Archivos de Arpaio Sin categorizar

Los Enemigos de Joe Arpaio Están Más Cerca Que Nunca de Sacarlo del Poder

feature1-0
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

 

Cuando se trata del reinado del Sheriff Joe Arpaio, de 22 años sobre el Condado de Maricopa, una mirada superficial a recortes de periódicos desde principios de su carrera revela que algunas cosas nunca cambian.

Considere la inclinación de Arpaio de investigar a sus enemigos, sus críticos, y cualquiera que se interponga en su camino.

En enero de 1999, el condado de Maricopa negoció una indemnización con la familia de Scott Norberg, quien fue brutalmente golpeado, electrocutado con un arma Taser, atado a una silla de inmovilización, y asfixiado por oficiales de detención de Arpaio en la cárcel de Madison Street ahora cerradas.

El precio: $ 8.250.000.

De acuerdo con el Condado de Maricopa, pagos y negociaciones en demandas relacionadas con MCSO desde 1993, año en que Arpaio asumió el cargo, habría costado cerca de $ 75 millones a los contribuyentes del condado.

Pero en 1999, $ 8.250.000 fue una cantidad sin precedentes pagados en daños por una muerte cárcel.

El entonces Fiscal del Condado Rick Romley y la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos exploraron posibles cargos criminales relacionados con la muerte y el encubrimiento de MCSO, que implicaba la destrucción de evidencia, incluyendo la laringe aplastada de Norberg.

Las noticias informaron de las acusaciones de que Arpaio tenía al fiscal Romley, al abogado de la familia Norberg Mike Manning, al padre de Norberg, y el jurista en el caso, el juez de distrito Paul Rosenblatt, bajo vigilancia.

Arpaio negó dichas acusaciones.

Pero en un intercambio de correos electrónicos reciente, Manning explicó que durante el descubrimiento en el caso Norberg, su equipo se dio cuenta cuán estrechamente Arpaio estaba imitando las tácticas de J. Edgar Hoover, director del FBI, notorio por tener archivos en contra de todo el mundo.

“A finales de 1998, nos enteramos de que Arpaio tenía un ‘dossier’ del Juez Rosenblatt y [de] mí”, escribió. “En enero del ’99, justo antes de que fuéramos a revelar eso y pedirle al juez la presentación de dichos expedientes, Arpaio negoció el caso fuera de corte.”

En lo que llamó un ” momento como de la película Back to the Future “, Manning señaló que Rosenblatt es el juez federal en otra demanda de Manning que implica la muerte del veterano del ejército Marty Atencio en la cárcel de Arpaio de la Cuarta Avenida en diciembre de 2011.

El video sobre Atencio, quien tenía un historial de enfermedad mental, bajo custodia MCSO era inquietante. Mostraba un ataque sin provocación de parte de la policía de Phoenix y los oficiales de detención MCSO, lo que Manning llama un “motín carceleros”.

La conducta del habitante de Phoenix de 44-años de edad, había sido pasiva y generalmente cooperativa tras su detención por comportamiento errático.

Sin embargo, Atencio fue ahorcado, se le lanzaron descargas eléctricas desde un arma taser, le dieron puñetazos, rodillazos, lo desnudaron y dejaron morir en una celda.

Atencio no se merecía esta ejecución violenta al igual que Norberg – quien también había sido arrestado por comportamiento errático, aunque por consumo de drogas ilícitas.

A raíz de los informes de que podría haber sido seguido por los agentes de Arpaio, Romley entro en conflicto de interés y se declaró fuera del caso Norberg.

La Oficina del Fiscal de Estados Unidos decidió no procesar las denuncias en torno a la evidencia sobre el caso Norberg o en la vigilancia de los funcionarios públicos y un juez federal por los agentes de Arpaio.

Es un patrón común.

No importa que tan viles o inconstitucionales las acciones de Arpaio sean, los fiscales federales aquí y en el Departamento de Justicia de Estados Unidos tienen una reputación de aversión al riesgo cuando se trata de hacer a Arpaio responsable por su mal comportamiento.

Por ejemplo, en 1997, el entonces Procurador de los Estados Unidos para Arizona, Janet Napolitano, firmó un acuerdo con MCSO sobre una demanda del Departamento de Justicia en relación a violaciones anti-constitucionales en las cárceles, permitiendo que Arpaio no enfrentara peligrosas consecuencias.

Ella fue recompensada en 2002 cuando se postuló para la candidata a gobernadora como demócrata y Arpaio, un republicano popular, hizo un comercial de campaña para ella.

Del mismo modo, en 2012, después de una larga investigación por parte del FBI sobre abusos de poder de Arpaio, que incluyeron la acusación errónea de soborno en contra del Juez de la Corte Superior Gary Donahoe, la Oficina del Fiscal Federal en Phoenix emitió una declaración cobarde de capitulación a las 5 pm del viernes anterior al Día del Trabajo, cerrando el caso sin acusaciones.

