Archivos de Arpaio

Joe Arpaio “Falló en sus Responsibilidades” Dice Investigador Privado

nina protest Arpaio
Foto: Frontera Fund
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Un investigador privado contratado por la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) para informar sobre el desacato de la agencia a la orden del juez federal, concluyó que el Alguacil Joe Arpaio “fracasó en su responsabilidad” para ejercer control adecuado sobre su agencia.

Don Vogel, un ex detectivo del Departamento de Policía de Mesa, testificó el miércoles en el juicio desacato de Arpaio. El investigador privado dijo que encontró pruebas que demuestran que Arpaio había sido consciente de la orden de corte preliminar del Juez Federal de Distrito G. Murray Snow desde el principio, que ordenó al MCSO no hacer cumplir las leyes federales de inmigración civil.

Arpaio y Director Adjunto Jerry Sheridan ya han admitido desacato civil a las órdenes del Juez Snow en el caso de perfil racial Melendres v. Arpaio, pero todavía se enfrentan a la posibilidad de un cargo de desacato criminal si el Juez Snow cree que su desobediencia fue intencional.

“Las personas sabían sobre la orden del Juez Snow,” dijo Vogel.

Los resultados de las investigaciones independientes de Vogel añaden peso al argumento de que las acciones de Arpaio fueron intencionales.

Cuando se le preguntó en un momento qué factores apuntaban a un posible cargo de desacato criminal por Arpaio, Vogel se refirió a varios puntos tratados en el reporte escribió para MCSO.

El principal de ellos fueron sobre los registros de facturación para el ex abogado de Arpaio, Tim Casey, cuyo testimonio obligado en la corte ha sido perjudicial para el Alguacil.

Casey declaró recientemente que primero informó a Arpaio de la orden judicial preliminar el día que el tribunal la emitió, el 23 de diciembre de 2011. Aunque Casey no facturó nada en esa fecha relacionado con su comunicación con Arpaio y sus subordinados sobre la orden, él hizo facturaciones relacionadas en varias ocasiones a partir de entonces, como la de 26 de diciembre de 2011.

“Análisis Continuo de la Orden de la Corte”, se lee en la entrada de facturación de 26 de diciembre 2011.

La notación también afirma “reunión con J. Arpaio” y continúa mencionando Casey discutiendo la orden con otros peces gordos MCSO.

Adicionalmente está la entrevista de Vogel con el Jefe Adjunto Jack MacIntyre, quien le dijo al detective que discutió la orden con Arpaio en enero de 2012.

Según el informe de Vogel, MacIntyre informó el sheriff que la orden judicial preliminar “absolutamente prohibía cualquier detención de personas sólo en base a la presencia [ilegal] en este país.”

MacIntyre  le dijo a Vogel que cuando Arpaio actuó incrédulamente en respuesta, el jefe adjunto sintió la necesidad de repetirse a sí mismo “lenta y [a] enunciar” de tal manera de que “no hubiera preguntas” en lo que era la orden del Juez Snow.

Además, Vogel dijo que las noticias sobre la orden judicial preliminar había sido reportados en los medios locales, a los que Arpaio y su oficial de información pública prestaron mucha atención.

“Las personas sabían sobre esto,” dijo Vogel de la orden.

Aun así Arpaio le dijo a Vogel que no había hablado de la orden “hasta meses después.”

Sin embargo, Vogel citó un incidente en el 2012, donde Arpaio ordenó al sargento de la Unidad de Contrabando Humano, Brett Palmer, para continuar la detención de un par de indocumentados hasta que Arpaio pudiera aparecer con los medios de comunicación.

Palmer testificó sobre el incidente durante la ronda de audiencias de Abril en el juicio desacato de Arpaio, describiendo cómo él discutía con Arpaio, que estaba en una vocina, diciéndole al sheriff que una orden para mantener a los indocumentados  era “una orden ilegal” y en violación del mandato judicial, porque no había ninguna razón para mantener a los individuos bajo la ley estatal.

Arpaio cedió, según Palmer, y los indocumentados fueron entregados a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, debido a que la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas con anterioridad se habían negado a tomarlos. (Irónicamente, entregar estos individuos indocumentados a la Patrulla Fronteriza también estaba en violación de la orden del Juez.)

Significativamente, Palmer se había enfrentado a Arpaio basado en mandato del Juez Snow explicando a Arpaio que la orden del sheriff para detener a las personas sólo bajo la sospecha de presencia ilegal era contrario a la decisión de Snow.

Vogel testificó que entrevistó a Arpaio sobre la llamada de Palmer, pero el Alguacil “no estaba negando” la historia de Palmer. Más bien, Arpaio ofreció una “racionalización” para la detención de los individuos para obtener “cobertura de los medios.”

