DACA/DREAM Noticias Frontera Fund

Respuesta a la Crisis del Fin de DACA por las Organizaciones de Base en Phoenix

Undocumented Students for Education Equality en Arizona State University protestan el fin de DACA.
Undocumented Students for Education Equality en Arizona State University protestan el fin de DACA.
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La Respuesta de Arizona Ante la Crisis Creada por el Fin de DACA. CPLC y Organizaciones de Base. Ideas presentadas durante el 5to. Congreso Internacional Sobre Migraciones Globales, organizado por la Universidad de Sinaloa. 

Antecedentes:

Arizona: Siempre hemos estado en la vanguardia de las leyes estatales restriccionistas. El estado ha sufrido por más de una década el constante ataque de políticas anti-inmigrantes con leyes propuestas y aprobadas por una combinación de diputados y senadores estatales de extrema derecha que se habían posicionado en puestos claves en ambas cámaras. Entre estas leyes están la famosa SB1070, la ley dice “enséname tus papeles”, y otras menos conocidas como la Ley de los Beneficios Públicos, La Ley de Verificación de Empleos, y otra que directamente ataca el futuro de jóvenes inmigrantes llamada Propuesta 300. Prop. 300 aumentó las tarifas de educación post-secundaria a los jóvenes inmigrantes indocumentados hasta poner la educación superior de facto fuera de su alcance.

CPLC

Chicanos por la Causa- CPLC es una organización sin fines de lucro-ONG iniciada por los esfuerzos de un grupo de vecinos Chicanos o Mexico-Americanos hace más de 49 años para combatir las injusticias en contra de la comunidad Hispana en Phoenix. CPLC, que es considerada una corporación de desarrollo comunitario, cuenta con presencia en 3 estados, Arizona Nevada y Nuevo Mexico.  Anualmente ayuda en el empoderamiento de más de 260,000 personas con más de 40 líneas de servicio entre ellas vivienda para personas de bajos ingresos, servicios de salud mental familiar, escuelas secundarias llamadas chárter, educación temprana para los hijos de trabajadores migrantes y agrícolas, préstamos a pequeñas empresas, desarrollo y administración de propiedades de bienes raíces comercial y residencial, refugios de violencia doméstica, desarrollo de fuerza laboral, etc.

CPLC tiene una combinación de negocios sin fines de lucro y con fines de lucro para seguir con su labor social.  Esta combinación es la que la ha llevado al éxito y con ello influencia dentro de la comunidad.

 Soñadores

Después de años de pelear a nivel federal por un camino a la legalización en el único país que conocen, los soñadores comenzaron a luchar por un alivio administrativo bajo la administración del Presidente Obama. Esta decisión se realizó debido al fracaso del congreso en el 2010 de pasar el DREAM Act o acta del Sueño justo cuando el poder estaba concentrado en manos demócratas: La cámara de senadores, la casa de representantes y la Presidencia con Barack Obama.  Recordamos dolorosamente como la legislación pasó los votos en la cámara baja, faltándole 5 en el Senado.

Mientras tanto Arizona se caracterizaba por ser un estado que deportaba a los Soñadores, debido a que existían las herramientas legales para señalarlos: La falta de una licencia de conducir que se pide hasta en la mínima parada de tráfico, señalaba a la persona como indocumentada. Los jóvenes indocumentados que se atrevían a trabajar con papeles falsos eran señalados durante las redadas ya que se había codificado como crimen la falsificación y trabajar sin los documentos adecuados.  Los líderes a nivel local y federal queriéndose evitar problemas con los electores, no prestaron ayuda a los soñadores (con excepción del Congresista Raúl Grijalva del área de Tucson).

El grupo de apoyo llamado CADENA, que en su mayoría estaba compuesto por maestros y consejeros escolares retirados, entre otros, lograron establecer un vínculo importante con el Senador de Illinois Richard Durbin para rescatar de la deportación a algunos de los soñadores sin problemas de cargos criminales (2009-2010-2011-2012). Fuera de este grupo, no existía apoyo para los soñadores (2003- 2008)

En este periodo comienzan a surgir los grupos de soñadores activistas, al principio inconsistentemente y luego con una definida identidad “undocumented and unnafraid”, desarrollando de una definida cultura DREAMer.

Los Soñadores, dándose cuenta que esa combinación de votos posibles en el Congreso sería difícil de obtener una vez que cambia la combinación partidista, (Republicanos tomando control desde entonces), se abocan en un cambio de estrategia concentrándose en una campaña que buscaba el “Alivio Administrativo” a través de una orden ejecutiva del Presidente Obama.

