Noticias Frontera Fund

Reciente Decisión sobre Uniones Gay, Enfatiza Abuso a Migrantes LGBT

gay-743009_1920

Tania, una mujer transgénero, habia sido repetidamente golpeada y abusada en Guatemala, su país de origen.  Ella huyó a los Estados Unidos, donde fue encerrada en un centro de detención de ICE (Immigration and Customs Enforcement) para varones y acosada por oficiales y detenidos por casi 10 meses.

Abogados con el Proyecto Florence de Derechos de Inmigrantes y Refugiados ayudó a Tania a representarse a sí misma en la corte. “Tania dio un gran testimonio, que le ayudamos a preparar, sobre lo que le habia pasado a ella- severas golpizas y cosas similares”, dijo Lauren Dasse, directora ejecutiva del Proyecto Florence.  El juez le concedió a Tania protección bajo estatutos de la Convención de las Naciones Unidas en Contra de la Tortura.

La reciente decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos (llamada por sus siglas en inglés SCOTUS) sobre la unión de parejas gay ha también llamado la atención acerca de la difícil situación de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero inmigrante, como Tania.

Jennicet Gutiérrez, una mujer transgénero, interrumpió al Presidente Obama durante la celebración del orgullo gay en la Casa Blanca el pasado 24 de Junio, demandando que él “dejara salir a todos los inmigrantes LGBT en detención y que parara las deportaciones”.  Una semana después, seis activistas de los derechos de los inmigrantes fueron arrestados por bloquear una calle cercana a la Casa Blanca durante una protesta sobre el tratamiento de los detenidos LGBT.

35 congresistas enviaron una carta al Secretario del Departamento Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) Jeh Johnson declarando: “Nosotros le urgimos a usar los procedimientos de existentes, que toman en consideración las situaciones de cada caso, para liberar a los individuos LGTB en custodia y detención, usado libertad condicional o otras alternativas a la detención para garantizar la seguridad de estos individuos…”

La carta también destacó sorprendentes estadísticas. En custoria, los hombres no-heteresexuales  son sujetos a asalto sexual 10 veces más que los hombres heterosexuales en detención. Uno de tres individuos transgénero es asaltado sexualmente en menos de un año de custodia.

La Unión de Libertades Civiles de Arizona ha documentado varios casos donde los detenidos LGBT han sufrido violencia física y sexual, han recibido cuidado médico inadecuado, o fueron puestos en confinamiento solitario si se quejaban de la situación.  Adicionalmente los inmigrantes LGBT immigrants se quejaron de que los oficiales de  ICE divulgan información confidencial y los mantuvieron encarcelados con personas del género con el cual no se identifican.

Como hemos reportado en Lacey and Larkin Frontera Fund, la detención de inmigración es traumatizante, costosa y especialmente dañina para personas vulnerables como mujeres, niños e individuos LGTB. Las alternativas a la detención son altamente efectivas en asegurar a los inmigrantes que asistan a sus citas con la corte, y ayudarían a proteger a aquellos que sean acosados o abusados de mayor sufrimiento.