Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Inmigrantes Temen el Fin del TPS. Los Nicaragüenses Son Removidos del Programa

Nicaragua
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La administración Trump, con la vileza que la caracteriza, ha decidido eliminar el programa que ofrecía protección a miles de nicaragüenses en enero del 2019, mientras que otros beneficiarios del programa TPS de otros países temen el mismo destino.

El TPS (Estatus de Protección Temporal) es un programa donde el Departamento de Seguridad Nacional puede designar individuos de otro país que sufren los efectos de desastres naturales, guerras u otras situaciones temporales para su protección cuando el gobierno de origen es demasiado débil y no puede manejar el retorno de sus nacionales.

Esta protección incluye, en primer lugar, que las personas no pueden ser detenidas y deportadas de los EE. UU. Pueden obtener un Documento de Autorización de Empleo (EAD por sus siglas en inglés) y se les puede otorgar autorización de viaje.

TPS no proporciona un estado legal permanente o una ruta hacia la ciudadanía u otros beneficios de migración. Las protecciones otorgadas por TPS son similares al programa DACA.

La decisión de terminar el TPS en enero de 2019 afecta a miles de nicaragüenses que viven en los Estados Unidos. El TPS para nicaragüenses se introdujo en 1999 después de que el huracán Mitch devastara América Central.

Las personas beneficiadas con el programa renovaron bajo administraciones republicanas y demócratas. Los presidentes Bush y Obama han dicho que los países centroamericanos no pueden hacer frente a miles de inmigrantes que regresan a sus países afectados.

Hasta el día de hoy, personas de 10 países reciben TPS: Honduras, Nicaragua, El Salvador, Haití, Nepal, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Siria y Yemen, y el programa beneficia a más de 435,000 personas.

La economía de Nicaragua es principalmente agrícola. Es el país menos desarrollado de América Central y el segundo más pobre de América por el PIB nominal.

Miles de nicaragüenses han vivido en los EE. UU. Durante casi 20 años gracias al TPS.

La Secretaria Interina de Seguridad Nacional (DHS) Elaine Duke dijo el lunes que “las condiciones substanciales pero temporales causadas en Nicaragua por el Huracán Mitch ya no existen” y que su designación de TPS, por lo tanto, tendría que ser cancelada. Si bien debía expirar en enero de 2018, DHS extenderá el permiso al 2019 “para permitir una transición ordenada”. Ella también determinó que se necesita información adicional con respecto a la designación de TPS para Honduras, y “no ha tomado ninguna determinación con respecto a Honduras en este momento”.

Los nicaragüenses ahora tendrán hasta el 5 de enero de 2019 para “legalizar su estatus por otros medios o marcharse”, dijo Elaine Duke.

Según cifras de USCIS, 2,550 nicaragüenses participan en el programa y se espera que renueven por última vez.

Mientras tanto, otros beneficiarios del programa TPS (especialmente hondureños) temen que se eliminen sus beneficios entre ellos 195,000 salvadoreños y 46,000 haitianos que están esperando una decisión sobre si se renovará su TPS.