El mes pasado, el Departamento de Justicia negoció fuera de la corte otro caso con Arpaio, Estados Unidos v. el Condado de Maricopa, que abordó muchas de las mismas violaciones de los derechos civiles enfrentadas por el exitoso caso de discriminación racial liderado por la Unión Americana de Libertades Civiles, Melendres v. Arpaio.

Una de las diferencias entre los dos: la demanda del Departamento de Justicia abordó la propensión de Arpaio para silenciar a sus críticos mediante la investigación y / o arrestos..

¿Qué pasa con las tácticas del estado policiaco de Arpaio?

Bueno, el Departamento de Justicia está haciendo al MCSO adoptar una política de no violar los derechos de la Primera Enmienda de la gente, el equivalente a un jalón de orejas.

Sin embargo, la carrera política de Arpaio está en peligro como nunca antes, y no gracias a los fiscales federales.

El desafío permanente de Arpaio de la corte federal en el caso Melendres, su admisión de desacato civil, los cada vez mayores costos legales, y la posibilidad muy real de que su caso se envíe a un procedimiento penal por desacato son señales del juez federal G. Murray Snow que los mejores días de Arpaio están detrás de él.

Mientras monta su campaña de reelección para el 2016, su séptimo mandato, Arpaio puede reunir solamente un índice de aprobación del 38 por ciento, según una encuesta reciente.

El sheriff es perseguido por las revelaciones de que él inició una investigación sobre la esposa del Juez Snow derivadas de las declaraciones que supuestamente ella hizo en un restaurante mexicano.

Detalles de que usó por 13 meses en una  investigación de MCSO a un supuesto gurú de la informática de Seattle como un informante confidencial en un intento de echar a perder la investigación de la corte con una teoría de conspiración loca que involucra al Juez Snow, el Departamento de Justicia, y otros, siguen poniendo en vergüenza a la oficina de Arpaio.

Su viejo rival, el ex Jefe de Policía de Buckeye Dan Saban, ha anunciado una tercera competencia electoral contra Arpaio, esta vez en las primarias del Partido Republicano.

Y se espera un movimiento serio para reclutar al Marshal de los Estados Unidos en Arizona, David Gonzales, para correr en contra Arpaio dicha candidatura siendo presentada esta semana en la Oficina de Elecciones del Condado de Maricopa. Un sitio web relacionado, RunDavidRun.com, ya está en vivo.

En otras palabras, los tiburones están dando vueltas.

Alejarse de otra contienda electoral o renunciar en lugar de enfrentar las casi seguras  humillaciones tendría sentido para el sheriff de 83 años de edad.

Pero no para el  notoriamente insaciable de Arpaio quien no permitirá se le haga a un  lado.

Y mientras tanto, él marcha hacia su destino,  frívolo e irreverente como siempre.

¿Qué hace este episodio en la carrera de Arpaio diferente a sus escapes de responsabilidad tipo Houdini del pasado?

Esta vez, Arpaio y su segundo en el mando, Jerry Sheridan, están mirando por el cañón de un juicio criminal por desacato de la corte cada vez más inevitable.

Hasta ahora, la mayoría del año Arpaio se la ha pasado con disputas legales y el testimonio en la corte del Juez Snow sobre un patrón de incumplimiento por parte del MCSO a las órdenes emitidas por el Juez Snow en el caso Melendres. Este desacato de la corte data de diciembre de 2011, cuando el Juez Snow emitió una medida que prohibía al MCSO de “detener a cualquier persona basándose únicamente en el conocimiento o la creencia razonable, sin más, que la persona está ilegalmente en los Estados Unidos.”

El Juez Snow hizo este requerimiento judicial permanente en mayo de 2013, cuando se encontró al MCSO culpable de ejercer perfil racial contra los latinos, poniendo efectivamente a Arpaio fuera del negocio inmigración, que el gobierno federal le había ayudado a entrar en el 2007 con el apoyo de la llamada autoridad 287 (g) de la Oficina de Inmigración y Aduanas.

Arpaio perdió su autoridad con ICE en 2009 después de las quejas sobre sus redadas de inmigración finalmente dieron frutos dentro de la administración Obama.

El programa 287 (g) dio autoridad a policías locales hacer cumplir la ley federal civil  de inmigración. Arpaio ignoró la pérdida y continuó permitiendo a sus agentes detener a la gente en base a la creencia de que estaban en el país ilegalmente.

Pero la Suprema Corte de los Estados Unidos reafirmó en su decisión de 2012 sobre la ley de inmigración de Arizona, la SB 1070, que “como regla general, no es un delito que un extranjero extraíble permanezca presente en los Estados Unidos”.

Sin embargo, los agentes de Arpaio habían estado actuando como si la piel de color marrón o un acento en español constituían una sospecha razonable de que alguien era un “extranjero extraíble” que podría ser arrestado bajo la ley federal o estatal, detenido, y en última instancia entregado a ICE.

En mayo del 2013 la decisión del Juez Snow prohibió permanentemente tales perfiles raciales por parde de MCSO.

