogas.

El primero de Mayo, la policía de Phoenix fue enviada a la casa de Armendáriz para atender un reporte de robo y se encontraron con Armendáriz, caminado sin sentido en calzoncillos, cazando intrusos invisibles con un arma de balas de pimienta. Los policías de Phoenix llamaron al  MCSO, cediéndoles posteriormente la investigación de los hechos.

Drogas ilícitas- mariguana, heroína, metanfetaminas, LSD- estaban a plena vista en el garaje de Armendáriz, algunas en bolsas de evidencia del MCSO. El agente fue llevado a un hospital mental para su tratamiento para después renunciar a la agencia.

Días después él fue arrestado después de que se parapetó en su hogar, pero fue dejado libre con la condición de que se reportara a departamento de libertad probatoria, y de que usara un monitor electrónico.

Armendáriz había sido miembro del ahora desaparecida Unidad de Tráfico Humano de MCSO, donde trabajó en las famosas redadas del Alguacil Arpaio. Su participación en una de esas redadas y su encuentro con dos de los demandados en Melendres, garantizó que fuera llamado como testigo en el juicio civil del 2012.

Como resultado de ese juicio, el Juez Snow encontró al Alguacil Arpaio y al MCSO culpable de discriminar con base al perfil racial en el 2013, y ordenó reformas en la oficina del Alguacil, para ser supervisadas por su monitor de corte, Robert Warshaw.

Pero el caso ha sido plagado por descubrimientos periódicos  de evidencia que había sido retenida por el MCSO, a pesar de las órdenes del juez Snow de que toda la evidencia debía ser presentada.

Aún más dramáticamente, el Juez Snow recientemente ordenó que 1,500 identificaciones tomadas de los latinos por los agentes de MCSO debían ser entregadas a los Marshals de los Estados Unidos para su salvaguarda.

El arresto de Armendáriz y su suicidio fue el dominó inicial, que puso en movimiento el caso de desacato a la corte.

Arpaio y su Jefe Adjunto, Jerry Sheridan, desde entonces han admitido desacato civil a las cortes, y pudieran enfrentar cargos criminales de desacato.

Se ha cuestionado como Armendáriz pudo haberse colgado y ahorcado en una mesa de billar.

De acuerdo con los investigadores del MCSO, Armendáriz fijó un extremo de la cuerda a una pata de la mesa, la estiró sobre la mesa y envolvió el otro extremo 4 veces alrededor de su cuello en un nudo y dejó que la gravedad hiciera lo demás.

“El cuello y la cabeza  estaban elevados por la cuerda alrededor de 6 pulgadas hasta un pie sobre el nivel del suelo,” dice el reporte. “El brazo derecho estaba ligeramente doblado y descansando bajo la frente en el piso de madera. El brazo izquierdo estaba parcialmente bajo el torso y descansando en el piso. El finado estaba usando solamente una camiseta negra de The Goonies, unos calzoncillos evolve azules y rojos y un par de calcetines cortos negros y grises. Ambas piernas estaban separadas con ambos pies ligeramente volteados hacia la izquierda. ”

El reporte del examinador, el cual está incluido en el reporte, nota que la mayor parte del trauma es debido a la acción de la cuerda alrededor del cuello de Armendáriz. Un reporte toxicológico dice que la sangre de Armendáriz resultó positiva por metanfetaminas.

El reporte también observó que Armendáriz tenía un historial de problemas mentales.

Lea el reporte del MCSO en relación con la muerte del ex-agente Ramón “Charley” Armendáriz.

“El finado también, fue reportado…de haber hecho declaraciones suicidas, haber oído voces y haber tenido dificultades en sus relaciones”, escribe el reporte. “Sin embargo, la hermana del finado niega de que éste hubiera tenido ideas suicidas previas o intentos de suicidio.”

Pero de acuerdo con entrevistas de varios testigos en el reporte, incluyendo al ex-novio de Armendáriz, Canales, la conducta de Armendáriz era errática, y suicida en sus últimos días.

El reporte establece que Armendáriz le dijo a una amiga, una mujer agente de detenciones en el MCSO, que “iba a terminar con todo tomando unas píldoras”.

Él le dijo que “él no iba a ir a prisión”, y sufría por la pérdida de su trabajo y de su novio.

Armendáriz también mencionó un incidente que involucraba a “un explorador del MCSO”.

Aparentemente, el explorador se había sentido enfermo después de haber cenado en la casa de Armendáriz.

El explorador terminó en el hospital, “y se descubrió que tenía metanfetaminas en su sistema.”

Como resultado, “la madre del explorador inmediatamente acusó a ”Charley” y dijo que este había puesto metanfetamina en su sistema.”

(De acuerdo a una nota en el reporte del monitor de Juez Snow, MCSO “determinó que no se había cometido un crimen”, en referencia del incidente con el explorador).

La mujer oficial de detención fue uno de los amigos que estuvo con Armendáriz cuando grabó su video de despedida.

Canales, quien no estuvo presente durante la grabación del video de Armendáriz, le dijo a los investigadores que Armendáriz había estado actuando de manera inusual y estaba sufriendo de alucinaciones en las semanas antes de su suicidio.

“En una conversación telefónica, Armendáriz, histéricamente le informó a Walter que personas estaban adentro de su sofá”, el reporte dice. Armendáriz le informó de sus paranoias de personas observándolo”.

Uno de los amigos de Armendáriz le oyó decir  “tengo cuarenta años y mi carrera está terminada”, y “he tenido una buena vida.”

Otro amigo quien estuvo presente durante la grabación de la nota de suicidio, dice que no cree que Armendáriz hubiera cometido el suicido, porque él ya había amenazado con suicidarse anteriormente como una manera de que Canales regresara con él.

Si la transcripción de la videograbación es precisa, Armendáriz se muestra desesperado y listo para terminar con todo.

“Estoy herido, estoy roto y no tengo reparación,” Armendáriz dice.

Después, al declarar su amor por Canales, Armendáriz le ruega:

“Véngame, ámame, no te olvides de mí.”

Traducción: Carmen Cornejo

Publicado con autorización. Phoenix New Times.