Noticias Frontera Fund

No Repitamos los Hechos de la Segunda Guerra Mundial – Ayudemos a los Refugiados

Fotosearch_k7628855

Mientras los políticos agitan paranoia en contra de refugiados e inmigrantes, algunos grupos están pidiendo por un tratamiento humano y sensible para las personas más vulnerables del mundo.  

En 1941, un hombre de negocios Judío llamado Otto Frank trató de escapar de la Alemania Nazi con su familia solicitando una visa para los Estados Unidos. Como los refugiados de hoy él se enfrentó a una marejada de diatribas anti-extranjeras que se había apoderado de los Estados Unidos de América.

Una encuesta de opinión de 1938 publicada en la revista Fortune, preguntaba a los norteamericanos, “¿Cuál es tu actitud hacia permitir que los Alemanes, los Austriacos y otros refugiados políticos de venir a este país? Sesenta y siete por ciento dijo, “Debemos mantenerlos afuera.” En 1939, los Estados Unidos regresaron un barco lleno de casi 1,000 refugiados Judíos. El SS St. Louis fue forzado a navegar de regreso a Europa, donde un cuarto de sus pasajeros fueron muertos en los campos de la muerte de los Nazis.

Así que no es de sorprenderse que el gobierno de los Estados Unidos negara a Otto y a su familia una visa. Otto se las arregló para sobrevivir la guerra, pero su familia entera murió en los campos de concentración, incluyendo a su hija de 15 años, Anne Frank.

Siguiendo a los ataques terroristas de Paris de Noviembre 13 del 2015, otra encuentra de opinión fue llevada a cabo en los Estados Unidos. Esta vez se les pregunto a los Americanos qué se debería hacer  con los refugiados que huyen Siria. Cincuenta y tres por ciento dijo “No aceptemos refugiados sirios”, y otro 11 por ciento dijo que “Sólo debemos recibir refugiados cristianos.” Varios políticos, desde Ted Cruz hasta Rand Paul han repetido esos sentimientos.   El jueves 19 de noviembre la Casa de Representantes votó para endurecer el proceso de revisión y aceptación de refugiados de Siria e Iraq el cual ya toma 2 años. Se espera que el Senado vote en el asunto después de las fiestas del Día de Dar Gracias.

Mientras tanto, 30 gobernadores de los Estados Unidos se oponen al asentamiento de refugiados Sirios en sus estados.

El Gobernador de Arizona, Doug Ducey llevó la paranoia a un grado más elevado, diciendo, “Dados los horribles eventos en París de la semana pasada, yo estoy llamando la detención inmediata del arribo de nuevos refugiados en Arizona.”

Todos los refugiados.

Vamos a tratar de seguir la lógica de las declaraciones de Ducey. La semana pasada terroristas – los cuales actualmente se han identificado como que nacieron o se criaron en Francia y Bélgica – mataron aproximadamente 130 personas en París. Un pasaporte Sirio fue encontrado en la escena de los ataques pero después se descubrió que era falso y que pertenecía a un hombre muerto meses antes.  Algunos oficiales sospechan que fue plantado en el sitio para acusar a los refugiados sirios. Ninguno de los terroristas ha sido identificado como refugiado. Entonces, Ducey quiere alejar, no sólo a los refugiados Sirios, pero también a los Centroamericanos que están huyendo de pandillas asesinas, y a las mujeres del Congo que escapan de la Guerra y la violación, sólo porque podrían se terroristas.  No, no hay lógica sustentada con verdades aquí.

Y muchos Arizonenses están de acuerdo. El viernes 20 de noviembre, la organización Puente marchará en protesta de la separación de familias, así como en contra de las declaraciones anti-refugiados de Ducey. El evento se llevara a cabo a las 3 de la tarde afuera del Capitolio del estado de Arizona.  Esta semana Puente y otras organizaciones que apoyan a los inmigrantes y refugiados  se reunieron específicamente para protestar la posición y  las declaraciones del Gobernador Ducey sobre los refugiados. “Los refugiados sirios han sufrido y soportado bombas, guerra y violencia estos últimos años”, dijo Francisca Porchas al Arizona Republic. “Ellos tienen todo el derecho de escapar aquellas condiciones que se les han impuesto.”

refugee supporter

Foto : Carmen Cornejo/Frontera Fund

La organización American Immigration Council ha lanzado también la campana #CallThemOut para contrarrestar la demonización de los inmigrantes y refugiados.

Los políticos retratan a los refugiados como criminales, cuando en realidad los inmigrantes cometen el menor número de homicidios en comparación a los ciudadanos Americanos.

Los políticos llaman a los refugiados una amenaza, sin embargo, ni un sólo refugiado ha cometido un acto terrorista en los Estados Unidos de América.

Los políticos abogan por elevar murallas para separar a los Estados Unidos de México y para protegernos de terroristas, sin embargo, la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional Marsha Catron ha declarado, “DHS continua sin tener evidencia creíble de inteligencia que sugiere que las organizaciones terroristas activamente están organizando para cruzar la frontera sur de los estados Unidos.”

La razón es simple: Ninguno pero sólo los más desesperados y pobres de las personas tienen el valor de cruzar el desierto de los Estados Unidos con México. Ninguno pero los más desesperados y empobrecidos reman en botes desde Siria, cruzando el Mar Egeo y viajando por varios países Europeos que no les dan la bienvenida. ISIS es la organización terrorista más rica del mundo. Al Qaeda también tiene millones de dólares. Estos grupos terroristas pueden pagar por pasajes aéreos y obtener visas exitosamente. No hay necesidad de sufrir a través de las peligrosas rutas de los refugiados.

En medio de esta paranoia de reacciones ciegas y sin lógica, seamos más racionales que nuestros políticos.

Como respuesta a los lamentables y trágicos ataques de París, vamos a recordar y aprender de nuestros errores del pasado. ¿Le daríamos la espalda a 1,000 Judíos que escapaban de los campos Nazis de la muerte? ¿Le diríamos a la familia de Otto Frank que no tienen por qué temer por sus vidas en su país de origen? ¿Encarcelaríamos 120,000 Americanos de origen Japonés en campos de “internamiento?

¿Qué es lo que vamos a hacer AHORA por los refugiados?