Noticias Frontera Fund

La Decisión de la Corte Sobre la SB1070 es un Recordatorio de la Fealdad Anti-inmigrante

luchador
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Surgiendo el mes después de que el Gobernador Doug Ducey solicitó ideas para “dar una nueva imagen” a Arizona, la Juez Federal Susan R. Bolton recientemente decidió que la ley anti-inmigrante SB1070 hace que los ciudadanos que viven en el estado del Gran Cañón, se pregunten, ¿de qué sirve el cambio de imagen?

La ley por sí misma es una bomba de neutrón de odio, la cual fue lanzada por el anterior senador estatal Russell Pearce dirigida la población morena del estado de Arizona.

En ella, Pierce, cuya fealdad moral ha hecho que su nombre sea sinónimo de intolerancia y es persona non-grata en la política de Arizona, profirió una “solución final para el problema (como lo veía el) de la inmigración ilegal”.

Con la asistencia del abogado anti-inmigrante Kris Kobach, quien ahora es el Secretario de Estado de Kansas y de la organización de extrema derecha Federation for American Immigration Reform, Pearce creó la ley la cual tenía la intención de “reducir la presencia de los indocumentados a través del reforzamiento de política pública de todas las agencias del estado y gobiernos locales de Arizona”.

La idea de “reducción a través del reforzamiento” era de hacer la vida tan horrible de los individuos que se encuentran ilegalmente en el estado que ellos optarían por “auto-deportarse” a sus países de origen.

En la decisión del 2012 en relación con la 1070, la Suprema Corte desechó tres secciones de la ley debido que estaban contempladas por estatutos federales, reafirmado del gobierno federal “amplio e incuestionable poder sobre inmigración”, y señalando que la mera presencia ilegal no es un crimen.

“Como regla general, no es un crimen que un extranjero sujeto a la deportación a estar presente en los [Estados Unidos],” la corte superior escribió en Arizona v. United States. “Si la policía detiene a alguien basado en nada más que otra posible acción que deportación, la usual base para un arresto está ausente.”

Y sin embargo, la Corte Suprema dejó en pie la sección 2(b) de la ley 1070, la cual decía que para cada “parada de tráfico, detención o arresto” legal, donde existe la sospecha razonable para creer que esa persona está “ilegalmente presente” , un “intento razonable debe ser hecho, cuando sea práctico, de determinar el estatus migratorio de la persona”.

Aquí los jueces, ofrecieron argumentos posibles a los abogados por Arizona de que “un intento razonable” puede significar hacer una llamada telefónica al Departamento de Inmigración y Control de Aduanas y que no necesita resultar en la prolongada detención de una persona

De hecho, la Suprema Corte observó: “Detener a individuos con el sólo propósito de verificar su estatus migratorio produce preocupación de orden constitucional.”

¡Qué manera de sacarle la vuelta al asunto! Para que una parada de tráfico sea legal, para empezar, no puede ser solamente para verificar el estatus migratorio.

La corte dejó abierta la posibilidad de otros retos constitucionales a la sección una vez que entró en efecto.

Es una ironía que nuestro Sistema legal  hasta las más obvias realidades necesitan ser demostradas en la atmosfera de la corte, con prodigiosa evidencia y prosa legalmente voluminosa.

La Union Americanan de Libertades Civiles, El Centro Nacional de la Ley de Inmigración y el Fondo México Americano de Defensa Legal (The American Civil Liberties Union, the National Immigration Law Center, and the Mexican American Legal Defense and Educational Fund) han continuado el reto a la SB1070, ganando bloqueos en contra de secciones relacionadas con dar acogida y el tráfico humano.

La decisión de Bolton en Valle Del Sol v. Whiting tomó el mismo enfoque racional como en las decisiones pasadas cuando ella preliminarmente detuvo la mayoría de las secciones de la 1070 en 2010 después de que el gobierno federal demandó a Arizona sobre la ley.

En ese tiempo, Bolton decidió que la sección 2(b) debía ser detenida porque estaba precedida por la ley federal.

Pero desde  entonces, en el 2012, La Corte Suprema tomo una decisión en contra y entonces en la opinión de la Juez Bolton los abogados defensores de los afectados no han presentado nuevos argumentos que avancen o den nueva evidencia de que la sección 2(b) ha sido aplicada de manera discriminatoria, ella se rehusó en Valle del Sol de permanentemente detener lo que la mayoría opina es el corazón de la ley.