Después ese mismo año, el Juez Snow, un conservador nombrado por George W. Bush, siguió su decisión con una larga lista de reformas para MCSO – desde  reentrenamiento hasta el uso de cámaras de video en los tableros de las patrullas. A principios de 2014, el Juez Snow nombró a Robert Warshaw, el ex jefe de la policía de Rochester, Nueva York, para ser el monitor de la corte y supervisar la aplicación de estas reformas.

Arpaio, sin embargo, se mostró desafiante de las órdenes del Juez Snow.

En comentarios y las apelaciones de recaudación de fondos al público, Arpaio negó que MCSO jamás estuviera dedicada a la discriminación racial, y se mostró abiertamente despectivo de la autoridad de la corte.

“En última instancia [ACLU quiere]  tener un ‘Monitor federal en mi oficina mirando por encima de mi hombro para todo lo que haga sea políticamente correcto,” Arpaio gruñó en una carta fechada en agosto del 2013 de recaudación de fondos. “Fui elegido por el pueblo, y no voy a tolerarlo.”

Sheridan, el jefe adjunto Jack MacIntyre y otros altos mandos del MCSO públicamente caracterizaron  la decisión del Juez Snow de 2013 como errónea. Lo más atroz, Sheridan se refirió a las órdenes del Juez Snow como “ridícula”, “absurda” y “basura” en un cuarto lleno de agentes en octubre de 2013, con una cámara de vídeo a grabando los comentarios.

Sheridan opinó que la decisión del Juez Snow había “violado la Constitución de Estados Unidos” y que el poder judicial federal no tiene poder para frenar la MCSO.

Arpaio también hizo ese tipo de declaraciones ante sus agentes expuestos en el mismo video, que se hizo público en marzo de 2014.

“Lo que el jefe adjunto dijo es lo que he estado diciendo,” Arpaio declaró. “Nosotros no hacemos racial perfil. No me importa lo que dice todo el mundo.”

Harto, el Juez Snow finalmente ordenó que todos los empleados y miembros voluntarios de MCSO leyeran una “declaración rectificativa” para explicar por qué Sheridan y Arpaio se equivocaron.

Sorprendentemente, Arpaio y sus comandantes continuaron jugando un juego de política arriesgada con el Juez Snow, oponiéndose a ciertos detalles de la declaración.

Según mis Fuentes existía la posibilidad muy real de que  Arpaio podría ser arrestado por US Marshals. Pero el sheriff cedió a última hora, cumpliendo con el mandato del Juez Snow  y MCSO ordenó que se leyera la declaración correctiva y firmó que se había hecho.

Mucho más serio desafío a las órdenes del Juez Snow sería revelado como resultado de la investigación en la muerte del ex agente de MCSO Ramón Charley Armendáriz el 8 de mayo de 2014.

Armendáriz había tenido una larga lista de problemas en MCSO, siendo asignado a la notoria Unidad de Contrabando Humano posteriormente disuelta por Arpaio.

A pesar de una gran cantidad de quejas de los ciudadanos en relación con el robo de dinero y la brutalidad policial, Armendáriz era conocido por hacer más paradas que sus compañeros agentes del MCSO.

Como resultado, los supervisores de Armendáriz miraban hacia otro lado, incluso cuando la inestabilidad mental y un intento de suicidio hicieron necesaria una estancia en un hospital mental local del agente,

Cuando la policía de Phoenix respondió a reportes de una perturbación en la residencia de Armendáriz  tarde en la noche del 30 de abril de 2014, se encontraron con un maníaco Armendáriz vagando por su garaje en su ropa interior, disparando a los intrusos fantasma con una pistola de balas de pimienta

La Policía de Phoenix  llamó a MCSO, como es común cuando un organismo se encuentra con un miembro de otra agencia. MCSO descubrió un tesoro de drogas y parafernalia, incluyendo marihuana, heroína, metanfetamina, y LSD, algunas de ellas en bolsas de propiedad del MCSO.

Los investigadores también encontraron cientos de horas de video imágenes tomadas de anteojos y cámaras de tablero, cientos de placas confiscadas, identificaciones, pasaportes, monederos, carteras, y otros bienes que en su mayoría habían sido robados de los latinos.

Armendáriz fue detenido y más tarde renunció. Él implico a otros miembros de la Unidad  en la actividad similares antes de callarse la boca.

.El ex agente debía ser supervisado por el programa de servicios previos al juicio con un monitor de tobillo después de su liberación, pero nunca se reportó.

Se emitió una orden de arresto contra él, y el 8 de mayo, los agentes del MCSO encontraron a Armendáriz  colgado de una cuerda atada a una mesa de billar en su casa, un supuesto suicidio.

Públicamente, MCSO describió a Armendáriz como agente descarriado. Pronto se reveló que la confiscación de los las identificaciones, tarjetas de matrícula consular, y otras propiedades era práctica común en todo MCSO. A veces, la propiedad se guardaba, y a veces las identificaciones se lanzaban  en contenedores llamados “unicornios”, sugiriendo que no se sabía lo que contenían, y no se habían vuelto a ver.

