Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

¿Limitará Trump la Importación de Modelos o Sólo de Trabajadores en Tecnología?

Fotosearch_k2512540
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La incertidumbre que representa de la presidencia de Trump está golpeando no sólo a los Soñadores con Acción Diferida- DACA- y los inmigrantes indocumentados, sino también irónicamente a los que han recibido o esperan pedir visas H-1B, las empresas multimillonarias que los contratan…¿y las modelos?

H-1B es una visa no-inmigrante en los Estados Unidos que permite a los empleadores contratar temporalmente a trabajadores extranjeros en ocupaciones con ciertas especialidades.

A menudo, los beneficiarios de visas H-1B encuentran maneras de ser patrocinados por las compañías que los emplean y adquieren la residencia permanente, lo que aumenta la mano de obra de trabajadores altamente calificados en el país.

Las ocupaciones especializadas contempladas por las visas H-1B incluyen profesiones de ciencia y tecnología, tales como biotecnología, química, arquitectura, ingeniería, matemáticas, ciencias físicas, medicina y programación de computadoras, y requieren una licenciatura o su equivalente como mínimo. Las empresas como Google, Microsoft, Intel, etc. son bien conocidas como empleadoras H-1B, pero la lista de los empleadores de estas visas está encabezada por Infosys, una empresa que ha sido acusada de utilizar estas visas para subcontratar puestos de trabajo de los Estados Unidos al exterior. En realidad, los 10 principales receptores de visas H-1B en 2015 son empresas que envían trabajos especializados fuera de los Estados Unidos, según datos compilados por IEEE-USA, una organización profesional que representa ingenieros eléctricos estadounidenses. Esta práctica abusa el sistema, abarata y desvía trabajo de los Estados Unidos, al exterior.

Los críticos del sistema actual dicen que las empresas que mandan trabajos al exterior de los Estados Unidos, en una práctica conocida como- outsourcing,  inundan el sistema con solicitudes masivas, tomando la mayor parte del número limitado de visas asignadas cada año. Por ejemplo, más del 60 por ciento de los empleados estadounidenses de la firma india de outsourcing Infosys (INFY.NS) son beneficiarios de la visa H-1B.

El equipo de transición del presidente electo Trump ha tenido reuniones a puertas cerradas con representantes de la industria de alta tecnología donde se han considerado maneras de modificar el programa de visas.

El programa de visas H-1B sigue siendo popular. La agencia de inmigración y ciudadanía del gobierno Norteamericano-USCIS- informa que ya se alcanzó el límite del 2017 de solicitudes de la visa H-1B. La oferta se fija en 65,000 visas para la categoría general y 20,000 para la excepción de grados avanzados en ciencia. Las visas H-1B también se otorgan a través de un proceso generado por computadora, conocido como la lotería, que selecciona al azar las peticiones necesarias para cumplir con los límites.

Según Reuters, los analistas de políticas de Trump proponen deshacerse del sistema de lotería existente y favorecer las peticiones de visas que paguen los salarios más altos. Pero en realidad, como muchas posiciones relacionadas con Trump en temas de inmigración, nadie sabe cuáles serán los cambios.

Es interesante recordar que las empresas comerciales de Presidente Electo Trump también han utilizado el programa de visas H1B para contratar, no ingenieros o magos de la computadora, sino modelos quienes se benefician por una rara excepción de estas visas.