Aclaremos que se requirió que los soñadores montaran una campaña nacional comprensiva y compleja que incluyó la recolección de firmas de más de 100 profesores de leyes en diversas Universidades por todo el país, que afirmaban que el Presidente Obama no excedía su capacidad de poder ejecutivo con una orden así. Esto fue acompañada por una robusta campaña de medios sociales donde se le decía a Obama “Si Se Puede”.

En Junio 15 del 2012 finalmente el Presidente Obama les concedió un proceso llamado Acción Diferida para los Llegados en La Infancia, llamado DACA.  Con este proceso no se les concedió estatus migratorio pero al menos un permiso de trabajo, un número de seguro social y un aplazamiento al proceso de deportación potencial por dos años, a cambio de su información y el escrutinio de sus antecedentes. Con el acceso al permiso de trabajo  a través de una tarjeta llamada EAD (Employment Authorization Document) los soñadores pudieron acceder a licencias de manejar y educación superior en la mayoría de los estados de la Unión Americana (casi inmediatamente).

Se calcula que hay 800,000 personas acogidas al proceso de DACA y 28,000 de ellos viven en Arizona. Se estima que el total de juventud indocumentada es de 1.2 M.

Este proceso, aunque imperfecto fue liberatorio. La oportunidad de trabajar legalmente fue invaluable y permitió que muchos jóvenes incrementaran sus ingresos algunos desde 0 hasta salarios profesionales de $9.86 a $13.93 dlls por hora. También dada esta libertad y derrama económica los soñadores pudieron avanzar en sus estudios.

Debido a las dañinas leyes estatales en contra de ellos y la gubernatura de la señora Jan Brewer, el camino de DACA,  si bien en otros estados fue relativamente fácil, en Arizona se volvió una lucha constante de los jóvenes migrantes para obtener los pocos beneficios que esto conlleva como el acceso a una licencia de manejar y acceso a la educación superior.

Iniciados por Jan Brewer y continuados por Doug Ducey, hasta este día se pelea en las cortes la decisión de negar las licencias de manejar a los beneficiarios de DACA en Arizona, una señal de agresión por el simple hecho de su presencia. (Por mi cercana colaboración con la Coalición de los Soñadores -The ADAC, yo formo parte de la clase demandante).

Los beneficiarios de DACA han podido acceder a las licencias gracias a los amparos expedidos por las cortes estatales, federales y de circuito.

Adicionalmente, el Arizona ha litigado en contra de los colegios comunitarios y las universidades públicas para negar el acceso a los soñadores beneficiarios de DACA a la educación superior. Dichos beneficios se accesan con las presentación de la licencia de manejar como documento de identificación. Otra vez, hasta esta fecha se está litigando en las cortes aunque las instituciones de educación pública han llegado a diferentes decisiones que les han permitido hasta ahora el acceso, a partir del 2012 en el caso de los colegios comunitarios y recientemente con ASU.

 El sentimiento anti-immigrante se viralizó durante la campaña de Donald Trump. 

El resultado de la elección presidencial del 2016 fue desastroza para todos los inmigrantes.

A pesar de haber dicho a cierto punto que trataría el asunto de los soñadores con corazón, Trump decide finalmente a eliminar el proceso de Acción Diferida para los traídos de la infancia o DACA el 5 de Septiembre de 2017. En vez de una terminación abrupta, Trump y su equipo deciden acabar lentamente con DACA con miras de que el Congreso pase alguna ley que les provea un camino a la legalización. Con la vileza que le caracteriza, posteriormente Trump pone condiciones a la legislación, diciendo que debería incluir fondos para la construcción del muro fronterizo, arremeter en contra de las “ciudades santuario”, tener los medios para acelerar la deportación de indocumentados, limitar la inmigración a cuotas y a un sistema de méritos.

Los jóvenes inmigrantes rechazan esa proposición de usar el voto del DREAM Act en el congreso de los Estados Unidos como vía de mayor endurecimiento de la política migratoria de los EUA.

La administración de Trump programa la terminación paulatina de DACA (dentro de un periodo de seis meses) dando una (ultima, aparentemente) ventana de renovación del permiso para aquellos cuyas tarjetas expiren del 5 de Septiembre al 5 de Marzo de 2018. Sin embargo esta renovación tuvo que ser recibida entre el 5 de Septiembre y 5 de Octubre de2017. Un sólo mes para renovar para un grupo del universo de DACA.

Un mes.

