Archivos de Arpaio

Mientras el Juicio a Arpaio se Acerca, Más de sus Engaños Saltan a la Vista

lemons1-1 (1)
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

Durante una conferencia de estatus del caso, que se llevó a cabo agosto 28 en preparación para las interminables audiencias de desacato a la corte en frente del Juez G. Murray Snow, uno de los muchos abogados de Arpaio, el astuto e incontenible John Masterson, dejó caer dos sugestivas revelaciones de lo que vendrá.

Ambas involucraban nuevos documentos que Masterson dijo, justo le habían sido informados, por lo que estaba haciéndolo del conocimiento a la corte.

La primera es un memo de dos páginas de dos anteriores empleados de la super-secreta  Agencia Nacional de Seguridad, quienes fueron contratados por MCSO como expertos para entender la legitimidad de los 50 discos duros de datos dados al Alguacil por el informante confidencial, Dennis Montgomery.

El  MCSO alega que Montgomery, un supuesto gurú de las computadoras de Seattle, le dijo al MCSO de que esos discos duros contenían material recolectado por la CIA de decenas de miles de ciudadanos ordinarios, incluyendo records bancarios, correos electrónicos y records de llamadas telefónicas.

Por su trabajo relacionado con estos datos, a Montgomery se le pagó más de $120,000 en una investigación que mis fuentes dicen que habría costado 1 millón de dólares en total.

Como yo revelé hace más de un año, esta  investigación fue parte de un esfuerzo de fabricar una teoría conspiratoria para “atrapar a Joe” que involucraba una lista de supuestos enemigos del Alguacil incluyendo el Juez Snow, otros jueces, el anterior procurador de justicia de los Estados Unidos, Eric Holder; el Departamento de Justicia de los E.U.; el anterior alcalde de Phoenix, Phil Gordon; el ex jefe ejecutivo de MCSO, Brian Sands y la alineación de los Arizona Dimonbacks….

Okay, lo último es una broma, pero los Diamond Backs no hubieran notado su nombre en la revuelta gráfica de flujo que Montgomery produjo para explicar la supuesta conspiración en contra de MCSO, de acuerdo con records de corte.

Masterson resumió el memo recientemente descubierto que data de Noviembre del 2014 así:

“Ahí dice que básicamente no hay nada allí,”  Masterson dijo a la corte.

Esto puede explicar una referencia a los “consultores del NSA” en una cadena de correos electrónicos publicado en records de corte que incluyó a Montgomery, el detective del  MCSO Brian Mackiewicz, el comandante de casos fríos, Mike Zullo, y al abogado de Montgomery, Larry Klayman.

En un correo electrónico, Mackiewicz menciona que el MCSO usó expertos (sin mencionar) para ver el contenido de los 50 discos duros, pero ellos no encontraron nada.

“Dennis Montgomery presentó discos duros conteniendo información clasificada y sensitiva que había obtenido mientras había trabajado como contratista de la CIA,” Mackiewicz escribió en un correo electrónico.

El continúo:

“Cuando nuestros expertos examinaron la información contenida en los discos, no solo encontraron que NO contenían ninguna información clasificada o sensitiva, sino que (en vez) contenían montones de datos basura como…horas de video de las noticias de Al Jazeera. . .”

Ahora, ¿porqué, si MCSO sabía que estos datos eran basura, escondería la existencia de los 50 discos duros del monitor del Juez Snow,  Robert Warshaw, eventualmente causando al Juez Snow ordenar a los Marshals a confiscar la evidencia en Julio?

Después de todo, Arpaio y el Juez Adjunto del MCSO Jerry Sheridan aceptaron, cuando testificaron durante la primera vuelta de las audiencias de desacato a la corte, que lo que Montgomery les había dado era “basura”.

Una razón: Los discos duros pueden ser evidencia de que lo que el anterior Fiscal de los Estados Unidos, Paul Charlton, llama “crimen incipiente”: quizá comprando información que se pensaba estaba clasificada, aunque en realidad no lo estaba.

Añade a esto, que los discos duros podrían ser evidencia de desacato criminal de parte de Sheridan y Arpaio, en lo que los dos hombres aparentemente buscaron crear un conflicto de interés en la corte del Juez Snow en el caso del ACLU de derechos civiles Melendres v. Arpaio, el cual Arpaio perdió en Mayo del 2013.

Por lo menos, escondiendo esos discos duros demostraría un patrón de continua resistencia de parte del MCSO a las órdenes de Snow en el caso Melendres.

La segunda revelación fue una que Masterson se resistió en hablar al final de la conferencia de estatus el 28 de Agosto.

Parece que más de 60 identificaciones confiscadas de Latinos por los agentes de MCSO, misteriosamente han aparecido y han sido presentadas a Masterson.