Arpaio le dijo Vogel que esto estaba en el contexto de “problemas políticos” causados por el Juez Snow de no tomar presuntos inmigrantes ilegales del MCSO.

“Si  hago esto”, Arpaio dijo en su entrevista con Vogel, “fue para enviar un mensaje,” tanto a ICE y al público, Arpaio dijo Vogel”.

Vogel dijo que después de que él llegó a la conclusion de esta y otras investigaciones, se las entregó al MCSO, donde el subjefe Mike Olson fue el encargado de determinar su resultado final.

El detective dijo que sugirió que en lugar de que Olson reportara a sus superiores, un “consejo externo” debía ser nombrado para tomar decisiones sobre faltas y castigos administrativos.

Vogel dijo que él mencionó esto al abogado de Arpaio, Michele Iafrate, quien dijo que iba a regresar a él en la idea, pero nunca lo hizo.

Vogel trabajó con Olson para presentar documentos administrativos de cargos para los sujetos de la investigación. Estos incluyen: MacIntyre, el teniente Joe Sousa, el jefe ejecutivo Brian Sands, y Sheridan.

Había uno que faltaba. Vogel quería saber si MCSO estaría haciendo un documento de cargos administrativos sobre Arpaio.

“Jefe Olson me dijo que no habría ningún documento para presentar al Aguacil con cargos”, declaró Vogel.

En última instancia, nadie recibió alguna acción disciplinaria en el asunto, a pesar de que Vogel insistia en su testimonio que “no había una base factual para cada cargo [administrativo].”

Vogel estaba visiblemente enojado durante varios momentos de su testimonio, como cuando recordó cómo él no fue capaz de obtener meta-datos solicitados de los correos electrónicos de MCSO relacionados con la orden judicial permanente, o cuando él relató cómo la defensa se negó a proporcionar información sobre la facturación del abogado Casey.

Veras, Vogel, quien tuvo muy poco tiempo para completar las investigaciónes, había pedido los registros de facturación poco después de su nombramiento por MCSO, pero recibió sólo evasivas.

Con el tiempo, se vio obligado a apelar directamente con el fiscal del condado Bill Montgomery, a través de quien él consiguió un abogado (a costa del condado) para hacer una solicitud de documentos llamada FOIA donde se encontraban los registros de facturación de Casey.

Por desgracia, no suficientemente a tiempo para la entrevista del Vogel con el Alguacil.

Las tácticas del MCSO de retardar y negar información afectó otros asuntos investigados por Vogel, como por ejemplo un caso que involucra a un faltante de $ 300, y la  investigación resultante de la detención y posterior suicidio del ex agente del MCSO Ramón “Charley” Armendáriz.

En el caso de los $ 300 desaparecidos, el detective dijo que estaba “conmocionado” no hubiera habido ninguna acción  disciplinaria.

Usted puede recordar el nombre de Vogel, ya que Casey contrató Vogel en octubre de 2013 para investigar una supuesta declaración de la esposa del Juez Snow en 2012, según la cual el Juez despreciaba al Alguacil y lo quería fuera de la oficina.

La defensa utilizó la investigación de la esposa del Juez Snow en su vano intento de sacar al Juez Snow del caso. Desde entonces, ninguna de las partes ha planteado el asunto.

El testimonio de Vogel el miércoles interrumpió la del capitán Steve Bailey, ex jefe de la Oficina de Normas Profesionales de la MCSO, que testificó antes y después de Vogel. Abogados de los demandantes dijeron que tenían que poner a Vogel en el estrado el miércoles debido a conflictos de programación.

El día terminó con Bailey todavía en el estrado, hasta las rodillas en lo que los reporteros cubriendo las audiencias llaman el “infierno de Investigaciones Internas,” y en donde los demandantes revisan con los empleados del MCSO, bajo juramento, todas las minucias de los asuntos de las investigaciones internas a veces línea por línea de un informe en particular.

La Corte está tomando un receso durante una semana y se reanudará del 27 de octubre al 30, cuando los demandantes terminarán su caso. (Bailey tiene previsto reanudar su testimonio el 28 de octubre) La defensa entonces tendrá el 2 y 3 de noviembre para exponer su caso.

Los argumentos orales en el juicio desacato se fijan provisionalmente para el 10 de Noviembre. Después de lo cual, el Juez Snow emitirá conclusiones y tomará cartas en el asunto con una posible remisión del caso a un juicio de desacato criminal por parte de Arpaio, Sheridan, y tal vez uno o más de los otros tres anteriores y actuales  jefes del MCSO todavía en el gancho por desacato civil.

El Juez Snow probablemente referirá cualquier alegación de desacato criminal a un fiscal especial o la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos, y un nuevo juez será asignado. Aunque el juez Snow seguirá siendo responsable de la imposición de sanciones civiles para Arpaio, sus subordinados, y la MCSO en su conjunto.