Noticias Frontera Fund

Inmigrantes Indocumentados Tienen Más Compromiso con la Comunidad de Trump

1
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

No me sorprendió ver el interés que este artículo del Fondo Frontera de Lacey y Larkin recibió hace unas semanas acerca de los recientes cambios en ITIN (números de identificación fiscal individual) ya que muchos de nuestros lectores son inmigrantes indocumentados y sus aliados. La mayoría de los inmigrantes quieren contribuir a su país de adopción, pagando la parte de impuestos que es justa, y buscan información para estar al tanto de los temas que les afectan.

Los inmigrantes, al contrario del candidato presidencial Donald Trump, tienen un fuerte compromiso con las comunidades en las que viven.

Gracias al artículo publicado por The New York Times se reveló que el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos eludió impuestos, aprovechando un sistema que favorece a los ultra-ricos, y nos enteramos de que “el Donald” ha estado pagando $0 en impuestos federales durante años, tal vez décadas.

Esta escandalosa revelación es muy irónica: Cualquier familia de inmigrantes, chivo expiatorio favorito de Trump, paga más impuestos federales que él.

Este es otro triste ejemplo de la demonización que constantemente se hace de la clase trabajadora por parte de los políticos sin escrúpulos.

Según el Instituto de Política Tributaria y de Política Económica (PIEE por sus siglas en inglés), los inmigrantes indocumentados pagan un estimado de $ 11,64 mil millones estatales (11 billones)  en impuestos estatales y locales cada año, y al menos el 50 por ciento de los hogares de inmigrantes indocumentados presentar declaraciones de impuestos utilizando números de identificación de impuestos individual (ITIN por sus siglas en ingles).

Incluso los inmigrantes que no presentan declaraciones de impuestos ofrecen contribuciones deducidas de sus salarios. Muchos contribuyen al sistema de Seguro Social, sin esperanza de obtener algún beneficio a futuro.

Imagina lo que sucedería si los 11 millones de inmigrantes indocumentados de Estados Unidos se les conceden la legalización y se les permite trabajar legalmente. Sólo mayores beneficios económicos pueden venir de eso. Los expertos calculan que las contribuciones estatales y fiscales se incrementarían en más de $ 2.1 mil millones al año. ¿Quién no querría eso?