Archivos de Arpaio

Joe Arpaio Acusado de Perjurio en la Corte del Juez Federal

DSC00452
Outside Federal Court on 11/20/15 Photo: Frontera Fund
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

 

El abogado principal del Alguacil Arpaio, John Masterson, había empezado a argumentar porque la corte no debía poner atención a la llamada investigación de Seattle realizada por MCSO, cuando el Juez Federal G. Murray Snow, de pie -en vez de estar sentado durante la mayoría de los argumentos finales en el juicio de desacato a la corte- lo interrumpió.

El jurista declaró que en la operación de Seattle, él creía que Arpaio había estado investigando una “conspiración en la cual yo jugaba un rol”, pero a pesar de que la conspiración era falsa y le costaría a los contribuyentes al menos 250,000 según un estimado, el Juez Snow estaba menos interesado en los detalles de la investigación.

“Yo estoy más preocupado en la disposición de Arpaio de decir la verdad cuando está en el estrado de la corte,” dijo el Juez Snow, quien después sugirió que Arpaio pudo haber cometido perjurio durante el juicio.

Este intercambio de argumentos fue el punto álgido de los procedimientos de la corte del viernes 20 de noviembre, que siguieron a más de 20 días de testimonio en el caso, durante el cual cuatro actuales y anteriores subalternos de Arpaio enfrentan acusaciones de desacato civil a las órdenes de la corte y la posibilidad de referencia de las acusaciones a la oficina del Fiscal de los Estados Unidos para cargos de desacato criminal.

Arpaio y Sheridan han admitido desacato civil, y los otros no. Los cargos actuales tienen que ver con asuntos como la violación del MCSO de las ordenes de la corte concernientes a la colección y presentación de evidencia y el bloqueo preliminar de Snow de diciembre del 2011, prohibiendo al MCSO de hacer cumplir las leyes civiles de inmigración.

Durante los argumentos finales, Masterson se refirió a la investigación de Seattle como “un show externo”, mientras que los abogados de los demandantes  argumentaron que la investigación de Seattle revelaba el estado mental de Arpaio, y que era parte de un patrón de desafío por Arpaio a la autoridad de la corte.

Snow concedió que el estado mental de  Arpaio era un asunto a considerar, pero al Juez Snow le molestaba más la aparente falta de veracidad del Alguacil.

El juez se remontó a abril 23, 2015, cuando Arpaio estando bajo juramento al ser cuestionado por el Juez Snow sobre el artículo de Junio de 2014 del New Times, el cual alega que la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO por sus siglas en inglés)  había contratado a Dennis Montgomery, un consultor de sistemas computaciones y anterior sub-contratista de la CIA, como parte de una investigación sobre un fantástico complot anti-Arpaio que involucraba al Juez Snow, al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a la firma de abogados Covington and Burling, al anterior Fiscal General de los Estados Unidos Eric Holder y muchos otros.

En ese tiempo, el Juez Snow directamente le preguntó a Arpaio sobre la alegación de que Montgomery estaba investigando al Juez.

Arpaio dijo, “no es verdad” y entonces el Juez Snow le preguntó si Arpaio sabía de alguien investigándolo a él o a sus actividades, Arpaio replicó, “No, no”.

Luego, varias semanas después, Arpaio, Snow dijo, “se pone de nuevo en el estrado y reconoce que era consciente” de que la investigación implicó el juez.

“Él no ha sido plenamente veraz con este tribunal”, declaró el Juez Snow el viernes, para luego añadir que las respuestas de Arpaio y el Jefe Adjunto del MCSO, Jerry Sheridan, plantearon la cuestión de “si ellos están tratando de engañar a este tribunal.”

El Juez Snow también se refirió a declaraciones hechas por Arpaio, “llenadas bajo penalidad de perjurio,” para el efecto de que el MCSO no lo estaba investigando.

Pero Masterson argumentó que el MCSO realmente no había estado investigando al Juez Snow.

El Juez Snow respondió que Arpaio había recibido tanto las líneas de tiempo y las gráficas de flujo de la supuesta conspiración creada por Montgomery, y el último documento, “decía que yo había autorizado la intervención de teléfonos en contra del MCSO. De hecho, el Juez Snow nunca autorizó una intervención de ningún teléfono.

Masterson declaró que el Juez Snow no había sido el objetivo de la “investigación,” y por lo tanto Arpaio no había cometido perjurio.

El Juez Snow le dijo a Masterson que en abril, él intencionalmente había usado el más amplio lenguaje posible al estar interrogando a Arpaio.

Y en lo que respecta por la palabra “investigación,” el Juez Snow sugirió que Masterson estaba pidiendo prestado de los argumentos usados por el  Presidente Bill Clinton en el uso gramatical de las palabras, como Clinton famosamente lo hizo durante el escándalo relacionado con la asistente Monica Lewinsky.

“¿Que palabra debí haber usado?” dijo el Juez Snow, con una sonrisa irónica.

Masterson respondió que Arpaio no tenía más opciones pero investigar las acusaciones de Montgomery en relación con el supuesto hackeo y cosecha ilegal de información por la  CIA de más de 150,000 residentes del Condado de Maricopa.

Sin embargo, el Juez Snow, notó que Arpaio había ido a la oficina del Fiscal General de Arizona a buscar inmunidad para Montgomery, pero Arpaio no fue a la oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

El procurador general de Arizona en ese tiempo era un aliado político de Arpaio, Tom Horne.

En relación a varias alegaciones en la lista del Juez de posibles violaciones de las órdenes de la corte, Masterson argumentó que cualquier desobediencia no fue intencional.

