Archivos de Arpaio

La Falta Epica de Arpaio: El Juez se Rehúsa a Retirarse del Caso Melendres

arpaiommm
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Publicado con permisos del Phoenix New Times.

La decisión, presentada durante las últimas horas de la tarde del viernes (7-10-15),  por el Juez Federal G. Murray Snow, aplastó el intento del Alguacil Arpaio de hacer que el juez se retirara del caso de derechos civiles traído por Melendres v. Arpaio, en su etapa de desacato a la corte.

En una decisión escrita en 40 páginas, Snow declaró que la petición de la defensa, presentada en representación del Alguacil y el Jefe Adjunto Jerry Sheridan, no proveía la “carga de substancia para superar la suposición de que la corte del distrito está libre de prejuicio”.

Como resultado, Snow levantó la suspensión de los procedimientos de desacato a la corte, que se presentaron el 22 de Mayo, el día que la petición de retiro del Juez fue presentada por abogado criminal de Arpaio, Mel McDonald.

Levantar la suspensión permite a los demandantes a continuar con la investigación y permite al monitor de la corte  Robert Warshaw reafirmar su autoridad sobre las investigaciones internas de MCSO y cualquier cosa que pueda afectar lo que la corte dicte sobre el caso Melendres

Adicionalmente, el juez ha programado una reunión para evaluar el avance del caso para el 20 de Julio, y para discutir, entre otras cosas, “la segunda fase de las audiencias de desacato a la corte,” y una petición del Departamento de Justicia de los Estados Unidos a tener acceso a los documentos provistos al MCSO por un informate confidencial llamado Dennis Montgomery.

Como yo hice notar cuando la petición de retiro fue hecha, este movimiento no era más que una táctica para detener las audiencias, elaborada para que Arpaio y Sheridan tuvieran unas pocas semanas de alivio del incesante desfile de revelaciones con implicaciones de posibles cargos criminales para ellos.

Arpaio y Sheridan han admitido desacato a la corte civil hacia las órdenes de Snow en el caso Melendres, las que tenían la intención de parar las prácticas de perfil racial de Latinos que estaban tan difundidas en la oficina de Arpaio y por las cuales fueron hallados culpables en 2013.

Sin embargo, Arpaio y sus secuaces están atados con la posibilidad de cargos de desacato criminal.

Otros 3 agentes que trabajaron o trabajan en MCSO están bajo el escrutinio por el Juez Snow, pero no se unieron a Arpaio y a Sheridan en la petición de ambos de hacer retirar al juez y es poco probable que se enfrenten a sanciones criminales.

La petición argumentó que los cuestionamientos de Snow sobre dos investigaciones, cada una de estas reveladas por este reportero, demostraban prejuicios del juez.

Una involucraba Montgomery, un supuesto gurú de las computadoras que la oficina del alguacil empleó para exponer una conspiración ridícula que involucraba al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, al anterior Procurador de Justicia de los Estados Unidos, Eric Holder y al Juez Snow, entre otros.

La investigación comenzó en Septiembre de 2013 e involucró pagos directos a Montgomery y una cantidad no aclarada de fondos públicos gastados en vuelos Phoenix- Seattle y viceversa para dos detectives de MCSO y el líder del grupo voluntario de casos fríos (Cold Cases) de MCSO, Mike Zullo.

Arpaio y Sheridan confirmaron la existencia de la investigación bajo juramento, estando de acuerdo de la caracterización del material producido por Montgomery como “basura”.

Snow concluye que los correos electrónicos recientemente revelados por él muestran que  MCSO “sabía, al menos desde Noviembre de 2014, que los documentos de la base de datos de la CIA los cuales Montgomery estaba supuestamente proveyendo su información, era fraudulenta.”

Sin embargo la agencia “continuó presionando a Montgomery por “producto de trabajo” hasta un día antes de que comenzaran las audiencias de desacato de la corte.”

¿Por qué?

Porque Arpaio y Sheridan pudieron haber contratado Montgomery “al menos en parte, en un intento para desacreditar a la Corte y para ligar al Juez a una conspiración ‘especulativa’.”

Dennis Montgomery se queja de mala salud y haber perdido su casa en Seattle mientras proveía informacion basura a MCSO.