En cuanto a las paradas videograbación se trata, los supervisores de Armendáriz sabían de la práctica. La MCSO había permitido innumerables agentes a hacer lo mismo, ya que no había un procedimiento establecido para guardar el material de las cámaras de video.

Bajo sello, el Juez Snow ordenó a Arpaio y Director Adjunto Sheridan a trabajar con su monitor para reunir en silencio todo ese vídeo de los agentes de MCSO. El temor era que si un agente tenía una cinta de vídeo que mostrara mala conducta de su parte, el agente podría destruir la evidencia.

Gran cantidad de videos del  MCSO auto-grabado debería haber sido entregado como parte del descubrimiento en el caso Melendres. Si lo hubiera hecho, las órdenes del Juez Snow no hubieran podido haber sido más largo alcance, los remedios a las fechorías de MCSO más estrictas.

Sheridan y Arpaio acordaron trabajar con el monitor, pero después de salir de la corte, se reunieron en la sede de MCSO con sus abogados.

El Jefe Adjunto David Trombi fue llamado a la sala y Sheridan le dió una orden (con Arpaio presente) para enviar un e-mail de alerta a 27 comandantes del alguacil sobre la posible colección de videos por la corte, en desafío a la orden del Juez Snow..

Sheridan dijo al monitor que él no sabía quién le dijo Trombi que enviara el correo electrónico.

Más tarde, Sheridan admitió que él había dado la ofensiva orden a Trombi. ¿Su excusa? Él se había confundido por las migrañas persistentes que afirma sufrir.

El incumplimiento de las instrucciones del Juez Snow con respecto a los videos se convertiría en una de las tres razones principales el Juez emitió una “orden para mostrar causa” en febrero de 2015, programando audiencias en abril sobre los posibles violaciones y desacato civil.

Otra razón por la que el Juez Snow emitió la orden para mostrar causa: prevenir violaciones en la etapa descubrimiento de evidencia por parte de los acusados. Los videos, las identificaciones y las demás pruebas deberían haber sido entregados a los abogados de los demandantes, de acuerdo a sus solicitudes legales, antes del juicio de 2012 del caso Melendres.

La tercera razón de la orden para mostrar causa: una admisión por los jefes de MCSO a finales de 2014 que habían ignorado la orden preliminar del Juez Snow en el 2011 sobre la detención de los sospechosos de estar en el país sin documentos.

Aunque la orden preventiva había sido objeto de informes de prensa, y aunque el abogado del MCSO Tim Casey informó a sus clientes de la orden, la MCSO nunca la difundió entre los agentes.

El Juez Snow escribió en su orden, “actividades de inmigración en MCSO continuaron a buen ritmo.”

Juez Snow ordenó audiencias programadas para cuatro fechas en abril y ordenó a Arpaio, Sheridan, y otros tres peces gordos anteriores y actuales MCSO a comparecer, incluyendo al subjefe MacIntyre, el anterior comandante de la unidad HSU, teniente Joe Sousa, y al director ejecutivo jubilado Brian Sands.

Pero fue Sheridan y Arpaio quienes realmente tenían algo de qué preocuparse. Ellos fueron los responsables de no hacer cumplir las órdenes del Juez Snow.

El Juez Snow dejó claro en su orden para mostrar causa que las audiencias de abril “, sólo contemplan cargos de desacato civil,”

“Si otras medidas resultan necesarias”, continuó, “el tribunal dará aviso por separado, al nombrar a un fiscal… E iniciar los procesos penales que son independientes de este asunto.”

La diferencia entre el desacato civil y criminal es que, con desacato criminal, la desobediencia es “voluntaria” y podría implicar la pena de hasta seis meses de cárcel. (Nota: Algunas autoridades dicen que el castigo podría ser más grave.)

Desesperado por evitar audiencias y testimonios bajo juramento ante el Juez Snow Sheridan y Arpaio admitieron desacato civil de las órdenes del juez Snow, en un intento de tenerlo de llevar a cabo las audiencias de abril.

Por su parte, Arpaio afirmó en una moción en la corte en marzo que estaba dispuesto a “aparecer en un foro público para reconocer las violaciones a las órdenes de la corte.”

El sheriff y su jefe adjunto admitirían culpa por violaciones durante la etapa de descubrimiento de evidencia antes del juicio – y hasta cargar con la culpa por no cooperar con el monitor en la recopilación de los videos.

Con respecto al mandato judicial preliminar, Arpaio reconocería que estaba consciente de la orden y concedería que él “no tomó ninguna medida para garantizar que sus agentes cumplirían las ordenes de la corte”.

Y Arpaio admitió que había “permitido la continuación de la práctica de detener a individuos sólo por la sospecha de su estatus”.

“Arpaio y Sheridan estaban dispuestos a toser una multa de $ 100,000 en un esfuerzo para desaparecer las audiencias de desacato programadas en abril.

Además, dijeron que el condado crearía un fondo de $ 350,000 para compensar a cualquier persona perjudicada por violaciones de MCSO a las órdenes del Juez Snow.