“La responsabilidad empieza aquí y aquí,” dijo el abogado Masterson señalando a Arpaio y Sheridan, sentados en la mesa de la defensa, con su ramillete de abogados.

“Pero no fue con intención,” insistió Masterson de la admisión del par de desacato.

Significantemente, bajo estatuto federal, si el desacato fue “intencional’ caería en la definición de desacato criminal.

Masterson dijo que la orden del Juez Snow del 2011 fue difícil de ser comprendida para el Alguacil. Mas allá, el ofreció el argumento de que las comunicaciones del abogado de Arpaio en aquel momento, Tim Case, con el  MCSO sobre la orden estaban “abiertas a interpretación”.

Todos nosotros estamos haciendo estrategia de espectadores deportivos, “con la ayuda de una perspectiva retroactiva de 20/20”, cuando se trata de juzgar las acciones de sus clientes.

El abogado Masterson trató de poner en duda la interpretación resumida a las órdenes de la corte 2011 de “arrestar o dejar ir,” diciendo que los agentes del  MCSO sólo podían detener a los individuos sospechosos de ser indocumentados bajo posibles violaciones de un crimen estatal y no podrían prolongar su detención o mandarlos a las agencias federales como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) o la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

No existe nada por escrito indicando que Casey transmitió la interpretación resumida y simplificada de la orden del juez al MCSO, señaló Masterson.

De cualquier manera, el Juez Snow dijo que Arpaio había sido informado de la orden por varios individuos: Casey (en varias ocasiones), el entonces jefe executivo – Brian Sands, el jefe asistente Jack MacIntyre, y aun por el sargento Brett Palmer, quien alguna vez tuvo una discusión con Arpaio porque el Alguacil quería detener a individuos que él sospechaba eran indocumentados hasta que Arpaio llegara a montar un show mediático con ellos.

De hecho, el viernes por la mañana, los demandantes habían reseñado a través de los numerosos comunicados de prensa y entrevistas de medios de Arpaio, después de la orden preliminar, cuando Arpaio anunció que el continuaría ejerciendo “todas las leyes de inmigración, estatales y federales.

El Juez Snow cuestionó la credibilidad de Arpaio y Sheridan, diciendo que ambos habían declarado falsamente hechos cuando estaban bajo juramento e intencionalmente violado las órdenes de la corte.

El Juez no le iba permitir a los otros defendidos desligarse de responsabilidad. De MacIntyre, el Juez Snow dijo que el jefe adjunto “estaba hasta las cejas, desde el principio” y que estaba “involucrado desde el principio”cuando se refería a las violaciones a las órdenes del 2011.

También el Juez Snow reto la credibilidad del jefe adjunto MacIntyre debido a la admisión previa de nunca haber pasado la carta de los demandantes, pidiendo los records del MCSO. La carta debió haber cubierto las paradas de tráfico que no se entregaron al MCSO hasta dos años despues del juicio en el 2012 en el caso subyacente de derechos civiles, Melendres v. Arpaio.

El juez también decidió cuestionar la falta de memoria del ex Jefe Executivo  Sands sobre lo que pasó con el cumplimiento de la orden preliminar. El Juez Snow señalo que Sands le dijo a Arpaio que no podría detener a los indocumentados en violación de la orden, lo cual demostraba conocimiento de la orden preliminar.

La mayor generalizacion de Masterson vino cuando él culpó al entrenamiento de los agentes del MCSO que recibieron bajo el programa 287(g) de ICE por ejercer el perfil racial del cual el Juez Snow encontró al Sheriff culpable en el 2013.

El programa 287(g) le permite a las agencias del orden de actuar como virtuales agentes de ICE (Inmigración y Control de Aduanas) bajo limitado poder federal.

La acusación de Masterson con respecto al entrenamiento de ICE es correcta. Pero MCSO perdió su autoridad bajo  287(g) en el  2009, debido a amplias quejas de abuso de agentes de Arpaio. Y aun así, el MCSO continuó ejerciendo la discriminación y el perfil racial de los Hispanos.

El intercambio de argumentos del Juez Snow con Masterson fue eclipsado por los esfuerzos de los abogados de los demandantes que caracterizaron las acciones de los acusados de la peor manera posible.

Los abogados Stanley Young y Cecillia Wang, fueron incesantes en su martilleo de acusaciones en contra de Arpaio, Sheridan, y los restantes.

Pero la sugerencia del Juez Snow de posible perjurio perpetrado por Arpaio fue lo que robo el show.

Al final del día, el Juez Snow le dio a las partes hasta el 4 de diciembre para completar respuestas escritas a las preguntas previamente presentadas a ellos. El Juez Snow entonces emitirá sus conclusiones sobre los hechos y escuchará argumentos sobre posibles remedios.

Después de que los remedios se decidan, los abogados de Arpaio se dirigirán a la corte por la posible referencia a acusaciones de desacato criminal. Los abogados criminales de los otros acusados podrán dirigirse a la corte en cualquier momento.

Después de la corte, el New Times caminó con Masterson mientras se dirigía hacia el estacionamiento.

Cuando se le preguntó sobre la sugerencia del Juez Snow sobre el posible perjurio realizado por Arpaio, Masterson dijo que él no pensaba que Arpaio había mentido bajo juramento, porque él puso las preguntas en abril.

El New Times le recordó a Masterson que no importaba, en este caso, de lo que pensaba  Arpaio había dicho en el estrado. Sólo la opinión del Juez Snow importaba.

“Bueno,” Masterson admitió. “Eso es un problema.”

Posted with permission. Phoenix New Times.