Archivos de Arpaio

Investigación de Seattle Usó Fondos Federales, Costó 250 Mil, Dijo Sheridan

arpaiowed1200
Arpaio. Fotografia: Stephen Lemons/New Times
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

La absurda investigación de Seattle de Joe Arpaio le costó a los contribuyentes al menos  250,000 dólares del casi agotado fondo RICO de la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa. (Nota del traductor: Los fondos RICO son fondos obtenidos de la confiscación de bienes del crimen organizado. Las siglas provienen de: Racketeer Influenced Corrupt Organizations.)

Esto de acuerdo con el Director Adjunto de Arpaio, Jerry Sheridan, quien dedicó el viernes testificando en el banquillo de la corte federal, la mayor parte, para ser rostizado por la abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) Cecillia Wang.

El viernes fue el sgundo día de la segunda vuelta de las audiencias de desacato a la corte de Arpaio y Sheridan y tres anteriores o actuales jefes del MCSO

Los cinco hombres están acusados de violar las órdenes del Juez Federal de los Estados Unidos G. Murray Snow en el caso  Melendres v. Arpaio, el caso de derechos civiles que resultó que el MCSO fuera hallado culpable de ejercer perfil racial en 2013.

Arpaio y Sheridan han admitido desacato civil a las órdenes del Juez Snow, pero aun enfrentan la posibilidad de desacato criminal por apegarse a un patrón de deliberado desafío a la corte.

Los otros tres acusados no han admitido desacato civil y no se espera que enfrenten cargo de desacato criminal.

El jueves, el primer día de las audiencias, la abogada Wang destruyó la credibilidad de Sheridan con el favoritismo que existe en las investigaciones de asuntos internos del MCSO en el constante desafío del bloqueo que ordeno el Juez Snow en el 2011 donde el juez determinó que MCSO no esforzaría la ley civil de inmigración.

Pero el viernes, la abogada Wang lentamente destruyo la muy ridícula investigación de Seattle, en donde el consultor de software Dennis Montgomery, quien fue contratado como informador confidencial y buscando cocinar una conspiración anti-Arpaio que supuestamente involucraba al Juez Snow, al Departamento de Justicia, la firma de abogados Covington and Burling (entre otros), los cuales junto con ACLU, representa a los demandantes en Melendres.

Bajo juramento, Sheridan negó que MCSO había estado investigando al Juez Snow, aun cuando el Jefe Adjunto había visto documentos producidos por Montgomery asegurando la relación del Juez Snow en la supuesta conspiración.

Montgomery primero se acercó al MCSO en 2013 con el cuento de que la CIA estaba cosechando ilegalmente información privada de los ciudadanos Americanos, dijo Sheridan.

El que fue anteriormente un contratista con la Agencia Nacional de Seguridad y La Agencia Central de Inteligencia (NSA/CIA) mostró a Sheridan los records de 150,000 cuentas de bancos en el Condado de Maricopa, convenciendo a ambos, Arpaio y Sheridan, de que poseía una colección masiva que había copiado durante su trabajo para el gobierno.

De la información que Montgomery proveyó, “alguna de la cual es buena,” dijo Sheridan.

Como resultado Montgomery fue contratado al MCSO como investigador confidencial.

El MCSO se convirtió en su “única fuente de ingreso,” de acuerdo con Sheridan.

Pero cuando Montgomery no proveyó al MCSO con la información que ellos querían, la oficina amenazó en cortarle los pagos

Eso fue cuando Sheridan dijo, el consultor de las computadoras salió con la supuesta evidencia de una conspiración, como la información de una llamada telefónica del Departamento de Justicia a la corte del Juez Snow “supuestamente demostrando la colusión entre el Juez Snow y el Departamento de Justicia.

Los correos electrónicos previamente dados a conocer entre los investigadores del MCSO y Montgomery afirman que más de $120,000 dólares le fueron pagados al informante.

Pero en el banquillo de los testigos, Sheridan ofreció que la investigación costo al  MCSO ” alrededor de $250,000.”

Hasta la fecha, no ha habido contabilidad del dinero gastado en la operación de Seattle.

Mis fuentes previamente han indicado que más de $1 millón de dólares fue gastado.

Sheridan le dijo a la abogada Wang que la mayoría del dinero de la investigación de Seattle vino del fondo RICO del MCSO, dinero que se obtuvo de confiscaciones al crimen organizado

Pero él confirmó que al menos algo de este dinero de la operación vino de fondos federales del fondo llamado High Intensity Drug Trafficking Area, el cual, como su nombre lo indica, debe ser supuestamente usado para combatir el tráfico de drogas.

Sheridan dijo que él no estaba al tanto de que dinero proveniente de HIDTA había sido usado hasta que Wang lo confrontó en una deposición reciente.

Wang citó un correo electrónico del MCSO a Sheridan explicando que fondos HIDTA fueron usados para pagar a Montgomery “y que tenían que se regresados” porque era “un uso inapropiado del fondo.”

El jefe adjunto admitió que el había aprobado que los fundos fueran usados para enviar al comandante de casos fríos Mike Zullo, un civil, a Seattle, adicionalmente al Detective Brian Mackiewicz y el Sargento Travis Anglin.

En otra revelación, Sheridan dijo que el aprobó el dinero para rentar una casa en Seattle por “44 noches,” donde Anglin, Mackiewicz, y Zullo pudieran vivir mientras supervisaban la investigación de Montgomery.