Aun así, el Juez Snow quería que  Arpaio tuviera “su pellejo en el juego.” Es decir, el juez quería que el sheriff pagara de su propio bolsillo, observando que Arpaio de otro modo, podía usar fondos de defensa legal del sheriff para salir del problema.

Por otra parte, el juez Snow dijo que tendría que haber récords establecido y posibles víctimas identificadas para garantizar que las compensaciones fueran apropiadas.

Las audiencias se llevaron a cabo, y abril fue el mes más cruel de Arpaio y la MCSO.

No sólo el testimonio de Arpaio, Sheridan, y otros apuntan a un desafío deliberado de la corte en los tres puntos principales de la orden del juez, pero Arpaio y Sheridan admitieron la existencia de dos investigaciones primero reveladas por New Times: la investigación en contra de la esposa del Juez Snow, Cheri, y la investigación de 13 meses que involucra a Dennis Montgomery, un consultor de informática de Seattle quien el MCSO empleó para formar una conspiración contra Arpaio que implicaba al Juez Snow, el Departamento de Justicia, el ex fiscal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder, y decenas de personas.

Eventualmente se reveló que Montgomery había entregado más de 50 discos duros de datos a MCSO, supuestamente obtenidos de la población en general por la CIA, para la cual Montgomery alguna vez trabajó como contratista independiente.

Pero Sheridan y Arpaio estuvieron de acuerdo en calificar que lo que recibieron de Montgomery era, como el Juez lo describió, “basura”.

MCSO envió tres investigadores a Seattle pagados por el Condado: el detective Brian Maćkiewicz, sargento Travis Anglin, y comandante voluntario de los casos fríos Mike Zullo.

Mackiewicz ahora está en un permiso de ausencia por parte del MCSO y bajo una investigación criminal por la Procuraduría General de Arizona y del Sheriff sobre las denuncias que ha exagerado sus ya considerables horas extras, mientras cuidaba en Seattle a Montgomery y que Montgomery supuestamente le construyó una computadora.

Mackiewicz ha negado esa impropiedad.

Los e-mails presentados por el juez Snow muestran que Mackiewicz reveló que Montgomery recibió $ 120,000 por sus servicios y que Mackiewicz y Zullo animaron a  Montgomery de producir información prometida de la supuesta conspiración justo hasta la víspera de las audiencias de abril.

Del mismo modo, Arpaio tenía a su abogado, Casey, siguiendo una pista de que la esposa del Juez Snow había dicho en 2012 a una amiga, durante un encuentro casual en un restaurante de Tempe, que el Juez Snow despreciaba Arpaio y que lo quería fuera de la oficina.

Casey habló con la mujer, Karen Grissom, y concluyó que el chisme “carecía de sustancia o de mérito”. Pero Arpaio y Sheridan presionaron al abogado Casey a contratar a un detective privado para entrevistar a Grissom y su familia.

Al final, las conclusiones de Casey seguían siendo las mismas, y la investigación se guardó en un archivo en el escritorio de Sheridan, hasta que Arpaio reveló el asunto al ser interrogado por el Juez Snow.

Los intentos de la defensa para utilizar las investigaciones Grissom y Seattle para obligar el retiro del Juez Snow por conflicto de interés no han tenido éxito hasta el momento.

El Juez Snow se ha negado recientemente a excusarse a sí mismo, y una segunda ronda de audiencias previstas inicialmente para julio se reprogramaron para comenzar 22 de septiembre.

Muchos de los personajes que participaron en las investigaciones de Seattle y Grissom serán depuestos, y algunos testigos de la primera ronda de audiencias podrían ser llamados a testificar de nuevo.

El abogado de la defensa ha apelado la negativa de retiro del Juez Snow ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en la forma de un recurso llamado “writ of mandamus” el cual ofrece argumentos contradictorios.

Por un lado, las investigaciones Grissom y Montgomery existen “sin relación con el presente procedimiento” y suponen “asuntos irrelevantes.”

Sin embargo, según la defensa, estas investigaciones “implican directamente la imparcialidad del tribunal.”

En la petición al Noveno Circuito, el abogado John Masterson de la firma Jones, Skelton, y Hochuli (una firma de abogados de Phoenix, que, de acuerdo con el Condado de Maricopa, ha ganado alrededor de  $ 2.2 millones de dólares en el último par de años,), se ofende de la observación del Juez Snow que la MCSO contrató a su informante confidencial Seattle “al menos parcialmente, en un intento de desacreditar a este tribunal, vinculándolo a una conspiración especulativa”.

Según mis fuentes, está siempre fue la intención de Arpaio en la investigación de Seattle, la cual puede tener, en total, un costo de $ 1 millón en horas extras, gastos, vuelos, y los pagos a Montgomery.

Existe una extraña patología en el trabajo de Arpaio y sus comandantes quienes siguen jugando al escondite con la evidencia que la corte más de una vez ha ordenado sea entregada.

Anteriormente, los funcionarios de MCSO habían dicho a la corte que sólo había un disco duro y un par de cajas de material sobre Montgomery.

