Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

¿Porqué Lupita es la Primera Inmigrante Víctima de la Máquina de Deportación de Trump?

16508405_10155042412677650_7658843597982651692_n
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Durante años, Guadalupe García de Rayos (Lupita) se registró con las autoridades de Inmigracion-ICE después de ser condenada por suplantación criminal como resultado de las redadas de Joe Arpaio en un sitio de trabajo, pero cada vez ella era capaz de salir y volver a continuar con su vida.

Había usado un número falso de seguro social para trabajar y proveer las necesidades de su familia. Su información fue tomada por los agentes del Sheriff Arpaio durante la redada que estos hiciero al parque de atracciones Golfland Sunsplash en Mesa, y los agentes del Sheriff, actuando como agentes de inmigración, la sacaron de su casa en Mesa para acusarla penalmente. Años más tarde, un juez ordenaría a Arpaio detener esta práctica.

En ocasiones pasadas fue capaz de registrarse y salir después de que ICE corroborara que tenía buena conducta. No fue deportada debido a que las prioridades de deportación apuntaban sólo a los criminales violentos y no a los trabajadores. La administración del Presidente Obama tomaba en consideración la naturaleza de sus cargos criminales no-violentos, su larga presencia en la comunidad (Guadalupe había llegado a la edad de 14 años a los Estados Unidos) y el hecho de que ella tiene dos hijos adolescentes ciudadanos americanos.

Pero el miércoles 8 de febrero fue diferente.

Guadalupe Garcia de Rayos (con sweater rojo) es rodeada de activistas. Foto: Frontera Fund

Guadalupe Garcia de Rayos (con sweater rojo) es rodeada de activistas. Foto: Frontera Fund

Bajo nuevas directrices firmadas como órdenes ejecutivas por el Presidente Trump, Lupita no salió de ICE y fue detenida, mientras varias docenas de partidarios esperaron en vano, celebrando una vigilia pidiendo por su liberación por la tarde.

Más tarde, el miércoles por la noche, una furgoneta que la transportaba posiblemente a un centro de detención o a la frontera fue detenida por activistas de Puente. Los jóvenes manifestantes bloquearon la furgoneta durante horas usando sus cuerpos como barreras y  abrazando a los neumáticos de la camioneta, para luego enfrentarse a la policía de Phoenix bajo los gritos de “¡qué vergüenza!”

Guadalupe García de Rayos tiene sólo 36 años. Ella no pudo acceder al proceso de Acción Diferida para los Llegados en la Niñez solo por 4 meses y es la primera víctima conocida de las órdenes ejecutivas del Presidente Trump sobre la inmigración.

¿Cuáles son los cambios en la política de inmigración que pueden afectar a los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos de esta manera?

El primer cambio es la definición de la clase de individuos a los que la administración Trump señala para remoción. Se amplió la definición de “los que han cometido crímenes violentos y delitos graves” a cualquier persona que ha violado la ley – sin importar si esa persona fue condenada o incluso acusada de un delito. Bajo esta nueva definición, los expertos dijeron que hasta 8 millones de inmigrantes indocumentados serían material de deportación para agentes de inmigración. La orden va incluso más lejos para decir  “cualquier persona de esa categoría que las autoridades creen que han cometido actos que constituyen un delito penal imputable pueden y deben ser detenidos, también”. Los inmigrantes que no han cometido crímenes violentos ahora están a la par con personas con pasado criminal violento.

En segundo lugar, la orden de Trump resucitó dos controvertidos programas que han sido probados como ineficaces y discriminatorios, conocidos como Comunidades Seguras y un programa menos conocido y más agresivo conocido como 287 (g).

Con Comunidades Seguras, las autoridades de inmigración se asocian con las agencias policiales en las cárceles para compartir datos biométricos entre los centros carcelarios locales y los funcionarios de ICE.

El programa 287 (g) también permite asociaciones entre las cárceles y los agentes de ICE, pero va un paso más allá, permitiendo que oficiales locales y estatales de la ley sean usados como agentes de inmigración en las calles. Los estudios han vinculado repetidamente la implementación del 287 (g) a patrones sistémicos de perfil racial y violaciones de derechos constitucionales en comunidades latinas.

El tercer elemento del plan anti-inmigrante de Trump es la eliminación de las Ciudades Santuario. Bajo la orden ejecutiva, las ciudades que se niegan a cumplir con las directivas de ejecución de la administración serán cortadas de partidas de fondos federales.

Mientras estos 3 puntos se implementan en toda su capacidad, Guadalupe fue deportada el jueves por la mañana.

16507996_10155042412682650_7333966042435629770_n (1)

Varias docenas de personas se reunieron para mostrar su apoyo a Lupita. Foto: Frontera Fund.