“Los demandantes deben demonstrar que los agentes de la ley del estado practicarían diferentemente la ley para Latinos que una persona situada similarmente de otra raza o grupo étnico,” escribió la juez Bolton.

Ella también llamó la ley  de “cara neutral o “facially neutral.”

Lo que puede ser correcto, a menos que tu cara no es morena.

Dado el contexto que Arizona, que está en la frontera con México, y de la inmigración de personas de varios países de Centro América a través de dicha frontera, el requerimiento de la Juez Bolton es risible..

Digo, ¿puede alguien en serio argumentar de que cualquier persona blanca en el estado sería tratada con el mismo escrutinio que un conductor latino o alguien que camina en las calles, particularmente si el conductor no tiene licencia de conducir con él o ella, u otra forma aceptable de identificación que dicta la ley?

Verdad, como la Suprema Corte ha hecho claro, sería inconstitucional por un agente de la ley detener a una persona morena sólo para determinar si él o ella está en este país ilegalmente.

Dicho esto, en el gran caso de perfil racial de ACLU en contra del Sheriff Joe Arpaio, Melendres v. Arpaio, los agentes de MCSO testificaron durante el juicio que encontrando sospecha razonable para detener un vehículo en una violación menor de trafico sólo toma unos pocos minutos de investigación al vehículo

Estas paradas de vehículos usados como pretexto son ilegales bajo la constitución, pero mira lo que tomó para probar que la agencia de Arpaio estaba usándolos para involucrarse en amplias violaciones con base en el perfil racial de Latinos y forzarlo a terminar con la práctica: Más de siete años de litigación, más de 50 millones de dólares en gastos de los contribuyentes del condado (hasta ahora) y que el Alguacil aceptara desacato a la corte.

También, los demandantes en el caso Valle del Sol citaron evidencia de que 30 perciento de la población de of Arizona es de origen Latino, que el 65 por ciento de la población  nacida en el extranjero es de Latinoamérica y que el 90 por ciento de los individuos que están indocumentados en Arizona son de México.

Añade a esto la obvia intención discriminatoria del autor de la Ley, Pearce, un hombre que apoyó al asesino neo-Nazi J.T. Ready, quien miente sobre las declaraciones oficiales de la fe Mormona sobre la posición de ésta sobre la inmigración indocumentada y quien fue sacado de su puesto de elección popular por una coalición de Mormones Republicanos moderados y Mexico-Americanos molestos sobre la mancha que la ley SB1070 dejo al estado.

¿Qué más hay que probar?

La Juez Bolton impidió los intentos de los demandantes de bloquear partes de la SB1070 que requieren que los agentes de la ley chequen el estatus migratorio de aquellos arrestados y permitir que estos sean transportados a ICE.

Pero en una victoria para los demandantes, la Juez permanentemente bloqueó la sección que hubiera restringido las actividades de los jornaleros.

Ninguna de las decisiones de la Juez Bolton ha sido sorprendente, y ninguna ha cambiado el status quo.

Por ahora, SB1070 permanece en el cuerpo político de Arizona como un lunar grotesco que se asemeja a la cara de Pearce..

Quizá alguna corte o el poder del cada vez más moreno electorado la rebanará enteramente algún día.

En general, la resistencia a  la SB1070 a través de las cortes, la comunidad latina y los políticos simpatizantes a los latinos ha sido relativamente positiva, así como la decisión de Bolton muestra resultados parchados con triunfos.

De hecho, el ascenso de Donald Trump como fuerza política ha reavivado el nativismo nacionalmente.

El billonario sugiere, como Pierce lo hizo en su momento, de terminar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, que está contenido en la Enmienda Catorce de la Constitución.

Y él va a un paso más allá que el de la auto-deportación”, que Pearce trató de asegurar con la SB1070.

Trump quiere, llanamente, deportar 12 millones de personas indocumentadas.

Pero, si los Latinos y sus aliados usan a Trump para movilizar, registrar y llevar gente a las casillas electorales en el 2016, un consenso nacional podría terminar con el sello del nativismo de los Republicanos en el Congreso poseen y traer la Reforma Migratoria Comprensiva.

En cuanto a la SB1070, hasta que sea eliminada de los libros, ¿podría sugerir un tema para la campaña del Gobernador Ducey?

“Arizona, es un Apartheid Lite.”

Traducción por: Carmen Cornejo

Publicado con permiso de Phoenix New Times.