Dennis Montgomery se queja de mala salud y haber perdido su casa en Seattle mientras proveía informacion basura a MCSO.

Esta “conspiración especulativa” alcanzo los límites de lo absurdo, como el Juez Snow describe en los siguientes párrafos:

De acuerdo con los que presentan la moción, Montgomery aseguraba a  MCSO de que él estaba en posesión de una gran cantidad de documentos que había obtenido mientras había sido empleado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), y que la CIA había recolectado información de ciudadanos americanos.(Tr. 1000:2–18.) El alguacil Arpaio caracterizó a la investigación del señor Montgomery como relacionada a “alguien” que había infiltrado las líneas de teléfono de  los que presentan la moción, otros teléfonos y las cuentas de correo electrónico de varios abogados locales y jueces conectados con los acusados, incluyendo esta corte. (Tr.649:14–50:6, 652:11–53:8.) El Jefe Adjunto Sheridan reiteró que el señor había hecho alegaciones de que la CIA había hackeado en las “cuentas de banco individuales” de residentes del condado, (Tr. 960:11–13, 1004:9–11), y que el Alguacil Arpaio, y las dos firmas de abogados representando a los acusados en la demanda relacionada traída en contra de MCSO por el Departamento de Justicia, habían sido sujetos a intercepciones secretas por el gobierno. (Tr. 999:16–1000:6.)

Algunos de esos documentos han sido presentados por los demandantes  en respuesta a esta moción. (Doc. 1150, Aff.  De Cecilia Wang, Exs. B–F (disponible en Doc. 1153).) A pesar de que el cuerpo de los documentos producido no ha sido revisado en su totalidad, y de que el Monitor ha hecho peticiones de documentos al condado que siguen pendientes, al menos algunos de los materiales presentan—falsamente—la existencia de llamadas telefónicas entre la Corte y agentes del Departamento de Justicia, incluyendo Eric Holder, Lanny Breuer, y uno de los pasados secretarios de la corte, remontándose a antes de que este caso fuera asignado a la corte. Ellos también parecen implicar que esta corte autorizó la intercepción a MCSO.

Entre otros problemas aparentes concernientes a los materiales de Montgomery, el número de teléfono atribuido a la Corte en los documentos que supuestamente prueban llamadas con el Departamento de Justicia, (Doc. 1150, Aff. de Cecilia Wang, Ex. B (disponible en el Doc. 1153)), es similar, pero nunca ha sido el teléfono de la Corte. “[R]umor, especulación. . . y otros hechos sin bases con la realidad” que sean promovidos por alguien, no son suficientes para establecer un prejuicio real. Clemens v. U.S. Dist. Ct. por  Cent. Dist. de Cal., 428 F.3d 1175, 1178 (9th Cir. 2005).

Increíbles, como estas fantasías pueden parecer, todo lo que realmente le importaba a MCSO era causar conflicto en la corte.

Por ejemplo, en los correos electrónicos publicados el Viernes, Zullo y el detective de MCSO Brian Mackiewicz incesantemente insisten a Montgomery y el abogado de Montgomery, Larry Klayman en “soltar la sopa” sobre el juez Snow, a pesar de su evaluación de que el material de Montgomery era no-confiable.

El segundo argumento para solicitar el retiro del juez, casi es minúsculo en comparación.

Involucra los comentarios que supuestamente fueron hechos por la esposa del Juez Snow en un restaurante mexicano en 2012 durante una conversación casual con una mujer llamada Karen Grissom.

La esposa del Juez Snow supuestamente le dijo a Grissom que Snow despreciaba a Arpaio y que lo quería fuera de su puesto.

MCSO y el entonces abogado de Arpaio, Tim Casey,  desestimaron la declaración, después de una investigación de las declaraciones de la esposa del juez por un detective privado.

Sheridan dejó a un lado esta supuesta investigación. Pero el alguacil Arpaio, durante su testimonio enfrente Snow, reveló al juez la investigación sobre la esposa del Juez.

Sólo después los acusados decidieron en usar el material que buscaba solicitar el retiro del Juez.