Pero hacia el final de julio, el monitor de corte del Juez Snow encontró otros 50 discos duros que no habían sido le habían sido reportados.

Los discos duros se mantuvieron en los gabinetes de propiedades del  MCSO archivados bajo un número de informe que a la cual yo había solicitado acceso a través de una petición de registros públicos meses anteriores.

Mi petición fue rechazada, pero mis fuentes sugieren que Mackiewicz había archivado los discos duros de una manera destinada a mantenerlos ocultos, una alegación Mackiewicz negó a mí durante una serie de entrevistas.

El equipo del monitor de la corte también se enteró de que 1.500 identificaciones, en su mayoría de la “clase demandante” de los latinos, fueron mantenidos por la MCSO como “propiedad encontrada”, previamente programadas para su destrucción

En una reunión de emergencia el 24 de julio el monitor de corte, Warshaw, informó a la corte de la existencia de los 50 discos duros y las 1.500 identificaciones.

Explicó que su equipo se había enterado que los miembros del personal de la Oficina de Normas Profesionales de la MCSO habían mantenido una reunión la semana anterior con Sheridan y “consejo” presente y que discutieron sobre las 1.500 identificaciones.

“Nos enteramos de que se había dado una instrucción de que la existencia de esos 1.500 IDs no se reconozca o se ofrecieran al monitor”, dijo Warshaw.

Posteriormente, el Juez Snow ordenó que Marshals de los Estados Unidos asumieran la custodia de los 50 discos duros y las 1.500 identificaciones. La MCSO cumplió.

Este dramático suceso demostró aún más la resistencia persistente de MCSO a la autoridad del Juez Snow.

Masterson, el relativamente nuevo abogado de Arpaio y neófito en el caso Melendres, se opuso en los tribunales a las acciones del monitor.

En la más reciente reunión con las partes ante del Juez Snow, se quejó de que la audiencia de desacato había “pasado de una expedición de pesca a una inquisición específica.”

En cuanto a los 1500 identificaciones que el Juez Snow había ordenado a los Marshalls de apoderarse, no había un “ápice de evidencia” sugiriendo que habían sido adquiridos ilegalmente, Masterson afirmó.

El Juez Snow entonces instruyo al abogado Masterson en el record de MCSO en Melendres.

“Sus clientes han destruido documentos,” Snow le dijo, refiriéndose a la destrucción preventiva de pruebas relacionadas con redadas de inmigración del MCSO.

Los agentes del MCSO habían “privado a la gente de su propiedad personal,” Snow continuó, al participar en “una práctica generalizada de apoderarse de las ID y sin razón para hacerlo”, para luego tirarlos a la basura o destruirlos.

El mensaje del Juez Snow era claro: las acciones previas dadas por la corte al MCSO, la agencia no había ganado su confianza con el Juez.

Con los demandantes posiblemente buscando una nueva orden para mostrar causa al Juez Snow, uno pidiendo una nueva audiencia por desacato civil – y con el Juez Snow pareciendo inclinado a encontrar necesarios cargos de desacato criminal – la capacidad de Arpaio para escapar de la justicia se disminuye severamente.

Las audiencias programadas para comenzar 22 de septiembre continuará el goteo por goteo de escándalos en la cabeza de Arpaio. El Juez Snow también ha reservado fechas en octubre y noviembre, a pesar de que pueden no ser necesarios.

De acuerdo con el ex Fiscal  Paul Charlton, invocar cargos por desacato criminal “que ocurren con tan poca frecuencia” que los abogados apenas saben cómo manejarlo.

La Regla 42 de las Reglas Federales de Procedimiento Penal establece que un juez tiene que “exponer los hechos esenciales” que constituyen el desacato criminal y luego solicitar que sea procesado por “un abogado del gobierno”, tales como el Fiscal Federal para Arizona.

Si el abogado del gobierno no acepta, el tribunal puede nombrar un fiscal especial.

Y si el desacato “implica la falta de respeto o la crítica de un juez”, luego el juez será descalificado de presidir la audiencia.

En este punto, el Juez Snow ha mencionado en la corte que si remite el asunto del desacato a la jurisdicción penal, otro juez se encargará de ello. Los acusados tienen derecho a un juicio con jurado si así lo desean.

El ex fiscal general de Arizona de Grant Woods, llamó a la situación actual de Arpaio “sin precedentes”.

Crítico Arpaio desde hace mucho tiempo, Woods menciona la historia del sheriff de encarcelar y de fabricar falsas acusaciones contra los que se interponen en su camino, entre ellos el ex juez del Tribunal Superior Gary Donahoe.

En última instancia, los cargos de soborno falsos de MCSO contra Donahoe fueron descartados, y  Donahoe demandó a MCSO, logrando un arreglo $ 1.250.000 con el condado en 2013.

La falsa acusación en contra del Juez Donahoe fue una de las muchas razones el antiguo fiscal del condado de Maricopa Andrew Thomas, que ayudo en la maldad a Arpaio durante su mandato, fuera destituido como abogado por la Barra de Abogados de Arizona en 2012 después de una larga audiencia.

