llff-twitter_profile-larkin

Jim Larkin

Originario de Phoenix, Jim Larkin, había abandonado la Universidad Estatal de Arizona cuando, en 1972, se asoció con Michael Lacey para dirigir Phoenix New Times, un incipiente semanario estudiantil que había surgido como respuesta a la cobertura ultra conservadora a las protestas estudiantiles en contra a la guerra de Vietnam.

Con Michael Lacey como redactor ejecutivo y Larkin encabezando el área de la publicidad, el libre y enérgico periódico creció su audiencia mientras exploraba una variedad de asuntos sociales, políticos y ganaba prominencia entre la creciente lista de periódicos alternativos de la nación.

En 1983, New Times compró Westword, el semanario de noticias y artes de Denver, comenzando una expansión que en última instancia abarcaría un conglomerado multimillonario de 17 semanales similares de costa a costa, incluyendo el LA Weekly, el Miami New Times, y finalmente, al antecesor de todas las publicaciones alternativas, el Village Voice de la ciudad de Nueva York.

Larkin y Lacey fueron arrestados en sus hogares y encarcelados el 18 de octubre de 2007 por revelar en Phoenix New Times que se les ordenaba la entrega de información de los escritores, editores, y en un impresionante insulto a la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, los lectores de la publicación. La detención fue instigada y ejecutada por Joe Arpaio, el notorio alguacil anti-inmigrante del condado de Maricopa, Arizona. Después de una protesta pública, todos los cargos se redujeron en 24 horas. Las orden de entrega de información fue anulada, poniendo fin a la investigación del gran jurado. Una investigación posterior reveló que las órdenes del gran jurado eran falsas, emitidas por un fiscal vengativo que falló en cuestionar la legalidad de la orden.

A finales del 2013, el Condado de Maricopa pagó $ 3.75 millones de dólares para resolver una demanda que Larkin y Lacey presentaron por arresto injustificado. Al año siguiente, los empresarios utilizaron el dinero para establecer el Fondo Lacey & Larkin Frontera Fund, con el objetivo de distribuir los ingresos del acuerdo a grupos Hispanos que luchan por los derechos de los inmigrantes, los derechos humanos y la libertad de expresión en todo el estado de Arizona.

Gracias a la firme adhesión a la Primera Enmienda de sus fundadores, Village Voice Media Holdings, como compañía, llegó a ser conocida y se ganó una reputación de realizar reportajes de investigación, escritura de estilo de revista y sofisticada cobertura de música, comida, cine, artes y eventos locales.

A finales de 2012, cuando Larkin y Lacey vendieron VVM a un grupo de ejecutivos de la compañía, la cadena llegó a casi 9 millones de lectores cada mes, 56 millones de visitantes mensualmente y recibió cientos de premios periodísticos, entre ellos el Premio Pulitzer.