Archivos de Arpaio

La Barbárica Cárcel de la Cuarta Avenida y el Asalto Sexual a un Joven de 21 Años.

Arpaio at Trump rally
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Durante una audiencia reciente en la casa de representantes sobre el fiasco de las elecciones en el Condado de Maricopa, el cual fue presidido por la representante Michelle Ugenti-Rita, había mas gente golpeando el pódium y con puños levantados que en una fiesta de Bernie Sanders.

La gente estaba justificadamente indignada ya que tuvieron que esperar en largas líneas para votar en las recientes elecciones primarias, donde la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump ampliamente ganaron sus batallas respectivas, así como casi todos ya nos habíamos imaginado que lo harían.

La Archivista del Condado de Maricopa, la republicana Helen Purcell y su oficina admitieron su error de consolidar casillas electorales, las cuales cortaron por más de la mitad. Como resultado, Purcel ha sido sometida al tipo de humillación pública que es sólo reservada para aquellas madres que dejan por error a sus hijos en carros bajo el calor del sol de Arizona.

En la audiencia, un individuo quien se identificó como Andrew Cameron arremetió contra Purcel, demandando de que alguien page por su desilusión.

“Me fue robado mi voto,” él dijo, enfurecido. “¡Esto es un crimen serio. Esto es tan serio como una violación. Esto es tan serio como un asesinato! ¡Porque esta es la violación y asesinato de nuestra democracia!”

Um, okay.

Yo sé que algunas personas se sentirían mejor si Purcell se hace el hara-kiri o que se avienta de la Montana de Camelback. Pero tenemos más problemas en el Condado de Maricopa.

Específicamente, el Alguacil Joe Arpaio, quien permite violaciones reales, y muertes reales mientras que los votantes reafirman la corrupción y abuso que emana de Arpaio año tras año.

La última víctima de Arpaio es un hombre de 21 años quien estaba en la central de admisión de la notoria cárcel de la Cuarta Avenida recientemente después de su arresto por una orden de aprensión de la llamada “Falla en Aparecer” –  FTA, o “failure to appear”.

Una FTA es lo que pasa cuando tu prometes aparecer en corte en vez de ser arrestado por una ofensa de menor nivel y entonces no te apareces a la corte por cualquier razón. Las órdenes de aprensión FTA, que son muy comunes, difícilmente ameritan que alguien sea violado o muerto por eso.

Dicho esto, tu puedes fácilmente ser violado o muerto en las cárceles de Arpaio si fuiste encarcelado por algo tan minúsculo como un FTA.

De alguna manera, este joven, cuyo nombre no usaré, tuvo suerte, en el sentido de que los guardias no lo mataron a golpes o fue asesinado por los prisioneros. Tampoco fue mal- diagnosticado y su enfermedad ignorada hasta que colgara el pico.

New Times ha escrito sobre esas muertes en las cárceles de Joe por décadas, pero los votantes del condado han aprobado la brutalidad de Arpaio una y otra vez, en elecciones justas, sin resultados cuestionados, a pesar de las publicaciones de este periódico que exponen las inhumanas prácticas de encarcelación de Joe y a pesar de los costos que resultan de las numerosas demandas.

Pero me salí del tema.

De acuerdo con los documentos de la corte, el joven de 21 años fue puesto en una “celda de detención médica en las instalaciones de la Clínica en la cárcel de la Cuarta Avenida con Jason Gregory, un criminal consuetudinario con problemas mentales.

Gregory, de 33 años de edad, ha estado en la cárcel por haber robado unos relojes de una tienda Target e intentar venderlos poco después en un restaurant cercano.

En el incidente, cuando la policía fue a revisarlo después de detenerlo, Gregory el ex-presidiario, trató de golpear a un policía. Los policías tuvieron que sacar su pistola eléctrica para someterlo.

Él es 50 libras y una o dos pulgadas más alto que su supuesta víctima de asalto sexual, de acuerdo con los reporte de la corte.