Esta situación manda a la comunidad en modo de crisis por las siguientes razones:

1.-El simple hecho de la cancelación (potencial) de la acción diferida que dejaría en los estados unidos con más de 700,000 personas sin empleo y a sus familias sin el apoyo económico con el que contaban.

2.-La crisis de informar, procesar, orientar a los soñadores que tuvieron la oportunidad de renovar.

3.-La falta de dinero para la cuota de la renovación al forzarlos a hacerlo en una fecha determinada. La solicitud de DACA (la cual fue renovable cada dos años, costaba 495 dlls. por persona).

Esta acción manda a una comunidad a trabajar en conjunto en respuesta a la crisis.

CPLC ha sido una organización comprometida a pelear las leyes anti-inmigrantes del estado participando activamente en algunas de las litigaciones en contra de esas leyes como la SB1070 como “amigos de la corte,” o directamente como demandantes, etc.

CPLC por su compromiso con los inmigrantes, que ha sido ratificado por su consejo directivo y el liderazgo de su anterior y presente CEO (Edmundo Hidalgo y David Adame),  ha estado en el liderazgo estatal en iniciativas para apoyar a los estudiantes indocumentados. Especialmente cuando fue evidente que las leyes migratorias representaban un riesgo no sólo para la comunidad inmigrante pero para los Hispanos en general.

Cuando después del paso de la ley Prop. 300 los estudiantes indocumentados en ASU ven su camino a la educación cerrarse por falta de recursos, (y debido a la inhabilidad de la creación de fondos de becas en ASU por ser una institución estatal) CPLC públicamente sale en defensa de los soñadores estableciendo un fondo privado “The American DREAM Fund” que garantizó la educación de cientos de estudiantes (200) por un periodo de varios años (sólo estudiantes que ya estaban en el sistema, pero desafortunadamente no alumnos nuevos). Dicho fondo fue creado en 2008 y recaudó 5.5 millones de dólares.

CPLC también escucha en el 2012 mi petición directa de donar espacio comercial para la creación de la primera oficina y centro de operación de los DREAMers en Phoenix.

A partir del 2012 cuando el Presidente Obama anuncia la creación del Programa DACA, CPLC con ayuda de un donador anónimo, y donaciones individuales crea Do Not Leave Them Behind que ayudó a pagar los gastos de la solicitud de acción diferida a soñadores de los más bajos recursos en todo el estado.

CPLC también estuvo presente en esta nueva situación de crisis ante esta ventana de renovación artificial del Presidente Trump, primero, usando su poderosa voz en la comunidad denunciando la injusticia en los medios de comunicación, y luego:

1.-Ofreciendo dinero para la renovación de solicitudes (cheques de 495 dlls) a los soñadores de más bajos ingresos.

2.-Ofreciendo sus instalaciones para llevar a cabo foros y talleres de renovación.

3.-Coordinándose con las organizaciones de base que también se lanzaron a ayudar a los soñadores para no duplicar esfuerzos. Organizaciones participantes (Promise Arizona, Aliento, Center for Neighborhood Leadership, American Immigration Lawyers Association, Puente, Mi Familia Vota, etc.)

CPLC revisó listas de clientes cuyas familias podrían ser DACA (no es permitido segregar a los soñadores en listas, pero por ciertas características en sus conductas como solicitar el certificado de educación secundaria GED, etc.) para enviarles comunicaciones de talleres de llenado de renovación para DACA y oportunidad de obtener los fondos de renovación.

4.-Uso de los medios sociales y los medios de comunicación para dar a conocer estas oportunidades.

CPLC organizó un taller de renovación de DACA en su centro comunitario de Carl Hayden Community Center con la participación de diversas organizaciones.

Se calcula que aproximadamente CPLC da empleo a de 25 a 45 beneficiarios de DACA.

El ambiente político.

A pesar que Arizona se ha caracterizado recientemente por ser un estado anti-inmigrante de mayoría Republicana, hemos notado un cambio de actitudes gracias al arduo trabajo de las comunidades migrantes y sus aliados.

Durante el período de respuesta a la crisis de la renovación urgente de DACA, la comunidad entera mostró un deseo para apoyar a los soñadores a renovar solicitudes. Se les vio a los soñadores como víctimas inocentes de un sistema que los quiere oprimir.

La comunidad no se siente con miedo de expresar su apoyo, como pasó anteriormente, donde por ejemplo la creación de la beca “The American DREAM Scholarship” era considerado un riesgo político.

Los aliados ya no son crucificados en los medios sociales por sus declaraciones de apoyo.

