Sin categorizar

La Publirrelacionista “Retirada” de Joe Arpaio Ahora Le Cobra $102 la Hora

arpjacket1200
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Como una bola de chicle masticado y sin sabor, la recientemente retirada publirrelacionista del Alguacil Joe Arpaio, Lisa Allen, continua abrazada de las botas gastadas de su ex-jefe como contratista, desde su nuevo hogar en Boise, Idaho.

Allen renunció el 2 de febrero, después de 23 años de maquillar al hombre que alguna vez ella llamo “media whore- puto de los medios”, pero el arreglo ya estaba hecho cuando vino la petición de la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa – Maricopa County Sheriff Office (MCSO) de que ella continuaría trabajando para la Oficina del Alguacil como contratista de tiempo parcial por $102 dólares la hora, de acuerdo con sus facturas semanales.

Los documentos del Condado provistos al New Times como respuesta a una petición de records públicos muestran que el contrato Allen es de que ella estará haciendo muchas de las mismas cosas que hizo por Arpaio anteriormente, como “escribir comunicados de prensa”, “editar y revisar “correspondencia y otro material generado por MCSO” y “asistiendo al MCSO en sus relaciones con individuos, los medios, y otras compañías”.

En otras palabras, el trabajo que puede ser manejado por otros individuos en el Condado de Maricopa, por potencialmente menos dinero, sin mencionar que varios empleados trabajan en la Unidad de Información Pública.

Y sin embargo, cuando el director de Contratación de Servicios de la Oficina del Condado de Maricopa pregunta en una forma  “si contratistas con capacidades similares” fueron considerados para la posición, la respuesta del MCSO fue negativa.

“No,” dice, “Haber sido empleada con el MCSO en relaciones con los medios por 22 años o más dan a Lisa Allen el conocimiento necesario y la experiencia que la Oficina del Alguacil necesita para continuar sus deberes. Esto le permitirá a ella completar las tareas mencionadas arriba de una manera precisa y a tiempo.”

Lo que significa que Allen se pone al teléfono en Boise, lo cual aparentemente ella ha hecho cada semana desde mediados de febrero.

Hasta ahora, de acuerdo con documentos del Condado, Allen ha presentado facturas por $2,640 dólares por su trabajo escribiendo e-mails, trabajando en el sitio web del MCSO, escribir el ocasional comunicado de prensa y discutir cosas vía telefónica con Chris Hegstrom, quien actualmente es director de la Unidad de Información Pública del Alguacil Arpaio, la cual emplea como a 5 o 6 personas, incluyendo personal de apoyo.

La carta de aceptación de Hegstrom a Allen dice que Allen se hará disponible a la Unidad de Información Pública del MCSO dos horas al día de lunes a viernes de la 1:30 a las 3:30 pm, sin exceder las 10 horas a la semana.

Hegstrom dice que él la contactará por teléfono para “cualquier comunicado de prensa u otros escritos relacionados” que el alguacil necesite de ella inmediatamente.

En un día lento, Allen deberá usar su tiempo en re-escribir el sitio web MCSO.org, y escribir comunicaciones mensuales tituladas “Conversaciones con los Jefes”, entre otros proyectos.

De cualquier manera, nada mal para Allen que puede hacer este trabajo sin quitarse la bata de casa. La oficina de procuración de contratos del condado establece que el precio ofrecido de Allen es de 20,000 dólares en total. No queda claro si es el precio por esos servicios o es una especie de límite.

Interesantemente, Allen ha llenado facturas desde Boise bajo “haciendo negocio como” el nombre “Magos de las Patas y Prosa”.

En la lista de negocios de Arizona Corporation Commission fue cambiado en enero de su nombre anterior “the Wizard of Paws,” “El Mago de las Patas” que aparentemente era un negocio de cuidado de mascotas que Allen operaba.

El año pasado, Allen listó la van Ford 2014 de su negocio de cuidado de mascotas en el sitio web UsedGroomingVans.com, pidiendo $59,500, con la siguiente descripción:

“Lisa en Arizona dice: Vendo una van y lista de clientes. Cámbiate a la bella  ciudad de Phoenix, Arizona, empezando a ganar dinero. Larga lista de clientes resultado de 12 años de negocios exitosos. La lista o la van se venden juntas o separadas. El dueño se retira. La Van está en perfectas condiciones interiores y exteriores.

El listado nota que la van tiene 8,750 millas y el sistema de masaje para mascotas ha sido vendido.

Observadores regulares de Arpaio recuerdan que Allen apareció en un episodio del show Animal Planet, llamado Groomer Has It, donde ella fue la primer participante eliminada después de que miserablemente falló en el reto introductorio: arreglar a un perro ficticio hecho de estambre.

Sin faltar a su reputación y a la del autoritario Jefazo para que el que trabajaba en ese tiempo, Allen molestó a los otros participantes del concurso, con quienes compartía un espacio llamado “la casa del perro,” cuando ella se proclamó la madre del grupo sólo por su relativa avanzada edad, y empezó ordenando una lista de reglas para el baño comunal.

“Yo soy una chica anti-autoridad,” dijo uno de las concursantes en respuesta al autoritarismo de Allen en el control de los baños.  “[La actitud Allen] nada mas no me cae bien.”

Cuando el New Times dio a conocer la historia de que Allen se iría de su chamba de tiempo completo con Arpaio, Allen dijo que se relocalizaba a Idaho para estar con su nuevo esposo quien es un es-oficial de detención. (Allen todavía tiene una casa en Phoenix, de acuerdo con el asesor del condado.)

Allen dijo al New Times en enero que ella estaba buscando la posibilidad de trabajar como contratista con MCSO. Pero cuando ella dejó su puesto en febrero, la persona que la reemplazo no quiso decir nada.

“Lisa Allen se ha retirado y no es ya empleada con la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa,” Hegstrom le dijo al New Times el 3 de febrero.

Técnicamente, eso es correcto.

Ni Hegstrom ni Allen han regresado llamadas solicitando comentario. Sin embargo, Allen respondió vía correo electrónico cuando se le pregunto si se le estaba pagando $102 por hora por escribir comunicados de prensa, “Te equivocas, otra vez,” dijo.

Ella no respondió a subsecuentes preguntas sobre esa declaración y las facturas al condado.