Guías Noticias Frontera Fund

Immigrantes Experimentan Retrasos en el Procesamiento de Documentos por USCIS

Fotosearch_k8391993 (1)
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

“Podría perder mi trabajo.” Esta es la preocupación inmediata para los cientos de miles de inmigrantes que están soportando retrasos extraordinarios, mientras que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) procesa sus permisos de trabajo u otros beneficios.

Parece que todo el mundo que depende de la agencia para procesar documentos que otorgan presencia legal en este país están experimentando un retraso en el servicio, ya sean residentes legales permanentes en espera de la renovación de la “tarjeta verde”, los candidatos de la Acción Diferida-DACA checando en línea la aprobación de su permiso de trabajo, hasta los ingenieros en las industrias de alta tecnología que solicitan una extensión de la visa H-1B.

Por ejemplo, el tiempo de procesamiento típico para las extensiones de las Visas para personal técnico profesional H-1B, históricamente varió de dos a cuatro meses. En la actualidad, no es raro ver peticiones pendientes después de ocho meses a partir de la fecha de envío a la agencia del gobierno.

Los retrasos son más que una molestia.

El impacto en la vida de los individuos es grave. Muchos pueden salir de estatus legal y perder sus puestos de trabajo, los beneficios médicos para ellos y sus familias pueden ser puestos en espera. Inmigrantes pueden perder oportunidades de viaje y frecuentemente no pueden procesar otros documentos, tales como licencias de conducir. Las empresas pueden gastar más dinero a la espera de individuos altamente calificados para unirse a la fuerza de trabajo.

Los abogados de inmigración se quejan de que el USCIS no ha estado declarando la verdad acerca de los tiempos de procesamiento reales o no han sido transparentes sobre las razones de los retrasos. La agencia también no ha ofrecido un plan para dar a conocer los datos de una manera precisa y oportuna.

Los usuarios de USCIS actualmente se basan en informes anecdóticos para calcular los tiempos de respuesta posibles y están publicando sobre sus experiencias en las redes sociales.

En Arizona, algunos observadores creen que los peores retrasos fueron experimentados por personas que presentaron la documentación con la agencia entre febrero y mayo de 2016, aunque algunos casos presentados más tarde todavía están experimentando dichos retrasos.

La falta de respuesta ha provocado que la Asociación de Abogados de Inmigración- American Immigration Lawyers Association (AILA) la publicación de una carta abierta con una queja formal al  USCIS.

“USCIS debería garantizar que estos retrasos sean solucionados como una prioridad”, dice Karina Ruiz, presidente de la Coalición de los Soñadores de Arizona. “Los medios de vida de las personas está en juego. Los empleadores pueden terminar con el empleo de los ‘DACA-dreamers ‘, dejándolos así sin ninguna forma de pagar el alquiler o la comida. Nuestras licencias de conducir expiran con nuestro Documento de Autorización de Empleo (EAD), el llamado permiso de trabajo. Nos veremos obligados a conducir con una licencia vencida para ir a la escuela”.

Líderes de los derechos de los inmigrantes dicen que en respuesta a los actuales retrasos y problemas sistémicos, el USCIS debe ofrecer una forma de extender los permisos de trabajo.

“También estamos experimentando otros tipos de problemas como el caso de una joven soñadora que tuvo que ir documentar sus huellas dactilares dos veces porque el sistema no mostró que ella había ya ido una primera vez”, dice Ruiz.

Para ver los tiempos de procesamiento de oficiales de USCIS, siga este enlace.

Para acceder a los formularios y saber acerca de las (a menudo) altas tarifas de los servicios migratorios, siga este enlace.