Archivos de Arpaio

Se Hacen Públicas Parte de Las Declaraciones del Voluntario de Arpaio, Mike Zullo

sheridan12
Documento que muestra la aprobación del Jefe Adjunto Sheridan de pagar los gastos de viajes del voluntario Mike Zullo en la investigación de Seattle.
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

 

“Más dulce que los dulces que se repartieron durante Halloween, y que de seguro causarán más muelas picadas en los seguidores del Alguacil Arpaio con la información presentada en las audiencias de desacato a la corte del Alguacil”.

Esta es la advertencia que debería acompañar a los siguientes documentos que hicieron públicos el viernes pasado la Unión de Libertades Civiles- ACLU- en referencia al comandante voluntario “posse” de casos fríos, Mike Zullo en lo que respecta a su involucramiento en la investigación de Seattle.

La evidencia añadida por los demandantes en las audiencias de desacato a la corte son la respuesta a Zullo de pedir una extensión de 30 días para que él pueda localizar ayuda legal, supuestamente pagada por el Condado de Maricopa.

A pesar de que el Condado ha indicado que no está dispuesto a pagar.

El Juez G. Murray Snow negó a Zullo la petición para una extensión el pasado viernes, después de que invitó a los afectados a enviar sus respuestas. Pero el Juez Snow también escribió que él considerará la moción inicial de Zullo para emitir una orden de protección.

Zullo declara que creyó que sería representado por los abogados de Arpaio que llevan su caso civil, Joe Popolizio y John Masterson de la firma Jones, Skelton, Hochuli, pero que dos días antes de ser llamado a declarar por los demandantes, se le informó que la firma no lo representaría más.

El asunto de que si la firma de abogados Jones, Skelton estaba representando Zullo no ha sido muy clara. A finales de septiembre los abogados de Jones, Skelton eliminaron una petición de entrega de documentos lanzada por los demandantes, quienes buscaban documentos en posesión de  Zullo.

Zullo entregó muchos de esos documentos a la firma Jones, Skelton, pero Popolizio conservó 87 piezas de información, supuestamente a petición de Zullo.

Basado en la audiencia del 6 de octubre, incluso el Juez Snow pensó que Popolizio representaba a Zullo. Igualmente, Masterson ha indicado al New Times que Jones, Skelton representaba a Zullo porque Zullo estaba realizando el trabajo asignado por Arpaio en la investigación de Seattle, bajo su supervisión.

Como uno de los tres hombres que Arpaio envió a Seattle para trabajar con el informante confidencial pagado por el MCSO, Dennis Montgomery, Zullo tiene conocimiento íntimo de lo que sucedió en Seattle. La transcripción de la deposición truncada de Zullo es a la vez fascinante y poco satisfactoria.

En ella, el abogado de los demandantes, Stanley Young, intentó pedir a Zullo lo siguiente:

“Voy a decirles que había una reunión el 6 de octubre, donde Joe Popolizio dijo a la Corte y al resto de nosotros que le representaba, al menos en algunos aspectos.- ¿Eso era lo correcto? ¿Lo han representado alguna vez? – La firma Jones, Skelton, ¿alguna vez lo representó? ”

Pero Zullo no contestaría ninguna de esas preguntas, salvo para indicar  de que está preocupado de la posibilidad de enfrentar cargos criminales.

En esta sección, Zullo le dijo a Young,

“Yo estoy de acuerdo de que la corte debe seguir un calendario, pero, francamente, el calendario de la corte no debe atropellar mis derechos constitucionales. El documento que me piden me ha molestado desde el día que lo vi.”

Zullo invocó su derecho a no auto-incriminarse como lo permite la Quinta Enmienda de la Constitución.

“No puedo cooperar bajo esto, que para todos los propósitos, estoy invocando a la Quinta, dado que no voy a presentarme como objeto de cuestionamientos con este tipo de intención, que está en la mente del juez.”

Ni Jones, Skelton, ni el condado, ni los demandantes están inclinados a  apoyar la petición de Zullo. La respuesta del ACLU, la cual aparece en la lista de la corte después que la orden del Juez Snow había sido entrada, prácticamente goteaba en desdén.