“[Los] presentadores de la moción son responsables de crear las circunstancias que ellos ofrecen como base para su moción”, escribió el Juez, añadiendo “El Noveno Circuito es claro en qué un lado de la disputa no puede afectar el retiro de un juez de su juicio por sus propias acciones.”

Snow continúa, diciendo:

“[Arpaio y Sheridan] instigaron el asunto de Montgomery y han controlado la investigación y la han limitado las revelaciones hasta la fecha concerniendo el sujeto, la envergadura, los resultados y relevancia [para las audiencias de la corte]. Al traer esta moción, las personas que la propusieron detuvieron investigaciones adicionales de los materiales provistos. Este tipo de…manipulación estratégica es la que [la ley] explícitamente no permite.”

En lo que respecta a los correos electrónicos de y para Mackiewicz, Klayman, Zullo y Montgomery, estos se ven simultáneamente patéticos y cómicos.

Montgomery se queja de su persistente falta de fondos, de sus varias enfermedades, de ser echado de su hogar en Seattle y de la inhabilidad de sus “administradores” del MCSO de entender las complejidades de la programación de computadoras.

Se queja de que los lacayos de MCSO le están dando “señales encontradas”, por un lado, diciéndole que NO produzca información sobre el Juez Snow”, mientras que en otras ocasiones lo atacan por “NO producir información sobre el Juez Snow.”

En una nota dirigida a  Montgomery, fechada en Diciembre del 2014, Zullo resume el predicamento del MCSO.

Dennis

Para contestar a tu pregunta, “hacia donde seguimos”, realmente depende de ti. Con una investigación de un año y decenas de miles de dólares invertidos, no tenemos absolutamente nada que mostrar.

De 50 y pico de discos duros que tenemos en nuestra posesión, increíblemente no revelaron nada significante a ningún nivel Federal relacionado con la oficina del Sheriff. No había absolutamente nada de uso en esos discos duros.

La enorme cantidad de información sin sentido no hace nada para avanzar tu causa y obviamente pone a la oficina del Alguacil en una situación precaria.

Dennis, pienso que la conclusión es que si tienes la información, tienes que proveerla. Nosotros tenemos una ventana de oportunidad muy limitada para trabajar y la decisión es tuya. Todo lo que necesitas hacer es producir lo que dices que tienes a cambio de los dólares que recibiste.

Pero tenemos que estresar la importancia del tiempo. Nos han pedido escribir un reporte final y tenerlo listo para presentarlo a otra agencia. Yo realmente no lo quiero ver venir, pero de nuevo, la opción es tuya.

A estas alturas, MCSO ha estado 16 meses en la masiva búsqueda secreta de Seattle, con una cantidad desconocida de fondos RICO, horas de trabajo y trabajo de tiempo extra gastado.

Zullo menciona un pago de $10,000 a Montgomery en un correo electrónico  diferente, de una organización de caridad por “servicio de software que no habían recibido ninguna configuración usable y que valiera la pena.”

Mackiewicz declara en un correo electrónico a Montgomery que, “Nosotros te hemos dado aproximadamente $120,000 dólares y más a cambio de información.”

Considerando que Zullo, Mackiewicz  y el sargento de MCSO Travis Anglin estuvieron, por un tiempo, dando cheques en blanco en sus negociaciones con  Montgomery, el precio estimado de $1 Millón de una de mis fuentes suena probable.

Hay muchas cosas que no sabemos.

Klayman, por ejemplo, estuvo involucrado con Montgomery mucho antes de lo que se ha sospechado.

Me han dicho que Klayman había representado a Montgomery durante visitas a Washington, D.C., donde él y Mackiewicz supuestamente se reunieron con un juez federal que anteriormente trabajó en la Corte de Inteligencia y Vigilancia.

El material no sellado también incluye extraños programas de actividades y graficas de flujo muy complicadas, con la etiqueta, “Sumario de Arpaio.”

También, en un correo electrónico, Montgomery menciona a Mackiewicz a “los consejeros de la Agencia de Seguridad Nacional -NSA.”

Con todo, suficiente para una gran cantidad de fantasías paranoicas.

Y, sin embargo, todos sabemos que hay mucho más por venir en el área de las revelaciones, sin un final a la vista.

Al menos, no hasta que el alguacil dimita, sea formalmente acusado de crímenes o ambos.