El ex subjefe de Arpaio, David Hendershott, quien presionó para la presentación de cargos falsos contra Donahoe y otros, fue despedido en 2011.

Pero Arpaio permaneció indemne de esta y otras controversias que involucran a sus abusos de poder, ganando la reelección en 2012 sobre el demócrata Paul Penzone, aunque por un margen más pequeño, ganándose una escasa mayoría de 50,6 por ciento a 44,65 por ciento de Penzone.

Fue una victoria que se aseguró al gastar más que Penzone 14 a 1 y dejar caer la bicoca de $ 8,2 millones en gastos políticos, la gran mayoría de las contribuciones recolectadas fuera del estado a través de llamamientos enviados por correo electrónico.

Arpaio se libró de ser acusado de perseguir al Juez Donahoe, pero los jueces federales son diferentes de los jueces estatales en el sentido de que los jueces federales son nombrados de por vida y tienen total independencia.

“Los jueces federales, por lo general, toman su trabajo muy en serio”, dijo Woods. “Ellos no se sienten intimidados en lo más mínimo por nadie.”

Woods dijo Arpaio “durante mucho tiempo”, ha esquivado las consecuencias sobre sus acciones  “poco éticas, inconstitucionales, y probablemente ilegales”. Por otra parte, Arpaio ha “disfrutado la atención” que tales desfiguros le han ganado, dijo Woods.

Pero redoblar una y otra vez en su conducta despectiva, Arpaio ha creado un escenario en el que probablemente no puede eludir el castigo, dijo Woods.

“Arpaio literalmente, escogió el peor lugar posible [corte federal] para continuar con su alarde de desacato a la ley y al sistema”, dijo el ex procurador.

Además Arpaio y Sheridan pueden haber violado las leyes federales de otras maneras, incluyendo el posible perjurio en el estrado de la corte y el pagos a Dennis Montgomery por lo que  creían era material clasificado o hackeado.

Un cargo criminal de desacato, sin embargo, es el más bajo cuando se trata de Arpaio y Sheridan.

Con él, muchos críticos de Arpaio no tendrían que esperar a la esperanza de que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos actuará, como lo han hecho en el pasado.

En este caso, es el Juez Snow quien hará la llamada en una derivación del caso  al desacato criminal. Y si la Fiscalía local de Estados Unidos se niega a llevar el caso, un fiscal especial – uno con el valor que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos carece- puede ser nombrado.

Claro, desacato criminal es un delito federal menor, pero la posibilidad de un espectáculo interminable de “el sheriff más duro de Estados Unidos” en juicio por un delito de cualquier tipo sólo se suma a los problemas políticos acumulados de Arpaio mientras que la contienda electoral del 2016 se aproxima.

Sus enemigos le obligarían a llevar el desacato criminal a la corte como una señal de vergüenza.

La  reputación de Arpaio se enturbió por la acusación penal de desacato a la corte. Eso es sin precedentes donde un representante de la ley se encontraría a juicio de tal manera.

Pero no sería el fin de los problemas de Arpaio.

Por un lado, está el costo que se sigue acumulando del caso Melendres, que sale directamente del fondo general del condado de Maricopa, y no del seguro del condado conocido como la gestión de riesgos.

Incluyendo honorarios legales hasta la fecha y los gastos presupuestados hasta finales de 2016, Melendres viene costado a los contribuyentes más de $51 millones, dinero que podría haber sido gastado mejor.

Es un hoyo negro que no se va a ir por lo pronto.

MCSO tiene que estar de acuerdo con las órdenes de la corte por un mínimo de tres años antes de que pueda ser liberado de sus obligaciones.

Cada vez que Arpaio y su gente desafían a la corte, el precio se incrementa.

En junio, la Junta de Supervisores del Condado votó a favor de aumentar los impuestos de propiedad de 4.6 por ciento para cubrir un déficit de casi $ 21 millones. La misma cantidad se ha presupuestado para cubrir los costos de Melendres durante el año fiscal 2016.

Los enemigos del Sheriff le han llamado el  “Impuesto Arpaio.”

El consultor político republicano con sede en Tempe, Nathan Sproul dijo que Arpaio es más vulnerable en una primaria republicana, sobre todo en una batalla frente a frente con una alternativa creíble.

“Creo que el escándalo está empezando a pesar mucho en un montón de republicanos que en el pasado pudieron haberlo apoyado”, dijo.

“Si alguien fuera a correr como un duro implementador de la ley, duro contra la inmigración ilegal en el lado republicano – pero es un rostro fresco Republicano -. eso inclina la balanza a favor [del retador]”

El requisito de “fresco de cara” excluiría Dan Saban, que ha corrido sin éxito contra Arpaio tanto como republicano y como demócrata y ahora está corriendo de nuevo como republicano.

