llff-twitter_profile-lacey

Michael Lacey

Hijo de un trabajador de la construcción, Michael Lacey llegó a la mayoría de edad en Newark, N.J., antes de mudarse al oeste en la década de los años 60 para asistir a la Universidad Estatal de Arizona. Lacey ya había abandonado sus estudios en 1970, cuando él y un par de estudiantes publicaron el número inaugural de Phoenix New Times como una respuesta a la cobertura de los medios de comunicación locales ultra-conservadores de las protestas en contra de la guerra de Vietnam en el campus universitario.

Con Lacey a la cabeza de New Times como editor ejecutivo y su socio de negocios, Jim Larkin, encabezando el lado de la publicidad, el combativo y directo semanario creció su circulación mientras exploraba una variedad de temas sociales y políticos y ganaba prominencia entre la creciente lista de la de periódicos alternativos de los Estados Unidos.

En 1983, New Times compró Westword, el semanario de noticias y artes de Denver, comenzando una expansión que en última instancia abarcaría un conglomerado multimillonario de 17 semanarios similares de costa a costa, incluyendo el LA Weekly, el Miami New Times, y finalmente, a la venerada publicación alternativa, Village Voice de la ciudad de Nueva York.

Larkin y Lacey fueron arrestados en sus hogares y encarcelados el 18 de octubre de 2007 por revelar en Phoenix New Times que se les ordenaba la entrega de información de los escritores, editores, y en un impresionante insulto a la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, los lectores de la publicación. La detención fue instigada y ejecutada por Joe Arpaio, el notorio alguacil anti-inmigrante del condado de Maricopa, Arizona. Después de una protesta pública, todos los cargos se redujeron en 24 horas. La orden de entrega de información fue anulada, poniendo fin a la investigación del gran jurado. Una investigación posterior reveló que las órdenes del gran jurado eran falsas, emitidas por un fiscal vengativo que fallo en cuestionar la legalidad de la orden.

A finales de 2013, el Condado de Maricopa pagó $ 3.75 millones de dólares para resolver una demanda que Lacey y Larkin presentaron por arresto injustificado. Al año siguiente, los empresarios utilizaron el dinero para establecer el Fondo Lacey & Larkin Frontera Fund, con el objetivo de distribuir los ingresos de la demanda a grupos Hispanos que luchan por los derechos de los inmigrantes, los derechos humanos y la libertad de expresión en todo el estado de Arizona.

Gracias a la firme adhesión a la Primera Enmienda de sus fundadores, Village Voice Media Holdings, como compañía llegó a ser conocida, ganándose una reputación de realizar reportajes de investigación, escritura de estilo de revista y sofisticada cobertura de música, comida, cine, artes y eventos locales.

A finales de 2012, cuando Lacey y Larkin vendieron Village Voice Media a un grupo de sus ejecutivos, la cadena llegó a casi 9 millones de lectores cada mes y otros 56 millones de contactos mensualmente y recibió cientos de premios periodísticos, entre ellos el Premio Pulitzer.