La abogada del ACLU, Cecillia Wang, escribe:

El Sr. Zullo tuvo tiempo suficiente para obtener consejo legal independiente, sin importar de donde conseguía el financiamiento para su defensa. Él afirma que ha estado pensando en posibles cargos criminales desde junio de este año. Él ha sabido, al menos desde 25 de septiembre de 2015 de la necesidad de su declaración y de los documentos en su poder. Él ha sabido al menos desde el 21 de octubre 2015 que, si deseaba la representación para los efectos de su testimonio como un tercer testigo, tendría que buscarlo independientemente del Alguacil Arpaio y del MCSO.

Wang también se burla de los intentos de Zullo de retener documentos basados en un privilegio de la Quinta Enmienda. Zullo estaba operando bajo la autoridad del MCSO mientras era parte de la investigación de Seattle, observa, y MCSO “pagó los gastos del señor Zullo para la ejecución de la investigación de Seattle”, además de pagar a Montgomery más de $120,000.

“Por lo tanto”, escribe Wang, “cualquier correspondencia o documentos que el Sr. Zullo tiene relacionados con la investigación de Seattle, incluyendo correos electrónicos y documentos proporcionados por el informante confidencial, Mr. Montgomery, están en su poder sólo en su calidad de representante y agente de MCSO”.

La abogada Wang ofrece varias piezas de evidencia en diversas partes de su respuesta a la corte.

Estos incluyen: una lista de algunos de los pagos en efectivo a Montgomery, así como el archivo del abogado Popolizio de los registros retenidos de la ACLU, y una cadena de correo electrónico entre Zullo y Montgomery desde mayo de 2015, con Montgomery, alias “David Webb,” comentando acerca de cómo el sheriff y Sheridan le acuchillaron en la espalda durante su testimonio de abril en las audiencias de desacato.

“Arpaio y Sheridan dijeron que los datos eran falsos”, se quejó el supuesto gurú de la informática. “Eso me duele…entonces implicaban que era juego de trabajo lento [sic]. Ellos ni siquiera mencionaron el hecho de que tenía un derrame cerebral.”

Curiosamente, Zullo no parece  creer la historia del derrame cerebral de Montgomery.

“Derrame cerebral, si”, responde Zullo. “Te acercas a una semana antes de la finalización del trabajo y luego la detienes. Explicas que sufres de un derrame cerebral y prometes seguir dentro de una semana y luego, de repente, dices que tienes otro derrame cerebral. ¡Vamos Dennis!,  sé realista con esto…porque si no terminas las cosas se daña tu credibilidad”.

Otro documento incluido es la respuesta de Zullo a una solicitud de registros, un memorándum de Zullo al capitán del MCSO Russ Skinner. Zullo afirma que se vio involucrado en la operación de Seattle, no como el jefe del grupo voluntario “Posse”, sino como un voluntario.

Zullo dice a Skinner que,

El grupo voluntario Posse no tuvo participación con la “Operación de Seattle” ni proporcionó ningún apoyo en cualquier nivel. Mi participación fue la de una “activación individual” separada de la rama conocida como El grupo voluntario Posse, según lo prescrito en virtud de las directrices generales del programa Posse MCSO GJ-27. Estas activaciones no era una activación del grupo, para ello ningún miembro del grupo voluntario Posse o la organización Posse fue autorizada para ayudar en este asunto en cualquier nivel. No hay actividades de los voluntarios Posse que se llevaron a cabo en esta materia hasta la fecha. No tengo esos registros.

Sin embargo Zullo se “activa”, no hay duda de que la historia demuestra que él estaba trabajando en nombre del alguacil, y realizando funciones para MCSO durante una operación secreta dirigida por Arpaio y su plana mayor.

Más recientemente, la firma de abogados Jones, Skelton estaba haciendo trabajo legal en nombre de Zullo. Entonces, ¿quién tomó la decisión de lanzar Zullo a las tinieblas, dejándolo que se valiera por sí mismo?

¿Fue Arpaio, el fiscal del condado Bill Montgomery, o Masterson y Popolizio?

¿Y por qué? ¿Podría ser que la defensa no quiere que Zullo vaya a declarar?

Claro que parece de esa manera.

Nota: juicio desacato de Arpaio está en receso al menos hasta el martes de esta semana, aunque el receso puede durar más tiempo dependiendo de cuando se toma la deposición de Zullo y otros factores.