A Sproul le gustan las posibilidades que el US Marshal de Arizona David Gonzales tiene. Un republicano de toda la vida, originario de Flagstaff, Gonzales emergió de las filas del Departamento de Seguridad Pública de Arizona, desde su inicio como policía de carretera hasta su ascenso como comandante de la División de Investigación Criminal de la DPS.

Nombrado para su actual cargo por el presidente George W. Bush en 2002 por recomendación de los senadores de Arizona Jon Kyl y John McCain, fue reelegido por el presidente Obama y mantiene una excelente reputación en la comunidad de las fuerzas del orden.

Urbano, con estudios universitarios, y latino, que es el polo opuesto de Arpaio.

Sproul admitió que Arpaio y su hombre del dinero, el gurú político Chad Willems, intentarán pintar a Gonzales como un candidato pro-amnistía y pro-McCain (senador mayor de Arizona que es la pesadilla de los Tea Party). Pero Sproul dijo que el mensaje solo dura hasta un punto.

Dijo que también no cree Gonzales puede derrotar a Arpaio en una elección general mientras corra como demócrata o como independiente, opciones que Gonzales se rumorea que está considerando.

El Partido Republicano aún mantiene el mayor registro de votantes sobre el Partido Demócrata, y el voto fácilmente podría dividirse por la presencia de un candidato fabricado, dijo Sproul.

El operador político republicano Carlos Sierra tiene una opinión diferente.

En un reciente artículo de opinión en Fox News Latino, declaró que los días de Arpaio están contados y ofreció su plan para la victoria: un frente unido, con Gonzales corriendo ya sea como un demócrata o un independiente.

Arpaio, dijo, debe ser forzado por Saban “para ejecutar una campaña costosa en las primarias del Partido Republicano.”

Ambos grupos latinos de tendencia izquierdista y derecha deben formar un comité de-gastos independientes para recaudar dinero en efectivo y contrarrestar considerable cofre de guerra de Arpaio, dijo.

En cuanto al comentario que la gente tiene miedo a donar a los oponentes de Arpaio, Sierra dijo, haciendo un comité denominado dinero oscuro- dark money- sería una opción atractiva.

Por último, Sierra dijo que está iniciando un “borrador de comité US Marshal David Gonzales” para elevar el perfil de Gonzales.

Sierra me dijo que la propuesta del grupo “proyecto Gonzales” iba a ser presentado al departamento de elecciones del condado en agosto 18. El sitio web del grupo, www.RunDavidRun.com, ya está activa.

Ahora que Saban está corriendo como un republicano, Sierra dijo, Gonzales debe sentirse imposibilitado a hacer lo mismo.

“El voto anti-Arpaio se dividiría en una primaria republicana, obviamente, entre Dan y David”, dijo Sierra. “Eso prácticamente garantiza una victoria en las primarias Arpaio.”

Sierra también reconoció que una candidatura de Gonzales como independiente sería demasiado difícil por varias razones. Es mejor tener el respaldo de un partido y los votos que vienen con él.

“Veo la ruta Demócrata como el camino más claro para la victoria”, dijo Sierra.

En verdad, el Partido Republicano del condado es tan rabiosamente anti-mexicano que Gonzales podría sufrir por etnicidad.

También, argumentando a favor de una candidatura de Gonzales, correr como un demócrata en 2016 que es un año de elecciones presidenciales,  garantiza una mayor participación ya que las elecciones generales favorecen a los demócratas.

En un giro irónico, el estratega de la campaña de Arpaio, Willems, también está impulsando una iniciativa de legalizaría la mariguana y que probablemente estará en la boleta electoral del próximo año. Esta ley será de interés para los votantes más jóvenes, un grupo demográfico que no favorece Arpaio, según una reciente encuesta realizada por Public Policy Polling.

En general, las encuestas encontraron que Arpaio tenía un pésimo 38 por ciento de índice de favorabilidad en el condado de Maricopa. Entre mas joven sean los votantes, menos probable será que apoyen Arpaio.

Sproul dijo que espera que Gonzales postule su candidatura como un republicano y que Saban se convenza a retirar su candidatura.

Saban ha sido un guerrero a través de los años, enfrentando a Arpaio cuando pocos lo han hecho. Pero soy escéptico de sus posibilidades de armar una campaña creíble contra el sheriff. Sería ideal si Saban retira y permite una contienda de frente a frente entre Arpaio y Gonzales en la primaria del Partido Republicano.

También existe la posibilidad – mínima – que Arpaio renunciara como resultado a cargos criminales de desacato a la corte, con la Junta de Supervisores designando un reemplazo.

Y Gonzales sería el principal candidato para reemplazarlo, lo que permite Gonzales correr una campana en el año 2016 como un titular.

Pero esto podría requerir a los líderes republicanos presionar públicamente Arpaio a hacerse a un lado por el bien de su partido.

¿Lo harían, ya que Arpaio sigue siendo un icono para muchos republicanos locales?

“Si se lleva algún tipo de infracción penal”, dijo Sproul. “Creo que podríamos empezar a ver la pared agrietase un poco, y podríamos saber quiénes son los líderes valientes en el Partido Republicano.”