Esto además de las 1,500 o más identificaciones que el Juez Snow había ordenado confiscar por los marshals al tiempo que ellos confiscaban los 50 discos duros.

Y se suman a otros montones de identificaciones que han sido descubiertos desde  la investigación sobre las actividades ilícitas y el supuesto suicidio del ex-agente de MCSO Ramon Charley Armendariz.

Esa investigación reveló que Armendariz tenía su propio escondite de montones de identificaciones, carteras, bolsas y otras propiedades que ellos limpiaban a los Latinos mientras fue miembro de la Unidad Anti-Tráfico Humano, ahora inexistente.

¿Recuerdas cuando MCSO nos dijo que Armendariz era un oficial de la ley “deshonesto?”

De hecho, Armendariz era representativo de muchos dentro de la agencia.

Tanto que en una de sus periódicas erupciones de evidencia sin dar a conocer sorprendían hasta a los abogados de Arpaio. Y los ponían en vergüenza.  Masterson estaba claramente molesto, ya que el Juez Snow le había ordenado que toda la evidencia se presentara, una y otra vez.

De hecho, el colega de Masterson en la mesa de la defensa, Michelle Iafrate, informó a la corte que ese día ella tenía a seis empleados revisando decenas de miles de documentos que debieron haberse entregado a los demandantes.

Es por eso que la sugerencia de Masterson durante la conferencia de estatus, de que la defensa y los demandantes posiblemente llegaran a un acuerdo y evitar una segunda ronda de audiencias era tan audaz. O ridícula, dependiendo de tu punto de vista.

craycray11

Gráfica de flujo que demuestra la vasta conspiración para “agarrar a Arpaio” según la “investigación” de Seattle.

Stanley Young de la firma de abogados Covington & Burling, la cual se ha asociado con la Unión de Libertades Civiles- ACLU -en el caso Melendres, rápidamente echó una cubeta de tierra en el cuetito de  Masterson, haciendo notar que los demandantes no ha obtenido todos los documentos de los demandados y que aun había tiempo programado para deposiciones.

Young compartió que los abogados de los demandados han recibido “mucha información relevante para crear los remedios a la corte” para reparar el desacato a la corte de Arpaio y Sheridan.

En otras palabras, buen intento, John.

Arpaio y sus abogados hicieron todo lo que estuvo en su poder para evitar las audiencias en Abril, hasta ofrecer que Arpaio y Sheridan pagaran 100,000 dólares de su propio bolsillo como multa.

Pero las audiencias de abril procedieron y probaron ser muy dañinas para Arpaio y Sheridan, teniendo que admitir la existencia de la investigación de Seattle y una investigación en contra de la esposa del Juez Snow sobre unos comentarios informales que supuestamente ella hizo en un restaurant de Tempe en el 2012.

En una conferencia de estatus previa, Masterson le dijo a Snow que él no quería ninguna sorpresa en la segunda vuelta de las audiencias de desacato a la corte.

Pero eso es exactamente lo que probablemente tendremos y Masterson sabe que no podemos controlar lo que pasará en la corte del Juez Snow.

Casi cruzando el continente, ante un juez federal en Florida, Montgomery está demandando al reportero del New York Times, James Risen, sobre acusaciones que él hizo en parte de su libro Pay Any Price: Greed, Power and Endless War, el cual, Montgomery dice, es difamatorio.

Al parecer los abogados de Risen quieren copias del software que supuestamente Montgomery escribió cuando él estaba trabajando para la CIA y las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Las acusaciones de Risen son de que el trabajo de Montgomery no es bueno, así que la defensa quiere ver si el software trabaja.

Pero en una audiencia reciente de recolección de evidencia,  Klayman le dijo al juez que Montgomery no tiene el software y que se lo ha dado al FBI, recibiendo una promesa de un tipo de inmunidad en el proceso.

Klayman declaró que el juez federal Royce Lamberth, anterior cabeza de la corte de la Ley de Inteligencia y Vigilancia Extranjera, ha sido involucrado en el proceso en capacidad de consultor.

Lamberth, como yo he escrito previamente , es el juez federal que se cree se reunió con Montgomery, Klayman, Mackiewicz, y otros con relación a la investigación de Seattle.

El juez ha declinado de hacer comentario en el asunto.

Esto es el tipo de cosas que continúan surgiendo a la superficie, tanto en el caso Risen como en las audiencias de desacato a la corte de Arpaio.

Además, una vez que la porción civil de los procedimientos de desacato a la corte se lleven a cabo, el Juez Snow, como muchos anticipan, referirá el caso de Arpaio y Sheridan a procedimientos de desacato criminal a la oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

Donde, Dios mediante, aun mas de las fechorías de Arpaio serán expuestas a la luz del día.