Anteriormente el tema de los soñadores era desconocido por la mayoría de la población común y corriente, pero ahora el tema de DACA acapara los titulares en los periódicos y es parte de la conversación pública y privada. El Arizona Board of Regents se ha manifestado en favor de agotar todas las instancias legales para apoyar Soñadores. Los colegios comunitarios decidieron continuar litigando al estado para dar colegiatura dentro del estado a sus estudiantes.

Personas no especialistas en el tema empiezan a usar datos reales, o argumentos reales, en vez de la propaganda de grupos extremistas.

Los soñadores a su vez están más integrados, gracias al poder de sus historias, y la oportunidad de integrarse a la vida económica a través de la acción diferida. Como saben, titanes de las corporaciones están haciendo oír sus voces en contra de este arbitrario fin de DACA y aumentan la presión a los Congresistas para proporcionar una solución.

Ayuda de los Abogados: Inmediatamente después del anuncio de la terminación de DACA, abogados locales (algunos no especializados en inmigración) se avocaron en ofrecer su ayuda para procesar el esperado número de renovaciones.  El abogado de inmigración Josh Núñez posteó en Facebook que ayudaría gratuitamente con las renovaciones de DACA en esa ventana de un mes.  Su iniciativa se viralizó en los medios sociales y medios de comunicación no solo localmente sino nacional e internacionalmente.

Grupos de Base Lidereados por DREAMers.

Igualmente este abogado invitó a sus colegas a un entrenamiento para un taller de renovación. La organización liderada por DREAMers llamada Aliento  (Reyna Montoya, Máxima Guerrero y José Patino, entre otros), entrenó al grupo de abogados en el flujo de manejo de solicitudes en el taller de renovación, dada las experiencias de este estos individuos durante los masivos talleres de solicitud de DACA en el inicio del proceso en 2012.

Adicionalmente este grupo de base (Aliento) logró reunir $17,000 en cheques para la renovación, coordinó sus actividades con el Consulado Mexicano en Phoenix, trabajo con otras organizaciones de base también lideradas por Sonadores: Trans-Queer Pueblo, USEE, CNL y otras como Puente, Lucha y Mi familia vota en talleres de solicitud.

Aliento reportó 100% participación voluntaria con nuevos abogados integrándose a los esfuerzos.

Aliento optimizó el flujo de talleres de solicitud creando una forma en google form para pre-calificar a las personas que participarían en los talleres.

Este grupo realiza visitas a Washington para la promover el paso del DREAM Act o similar legislación hasta Diciembre de este año. Adicionalmente Aliento ha lanzado una campaña llamada vote4dream.org

Resultados:

Diversos grupos de base, algunos liderados por abogados, otros por los mismos soñadores (que han adquirido un grado impresionante de madurez profesional y organizativa), organizaciones de base de derechos de los inmigrantes (Puente, CNL, Promise Arizona, Aliento, etc.) y organizaciones de desarrollo comunitario como CPLC, hicieron frente a la emergencia juntando fondos, organizando talleres de renovación y proporcionando guía todo en un intenso mes.

A pesar de la intensidad de estos esfuerzos, USCIS reporta que 1 en 4 beneficiarios de DACA (estimado en 154,000 personas) que debieron haber renovado durante esa ventana de un mes no llenaron su solicitud de renovación, y estarán en riesgo de perder su protección.

Los casi 42,000 personas que no renovaron durante el periodo que terminó el 5 de Octubre, se unirán a las más de 600,000 personas cuya DACA empieza a expirar el 5 de Marzo, en números de 30,000 personas por mes, a menos que el Congreso o las cortes intervengan.

Las razones por la falta de solicitudes a nivel nacional son:

  • Falta de información
  • Falta de recursos, incluyendo la falta de los 495 dólares de renovación.
  • Miedo a que el gobierno (que ya ha roto promesas) entregue la información a ICE.
  • Un considerable grupo de soñadores que viven en zonas afectadas por los huracanes como Texas, Virgin Islands y Puerto Rico, han perdido documentos y han visto alterado su manera de vida.

 Conclusión:

La respuesta a la violencia intrínseca de la terminación del proceso de Acción Diferida fue en poco tiempo significativa e inmediata pero fue imposible de acoger a todos los que calificaban para esa renovación inesperada. Sin embargo estamos viendo el proceso de maduración tanto de DREAMers, de sus organizaciones, como de sus aliados que están listos a responder a emergencias con celeridad.

Esas destrezas serán indispensables para hacer frente a los nuevos retos, a los posibles procesos que algún día acogerán a los soñadores proporcionándoles un camino hacia la ciudadanía e incorporándolos a la vida de los Estados Unidos para siempre.

Muchas gracias.