Una declaración de causa probable que fue emitido por la oficina del Alguacil del Condado de Maricopa dice que Gregory le bajó al hombre los pantalones y lo asaltó sexualmente al menos 4 veces.

La victima “declaró a los detectives de crímenes en las cárceles de que él no dio su consentimiento,” y que evitó gritar, “por temor a ser golpeado.”

La celda debió haber estado monitoreada. Quizá todos los carceleros estaban echándose un cigarro.

Desde entonces, a Gregory se le han añadido 7 cargos criminales de asalto sexual.

Para aquellos que se inclinan a culpar a la víctima, imaginen a un muchacho de 21 años, como un hermano, o un hijo, en la misma situación.

Si la víctima fue violada, al menos esta viva, que es más que lo que se puede decir de la larga lista de las almas de los muertos que han emanado del complejo carcelario de Arpaio durante su régimen de poder de 23 años.

Estos incluyen: El veterano de la armada Marty Atencio, quien fue atacado y muerto por los guardias de la cárcel de la Cuarta Avenida sin ninguna buena razón; Felix Torres, quien recibió una medicina equivocada para tratar una úlcera y terminó vomitando su propio excremento y muriendo; y  Deborah Braillard, quien experimentó una muerte dolorosa, mientras los carceleros del MCSO se burlaban, y se le negaba tratamiento médico apropiado.

Esos nombres sólo rascan la superficie, como bien saben los lectores regulares del New Times y de Lacey and Larkin Frontera Fund.

Yo recuerdo que una de las primeras veces que pregunté a Arpaio por lo erróneo de las muertes en las cárceles. Él solo se encogió de hombros.

“La gente se muere en las cárceles,” él replicó.

Era como si le hubiera dicho, “Bueno, ¿qué es lo que tú quieres que haga?”

Las demandas resultantes de la brutalidad e incompetencia de Joe tienen un costo para los contribuyentes de aproximadamente $75 millones de dólares.

A eso no se incluye el costo de las demandas de perfil racial, el costo de defenderlas, o de las reformas impuestas por la corte federal.

En julio pasado, yo reporté que todas las ilegalidades de Arpaio han costado al condado cerca de  $250 millones de dólares, suficiente para forzar a los supervisores del Condado a subir los impuestos a la propiedad para aguantar el paso.

La única cosa que cambia es que los dólares siguen en aumento. De esta manera, los votantes han alzado los hombros junto con Joe todos estos años.

De regreso con el reciente fiasco de las elecciones. En este tema, el Supervisor del Condado, Steve Chucri, recientemente opinó, en referencia a la elección primaria que “la marca del Condado de Maricopa falló”.

Chucri debería de llevar su acto de comedia de gira. La marca del Condado de Maricopa ha sido tóxica por mucho tiempo, en parte por la perenne corrupción de Arpaio, la cual el electorado le ha dado su OK.

A este punto, yo soy demasiado cínico para esperar que la mayoría del electorado realmente quiere enderezar el rumbo con lo que respecta a Arpaio, quien está corriendo por su séptimo término.

La única institución en la cual todavía tengo fe es en el Sistema Judicial, el cual está menos dirigido por la pasión del momento y que sabe la diferencia entre la violación real y la metáfora de una.

Si tenemos algo de justicia este año, vendrá de la pluma del Juez Federal G. Murray Snow, el cual decidirá la situación en el juicio de desacato de la corte de Arpaio, lo cual sucedera en cualquier día.

La acusación de Snow a Arpaio  y su referencia por cargos de desacato criminal en el caso de derechos civiles Melendres v. Arpaio podría retar a los votantes del Condado de Maricopa a votar en contra del Alguacil.

Pero discúlpenme si sólo tomo la justicia que nos provea el juez Snow en vez de esperar que los votantes del Condado de Maricopa se vuelvan sabios, después de todos estos años.

Publicado con permiso del Phoenix New Times.