Como el periódico New Times ha reportado previamente, Mackiewicz es actualmente bajo investigación criminal por supuestamente alterar su tiempo extra durante la investigación en Seattle.

Sheridan admitió que antes de que la investigación empezara, él había buscado en  Google el nombre de Montgomery y se había dado cuenta que el consultor era un “personaje de conducta cuestionable”.

Después de persistente cuestionamiento de parte de la abogada  Wang, el admitió que él y Arpaio “estaban preocupados que [Montgomery] hubiera violado la ley federal” al obtener ilegalmente la información que les había dado

Esa es una significante admisión porque podía indicar cometer de un “crimen en desarrollo”.

Esto es, Arpaio y Sheridan habían pensado que estaban comprando datos clasificados o robados a Montgomery.

Como lo comenté en blogs anteriores, las declaraciones fuera de la corte que han sido reveladas de que algunos miembros del MCSO creían que el dinero había sido malgastado en la investigación de Seattle.

De acuerdo con esas declaraciones, Anglin y el Capitán de la División de Investigaciones Espaciales Steve Bailey expresaron sus reservas a Arpaio sobre la investigación de Seattle.

Bailey estaba preocupado sobre acabar con la cuenta RICO del MCSO y sentía que los gastos eran inapropiados.

Pero de acuerdo con la deposición del subordinado de Bailey, el agente Kim Seagraves, Arpaio le dijo a Bailey que “obtuviera el maldito dinero.”

Cuando se le preguntó sobre esto, Sheridan dijo que no recordaba a Arpaio diciendo precisamente eso, pero que Arpaio seguramente expreso ese sentimiento.

Sheridan llamo a Bailey “quejumbroso” y dijo que la investigación de Montgomery “era algo que el Alguacil quería continuar.”

Eventualmente, Bailey se negó a firmar la aprobación para la investigación de Seattle.

Anglin se acercó a Arpaio directamente, advirtiendo al Alguacil de distanciarse de  Zullo y Montgomery, pero similarmente fue rechazado.

Subsecuentemente, Sheridan sacó a Anglin de la investigación de Seattle.

Sheridan dijo que él lo hizo porque Anglin había intentado remover a Zullo de la operación.

El Jefe Adjunto también discutió un correo electrónico interno que le enviaron en el cual le decía que todo lo que relacionaba a la investigación de Seattle tenía que ser documentada por escrito porque MCSO “ podría terminar siendo auditada”  por la investigación.

Sheridan dijo que él sabia de la operación de Seattle alguna vez saldría a la luz y que el MCSO tendría que justificarla porque “era controversial.”

Él dijo que había ordenado a Mackiewicz y Anglin no investigar al Juez Snow pero admitió que él no le dio esa orden al leader voluntario Zullo.

Y él dijo que Zullo estaba presionando a Montgomery de producir información tan recientemente como el 20 de abril, un día antes de que comenzara la primera ronda de las audiencias del desacato de la corte.

Wang también cuestionó a Sheridan sobre otro asunto. En el consejo dado al MCSO por la abogada Michele Iafrate sobre las aproximadamente 1,500 identificaciones descubiertas en Julio por el MCSO.

Sheridan dijo que él se aproximó a  Iafrate sobre las identificaciones porque sabía que el monitor de la corte se enojaría de este nuevo descubrimiento porque el pensó que las identificaciones no caerían bajo la cobija de las ordenes del Juez Snow de entregar esas identificaciones..

De acuerdo con el jefe adjunto, Iafrate dijo que ella tendría que “investigar” el asunto y que, mientras tanto, seria “prematuro” dar a conocer la existencia en la próxima reunión del monitor.

Sheridan dijo que Iafrate instruyó a empleados del MCSO en como contestar a preguntas sobre esas identificaciones con el equipo de monitor de la corte.

Cuando un miembro del monitor de la corte preguntó a Bailey si había algunas ID sin entregar, él dijo que no.

Pero otro empleado del MCSO que sabía del reciente grupo de identificaciones le dijo al monitor de la existencia de estas.

Esto resultó en la orden que dio del Juez Snow a los Marshall de los Estados Unidos de confiscar las identificaciones.

Una vez que Wang terminó sus preguntas, fue el turno del abogado del MCSO John Masterson.

Por el resto de la tarde, el atrapó preguntas suaves de Sheridan.

Sheridan pintó un retrato de él mismo como de un ejecutivo acosado y abrumado, ofreciendo su preocupación con otras crisis del MCSO como excusas de no haber implementado la orden Juez Snow del 2011.

Cuando Sheridan trató de racionalizar la práctica extendida del MCSO de tomar las identificaciones y las “bisuterías” religiosas  de los Latinos detenidos, el Juez exclamó “Nada de eso, es apropiado de tomar sin haber contabilidad de eso”.

A pesar que el abogado anterior de Arpaio, Tim Casey se presentó en corte, él no fue llamado a declarar.

La corte continuará el Martes por la mañana con algunas preguntas de seguimiento para Sheridan de parte de la abogada Wang.

Después de eso, se anticipa que Casey testificará, seguido de Sands.

Wang le dijo a los reporteros que Arpaio podría ser llamado a testificar el miércoles.

Posted with permission: Phoenix New Times.